Inicio Lanzamientos A-Z BLACK MAJESTY – Silent Company

BLACK MAJESTY – Silent Company

0

Australia siempre ha estado relacionada musicalmente con AC/DC o ROSE TATOO. Hasta hace poco, un par de bandas despuntaron tímidamente dentro de un género más poderoso, como fueron PEGAZUS o VANISHING POINT. Ahora damos la bienvenida en su segundo a… tachan!!!!!!… BLACK MAJESTY. Lo suyo es un Power Metal, con muchas tendencias metaleras tradicionales de mitad de los ochenta, sobretodo por su sonido en las guitarras, muy marcado y poderoso.

Su primer trabajo, “Sands Of Time” fue lanzado por LMP hace un par de años; no he podido darle el repaso deseado, así que el compararlos no va a ser posible en este momento. Pero no sufráis mis queridos adláteres, si os gustan bandas como HELLOWEEN, MAIDEN, JUDAS… los clásicos vaya, aquí hay un poco de todo. De los primeros por su alegría y su velocidad, de los segundos por algunas armonías y algunos solos bien doblados, y de los terceros por alguna voz estridente y su fuerza y poderío.

Su principal baza radica en un voceras bastante solvente, agresivo y melódico a la vez, un alumno aventajado de la escuela Bruce, sobretodo en los finales de las estrofas, por esas notas sostenidas que las clava, y del estilo Halford cuando la cosa sube de tono. El inicio “Dragon Reborn” puede recordar al sonido del mítico “Walls Of Jericó” de los calabazones. El sonido es brutal, sacado en los Palmstudios por un tal Endel Rivers, y las baterías, grabadas por Piet Sielck en Alemania. Power / Heavy, sin demasiado teclado, dándole todo el protagonismo a las guitarras, con cortes más melódicos, pero siempre agresivos.

El tema homónimo, la melodía maideniana gana protagonismo, bajo ese factor, la cosa no puede ser mala, que ostias. Quizás el corte más comercial, y el que mejor entre de primeras, con unas armonías sencillitas pero efectivas. Los riffs de guitarra, por lo general suelen ser muy simples, cargando todo el peso sobre las melodías vocales. Los solos, son solventes sin más. Pero el conjunto, es agradable, tanto por la impoluta producción como por los temas, tan bien definidos como ejecutados.

“Six Ribbons”, es quién rompe la norma estilística. Tiene influencias vikingas, muy parecidas al trabajo realizado por FALCONER (una banda que pudo ser muy muy grande, pero que se han quedado a medias), con inclusión de vocalista / walkiria femenina. Una semi balada emotiva y evocadora. “Firestorm” sirve para demostrar que Jon Cavaliere tiene una voz portentosa, con un estribillo muy típico y previsible.

“New Horizons” vuelve a armonizarnos los oídos con destellos maiden, aunque en general, está cargada de buen Metal melódico, muy al estilo de los CONCERTO MOON, con la mejor parte instrumental del disco. “Darkened Room”, tiene unos coros propios del Power más meloso, con el freno puesto. “Visionary” tiene un inicio muy indicado para cantar a coro con los amiguetes, una digna demostración del poderío que atesora la música que amamos. Entre la alegría de EDGUY, la épica de DOMINE y la elegancia de unos KAMELOT. Un buen tema sin duda, de los mejores.

“Never Surrender” tira más para el terreno de HELLOWEEN, con unas melodías más alegres y dinámicas. Y el ciere de “A Better Way To Die”, un corte épico con un estribillo sensacional, el más trabajado y complejo sin duda alguna.

Bueno, eso es lo que pueden dar de si BLACK MAJESTY, si prefieres los originales a los clones, quizás este trabajo te defraude. Pero si te gusta el estilo, a buen seguro este trabajo te hará pasar unos gratos momentos mientras tu cabeza se convulsiona contra el mobiliario casero al trepidante ritmo de su metálica propuesta.

Àlex Sánchez Cerro (Era Del Metal)
alex_sanchez@rafabasa.com

Track List:

  1. Fall of the Reich
  2. Legacy
  3. Guardian
  4. Sands of Time
  5. Destination (intro)
  6. Journey’s End
  7. Colliding Worlds
  8. No Sanctuary
  9. Beyond Reality
  10. Lady of the Lake