Inicio Lanzamientos A-Z IRON MASK – The hordes of the brave

IRON MASK – The hordes of the brave

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

Tras su marcha de MAGIC KINGDOM el virtuoso belga de las seis cuerdas y aventajado alumno del más fiel estilo YNGWIE MALMSTEEN (hasta se le parece…) Dushan Petrossi ha centrado todos sus esfuerzos en este su proyecto en solitario para mejorar su anterior y única entrega, “Revenge is my name”, para lo que ha derrochado esfuerzos y medios. Para empezar ha elegido una temática grandilocuente (el disco esta dedicado al legendario conquistador Alejandro Magno) y se ha rodeado de músicos de gran nivel como son el vocalista Goetz “Valhalla Jr” Mohr, la sección rítmica de los citados MAGIC KINGDOM, formada por el excelente bajista Vassili Moltchanov (muy respetado el Bélgica)y el batería Antón Arkhipov (conocido por su labor con los thrashers EXHUMATOR), y el virtuoso teclista Richard Andersson (MAJESTIC, TIME RÉQUIEM, SPACE ODISSEY…), contando con la colaboración de Oliver Hartmann en tres cortes del disco (ex vocalista de AT VANCE). A modo de apunte decir que la excelente portada corre a cargo de Leo Hao, autor de portadas para grupos tan importantes como BLIND GUARDIAN, ICED EARTH, o los propios MAGIC KINGDOM.

“Holy war” es la elegida para abrir el redondo, un tema pegadizo cargado de teclados barrocos que acompañan a la guitarra de Dushan, donde el prog metal se huele en el ambiente, resultando la voz de Goetz mucho más agresiva de lo que más de uno esperaría de un disco de power metal tan clásico, aunque también es cierto que “Holy war” se acerca mucho al estilo de unos primerizos RHAPSODY en algunos momentos. “Freedom’s blood – The patriot” comienza con velocidad endiablada, típica del power por otro lado, aunque luego se ralentice un poco en algunos pasajes, y la verdad es que aunque no sea demasiado original el estribillo es de lo más pegadizo. “Time” es un tanto menos ‘happy’, sobre todo menos acelerado, donde la guitarra de Petrossi tiene sus momentos de gloria, particularmente con el monumental solo mediada la canción, por otro lado un tanto repetitiva, donde lo mejor son los repetitivos y pegadizos riffs iniciales, que vuelven a aparecer hacía el final.

Es en “The invisible empire” donde hace acto de presencia por primera vez la voz de Oliver Hartmann, y parece ser que desde que este hombre editará su disco en solitario (de clara orientación A.O.R.) le haya cogido manía a los temas más propiamente metaleros que es donde podría desplegar todo el poderío de su voz., cantando en esta ocasión a medio gas en un corte bastante flojo y progresivo. Con “Demon’s child” vuelven a los bombos a mil por hora y teclados omnipresentes, y tampoco es que se pueda decir mucho más puesto que suena a más de lo mismo, eso si, con un pique teclado/guitarra que a más de un aprendiz de músico podría desmoralizar, por ese lado un sobresaliente para estos dos monstruos que son Dushan y Richard.

“High in the sky” la verdad es que no dejara indiferente a nadie, o hace las delicias de los amantes del metal progresivo o mata de aburrimiento a los que no gusten de dicho estilo, dejando bien claro como puede sonar (siempre dentro de su estilo neo-clásico claro está). “Alexander The Great – Hordes Of The Brave.(part one)” es el corte dedicado al protagonista del álbum, comienza con estilo entre arábigo y egipcio, riffs repetitivos y velocidad ninguna, y así se mantiene de principio a fin, digamos que no es imprescindible… “Crystal tears” cuenta con la segunda colaboración de Oliver a la voz, dejando una vez más claro que la apuesta de este hombre por el rock clásico parece ser definitiva por su forma de cantar, dejando muy atrás la época en la que cantaba temas como “Only human” con AT VANCE, y es que nuevamente se trata de un medio tiempo.

Puede que tras lo que acabo de escribir alguno considere una incoherencia decir que en el siguiente corte que es “Iced wind of the north”, mucho más rápido y metalero, Oliver y Goetz se marcan un dueto más que reseñable en el que por fin podemos disfrutar de la voz del primero en tonos un tanto más altos, conformando en general un tema bastante aceptable y entretenido. “My eternal flame” es la balada de turno con momento de lucimiento en plan guitar hero para un Dusham que aún siendo un magnífico guitarrista no quiere abusar de su protagonismo a diferencia de su clon nórdico. Y para terminar “Troops of Avalon”, de nuevo corte rápido y agresivo, sobre todo por parte de la voz de Goetz, con bonitos arreglos y coros aunque sin aportar nada en particular salvo en las guitarras, un tanto más heavys que durante todo el redondo.

Sin querer ofender a nadie, hay un par de canciones buenas y pegadizas en este disco, pero la verdad es que salvo para los amantes del metal más neo-clásico y progresivo en momentos se puede hacer un tanto repetitivo y aburrido, aunque claro, visto desde el punto de vista de éstos puede ser un álbum de lo más interesante. Objetivamente diré que no es un mal trabajo, pero que quizá sea demasiado repetitivo y que le falte algo de variedad y algún tema más directo, aunque a nivel instrumental tiene un nivel envidiable.

Ángel Ruiz

Tracks list :

  1. Holy War
  2. Freedom’s Blood -The Patriot
  3. Time
  4. The Invisible Empire
  5. Demon’s Child
  6. High In The Sky
  7. Alexander The Great – Hordes Of The Brave.(part one)
  8. Crystal Tears
  9. Iced Wind of the North
  10. My Eternal Flame
  11. Troops of Avalon