Inicio Festivales Crónica Festival SWEDEN ROCK 2005 – Reportaje y Fotos – 3ª Parte

SWEDEN ROCK 2005 – Reportaje y Fotos – 3ª Parte

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION




Documento sin título


Día 11 de Junio – SWEDEN ROCK FESTIVAL 2005 – SUECIA

3ª JORNADA:

Y llegamos al tercer y último día de festival con el cuerpo algo cansado pero con más ganas que nunca de disfrutar de la jornada principal.

Este último día nos lo tomamos un poco más relajado para poder cubrir lo mejor posible a las bandas principales.

La primera que vimos, al menos en parte fue a THERION , que hizo lo que pudo, que no fue poco, bajo un sol de espanto a las 12 de la mañana. Además de la banda principal, en directo están acompañados por un pequeño coro de 4 voces más la solista principal, ataviados con trajes no demasiado adecuados a la temperatura que reinaba en esos momentos.

El sonido fue perfecto y supieron transmitir la atmósfera tan especial que recrean en sus discos.

El público recibió con una buena respuesta al metal sinfónico de “Cults of the shadow”, “To mega Therion” o “The blood of Kingu”.

A las tres de la tarde, y después de unas cuantas cervezas para combatir la calorina salieron a escena los británicos MAGNUM , dejándonos una vez más con la boca abierta a los seguidores del hard rock sinfónico.

Bob Catley es un vocalista que sabe trasmitir la emoción de la música en cada una de los clásicos que componen su set-list, y así lo hizo en ” How Far Jerusalem” “Les Morts Dansant” “Soldier Of the Line “We All Run “Two Hearts “All England’s Eyes”, “Vigilante”, “Kingdom Of Mandes”, o la impresionante “Scared Hour” con la que concluyeron un fantástico show.

Mientras, en el Sweden Stage, el señor SEBASTIAN BACH hacía moverse de lo lindo a una audiencia más joven que buscaban emociones sónicas más fuertes, y realmente lo consiguió sobre todo a base de viejos clásicos de su ex banda, interpretadas con un mayor poderío. También es cierto que los temas propios de SEBASTIAN no llegaban ni mucho menos con la misma intensidad a un público que con temas como “Here I Am” “We Are One “, ” Piece Of Me”, “18 & Life”, “I Remember You” o “Youth Gone Wild” donde realmente disfrutaron de lo lindo.

SEBASTIAN BACH es un tipo realmente simpático, y sabe transmitir buen rollo al público desde el primer momento, aunque su voz no sea actualmente ningún prodigio.

Puntualmente como siempre apareció YNGWIE MALMSTEEN a las 16:30 en el escenario principal del Sweden Rock. Dicen que nadie es profeta en su Tierra, pero las excepciones confirman los dichos y el señor MALMSTEEN llegó a su Suecia natal y profetizó, ¡¡¡¡¡y de que manera!!!!!. Ya en la rueda de prensa se había mostrado muy simpático y se le veía en buena forma física como hacia más de ¡¡una década y media!! Según nos contó ha dejado de beber alcohol totalmente y lleva una vida mas sana, lo que ha mejorado notablemente su deteriorado aspecto físico de los últimos años. Había bastante expectación entre el publico por ver al mejor guitarrista que ha salido de su país y que nunca había tocado en el Sweden. Para ser la hora que era el Festival Stage estaba abarrotado de público. El concierto fue muy bueno, y la gente disfrutó de lo lindo en gran parte por el acierto en la elección de los temas.

El set que eligió YNGWIE para esta ocasión estaba lleno de clásicos de su primera época que es lo que la gente conoce fundamentalmente, lo que contribuyó a que todo el público no parase de saltar y cantar todo el concierto. Comenzó con “Rising Force” seguido de “Never die” del disco “The seventh sign”, el grupo sonaba bastante bien, exceptuando el cantante Doogie White. De todos los cantantes que ha tenido MALMSTEEN probablemente sea el peor y en directo lo pasa fatal cuando tiene que cantar temas de Mike Vescera o del señor Soto. A continuación toco el tema “Masquerade” del disco “War to end all wars” que fue el tema mas moderno de todo el repertorio.

A partir de aquí prácticamente todos los temas fueron de los primeros discos, fueron cayendo “Icarus Dream”, “I´m a Viking” y “Demon driver” para continuar con un largo solo muy inspirado de mas de ¡¡¡10 minutos!!! A MALMSTEEN se le veía muy a gusto en el escenario sin parar de tirar púas y corriendo de un lado para otro como en los viejos tiempos. El concierto continuó con un pequeño blues como siempre nos tiene acostumbrados, en el cual cantaba el propio YNGWIE para pasar a tocar un pequeño fragmento de su Concerto Suite “Millenium” continuando con otro largo solo tipo Hendrix finalizando con la rotura típica de guitarra. Llegaba el momento de lucimiento personal del resto de la banda, Joakim Svalberg se marco un solo de teclado poco inspirado pero afortunadamente corto y Patrick Johansson hizo lo propio, empalmando con un “Queen is in Love” que volvió a poner a la gente en movimiento. Llegaba el momento de los bises con un “Black star” que ponía los pelos de punta y un “As above, so below” donde Doogie White volvia a pasarlo ¡¡¡¡verdaderamente mal!!!! Ahora se marco lo que debía ser el himno sueco porque todo el mundo se puso muy solemne y no me sonaba la canción de nada… El concierto finalizó con “I´ll see the light tonight” y la gente no paraba de pedir más y más y más….

Y lo que aún quedaba por venir era lo mejor. A las 18:15 en el Rock Stage BLACKFOOT empezaba a descargar sus obras maestras de Rock sureño, haciendo lo que a la postre para mi fue uno de los mejores shows de todo el festival. Con un Bobby Barth a las voces y guitarra solista supliendo a Ricky Medlocke ahora en LYNYRD SKYNYRD comenzaron a toda tralla con “Good morning” y “Wishing Well”, dejando claro al personal que su aspecto demasiado maduro (por ser diplomático), no iba en absoluto en consonancia con la caña de la que son capaces de hacer. E l público enseguida respondió y coreó grandes canciones como “Baby blue” o “Fly away” (temazo).

El momento más emocionante del repertorio fue cuando dedicaron a Jakson Spires, batería original de la banda y recién fallecido, la balada “Let there be sunshine again”, la interpretación a cargo de Bobby Barth fue realmente emotiva, y consiguió ponerle los pelos de punta a más de uno.

Terminaron la actuación con otros dos cañonazos: “Train Train” y “Highway song”, dejándome a mí y a más de uno hambriento de mucho más.

Lo flipé tanto con esta banda que olvidé pasarme por el Sweden Stage para ver algo de SONATA ARCTICA . Espero me perdonen sus seguidores, pero quiero decir que es muy complicado poder ver todos los grupos cuando coinciden en horarios en los escenarios, y más para dos personas, como éramos.

Y a las 21:45 aparece el penúltimo de la noche, de nombre: RONNIE JAMES DIO.

Con la portada del “Holy Diver” de fondo, el pequeño trovador del Heavy Metal sale a escena con la clase que le caracteriza con “Killing the dragon” y “Egypt”, atrayendo ya hacia el Rock Stage a todas las almas del festival.

Del señor DIO no puedo hacer nada más que comentarios halagadores porque es para mí uno de los mejores profesionales dentro de este mundillo.

Sabe moverse por el escenario sin alardear pero dejando su impronta en cada gesto que hace mientras desgrana auténticos clásicos de manera magistral: “Stargazer”, “Stand up and shout”, “Holy Diver”, “The man on the silver mountain” o “Long live rock & roll” estremecieron al personal.

Quien no me agradaron tanto fueron los miembros de su banda. A excepción de Rudy Sarzo al bajo, el resto de la banda está muy por debajo del nivel de Dio, con un Craig Goldy bastante soso y un Simon Wright realmente pesado.

El show terminó a lo grande con ” Gates Of Babylon”, “Heaven & Hell”, “We Rock” y un sublime “Rainbow In The Dark”.

Antes de terminar su descarga DIO , un gran número de suecos había emigrado ya al Main Stage para coger buen sitio para disfrutar lo mejor posible de la descarga estelar de la noche, del regreso del grupo más macarra y degenerado del panorama americano de los últimos 15 años; señoras y señores: el circo de MÖTLEY CRÜE ha llegado a suecia.

Se baja el telón y un enano con máscara de payaso diabólico nos presenta a la banda más “destroyer” del planeta, que aparece en escena como si viniera del infierno, entre fuegos y explosiones, pegándonos en la cabeza un gran bofetón con “Shout at the devil” en su versión más cañera.

La imagen del cuarteto sigue siendo tan espectacular como antaño, se les nota en forma, a excepción, eso sí, de Mick Mars, al cual no le hace falta mucho maquillaje para lograr asemejarse al demonio que aparenta.

Seguimos con “Too fast for love” y “Ten seconds to love” con un público cada vez más excitado y un grupo de bailarinas semidesnudas tomando el escenario que escenifica la carpa de un gran circo.

Lamentablemente el propio Tommy Lee nos confirmaba previamente en la rueda de prensa que no habían traído a Europa todo el espectáculo que llevan en su país, prescindiendo de los sets de baterías voladoras, las motos, y otros artilugios.

Sin embargo, lo importante al fin y al cabo es la música y esa sí que se la trajeron igual de contundente, con temas como ” Red hot “, “Looks that kill”, “Louder than hell” que seguían junto al fuego del escenario y las go-gos siniestras poniendo a 100 al personal.

En “Girls, girls girls”, Tommy Lee se saca su videocamara e increpa a las suecas de las primeras filas a que se despojen de sus ropas y las deje grabar sus “pechonalidades”, petición a la que muchas acceden gustosas.

Nikki sixx y Tommy Lee son los más dicharacheros y los que más charlan con el público, Vince Neal después de su tratamiento rejuvenecedor, difundido públicamente por la Tv por cable de su país (estos yankees son la leche) se mueve con desparpajo por el escenario, y su garganta escupe trallazos como “Wild side” o “Primal Scream” (una de las que mejor sonaron) mientras que Mick Mars saca ese sonido ” MÖTLEY CRÜE ” a su guitarra que sólo él puede sacar, pese a su deteriorado estado físico.

El momento “bonito” lo puso Tommy Lee interpretando con el piano “Home sweet home” con el piano ayudado sólo por Vince y por todo el público que se la cantó enterita.

En “Dr. Feelgood”, las bailarinas echan chispas por todo su cuerpo mientras Sixx arde tras un estrambótico teclado; y el show continua con “Same old situation”, el nuevo tema “Sick love song”, “Kickstart my Herat”, la mejor de la noche con gran despliegue de efectos pirotécnicos y el delirio del personal cuando Nikki rompe su bajo y se lo entrega a los chicos de las primeras filas. El espontáneo que saltó al escenario tardó 0’2 segundos en ser placado por un bestia que parecía “La Masa”.

Y llegaron los bises con la banda vestida de presidiarios y subiendo la intensidad a 1000 con “Helter Skelter” y la versión final y apoteósica de “Anarchy in U.K.” con enanos y bailarinas lanzando fuego por todo el escenario.

“Grand finalle” para una nueva edición de el que para mi es el mejor festival de rock de Europa con diferencia, y el cual sigue creciendo año a año en todos los sentidos.

Un 10 a la organización, un 10 a las bandas, en general, y otro 10 para lo más importante: los fans que siempre están ahí fieles a la pasión de la música.

No quiero terminar este artículo sin mandar recuerdos al gran número de compatriotas a los que vi disfrutar de lo lindo en el festival: gente de Pamplona, de Valencia, de Barcelona, Cartagena, Alicante, Málaga… de toda nuestra geografía que cada vez acuden en mayor número al Sweden…un abrazo para todos.

Texto y Fotos: Wences y Jato.

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.