Inicio Lanzamientos A-Z VENDAVAL – Mi Otra Mitad

VENDAVAL – Mi Otra Mitad

0
Soy de la opinión, supongo que no compartida por otros muchos lo cual es muy respetable, que los grupos nacionales están muy bien pero hay un serio problema de estancamiento musical en la gran mayoría de los casos. Y es que me encuentro entre los que dicen eso de “todos los grupos nacionales suenan igual” lógicamente cogiendo con pinzas esta frase y no creyéndola a pies juntillas, pues cada grupo es un mundo en sí mismo.

Es por esto que cuando sale un grupo que no basa el 99% sus canciones en los típicos acordes de tónica/quinta/octava con dobles bombos simétricos y machacones y una voz enfalsetada más allá de los límites del vocalista que reitero, según mi opinión personal, terminan en un “quiero y no puedo” hacen que mi atención se fije en ellos.

Tal es el caso de los asturianos VENDAVAL que ahora presentan su segundo disco “Mi Otra Mitad”, tras su debut homónimo que tan buen sabor de boca nos dejó a muchos. Y éste no será para menos.

La tónica del disco es variedad. Podemos encontrar de todo, desde temas rápidos como “Santa Compaña” que habla de un poeta que pierde a su amada en una noche de difuntos o “Tu Dios” con claro mensaje a la iglesia católica.

Pero donde mejor se desenvuelve el grupo es en canciones más elaboradas en las que pasan de medios tiempos a partes más veloces, como en “La Lanza del Destino”, un tema de unos seis minutos con muchas partes bien unidas entre sí y cierto gustillo por lo progresivo en la que la melodía de la guitarra es doblada por el bajo de Miguel Fernández que hace virguerías con su instrumento. Por cierto que la letra no tiene desperdicio. En ella relatan la historia de la lanza que clavaron a Jesús en la cruz y en una perpétua búsqueda de dicha reliquia por parte de todo el que desea el poder, desde Carlomagno, Napoleón, o la Alemania nazi. Muy currada e ingeniosa la idea que han montado alrededor de esta leyenda.

Una de las que entran a la primera escucha es “Muerte al Alba” una canción cañera, no a piñón fijo, sino dándole dosis de variedad desde la base rítmica. De hecho los platillos de batería del principio diría que son un guiño al “That’s the way I wanna Rock and Roll” del grupo más famoso de cangurolandia.

“Mi Otra Mitad” es el tema que bautiza y abre el disco y del que podréis ver el videoclip que viene como bonus track en el disco. Es muy melódico y hard rockero, ideal como carta de presentación, pero la melodía vocal quizás no esté demasiado bien metida. Las frases están alargadas en exceso e incluso algunas pequeñas partes están fuera de tono. Bueno no es mi intención criticar de forma gratuita, está claro que con experiencia estas cosas se arreglan y el resultado final del disco es muy bueno, pero si eligieron esta canción como single si tendrían que haber cuidado estos pequeños detalles, ya que aveces la gente sólo tiene esta referencia para comprarse el disco y esto pueda hacer que la gente desista de su compra. Algo que sí me gusta mucho de la canción es el pique de solo de guitarra con bajo que han metido con un resultado muy original y logrado…….A esta gente fijo que le gustaba Mr. Big.

Lo mejor del disco sin duda son las guitarras de Luis Fernández, alias “Wisy” que da todo un recital de buen gusto y clase en sus diez cortes. Tenemos guitarras de todo tipo, melodías y armonías deliciosas al oído y solos de guitarra técnicos y con clase que, vuelvo a lo de antes, no son “más de lo mismo”. Todo un sello de su personalidad a las seis cuerdas es “Carta a un Soldado” que empieza con guitarra flamenca y sonido de cajón, cortesía del batería Fernando Argüelles para pasar a un medio tiempo en el que Txema hace dueto con Ruth de Darna y que acaba repitiendo el estribillo con total contundencia. El resultado final es exquisito.

Otro de los momentos brillantes con las acústicas es en la balada “A la Sombra del Ciprés” en la que además encontramos unos solos muy bluesis por detrás.

El disco termina con “La Nave Blanca”, otro que empieza lentita y que vuelva a dar paso a la tralla con mesura. En ésta tenemos la colaboración de mi vocalista favorito en el panorama español a día de hoy, Ramón Lage de AVALANCH, que como ya es habitual en él, se sale en cuanto a interpretación y calidad. Un buen contrapunto vocal el que consiguen entre Txema y Ramón en la que es una de las mejores canciones del álbum.

Como cierre, deciros que el disco por lo general está muy bien, tiene partes muy grandes y momentos un poco más bajos. La voz de Txema es rasgada y me gusta por personalidad, aunque estaría bien que trabajara en ampliar más su registro y no me refiero al falsete especiálmente, pero cuanto más registro tiene un cantante mejor puede expresar lo que desea. El bajo y la guitarra son una pasada, de lo mejorcito que he oído últimamente y la batería apoya muy bien el resultado final.

Es impresionante ver como Asturias nos va aportando grupos de gran calidad con el paso del tiempo.¿Quién sabe? Quizás sea éste un movimiento que en el futuro conozcamos como The New Wave of Asturian Heavy Metal.

J. José Jiménez

1. Mi Otra Mitad
2. Muerte al alba
3. Rostros Extraños
4. Santa Compaña
5. A la sombra del Ciprés
6. La Lanza del Destino
7. Recuerdos de la Alhambra
8. Carta de un Soldado
9. Tu Dios
10. La Nave Blanca