Inicio Festivales Crónica Festival MONTERREY METAL FEST – WASP (5ª Parte).

MONTERREY METAL FEST – WASP (5ª Parte).

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION




Documento sin título


Sábado 28 de Mayo de 2005 – Monterrey – México

Si bien tenía muchas ganas de que este festival ya se llevara a cabo por todo lo que representa, tenía muchas más ganas de ver en particular dos bandas, la primera era MOTORHEAD y no creo que haga falta decir la razón, 30 años de historia y un nombre legendario lo dicen todo. La segunda era quienes estaban por brincar a escena, WASP , una banda que ha sobrevivido a las acusaciones de satanismo, a la muerte del Glam dentro del que siempre se les calificó y muchas más cosas que los han puesto a prueba como banda y aquí están esta tarde.

Aún con luz de día todo estaba listo y sólo salir al escenario ya impresiona Blackie Lawless, es un tipo altísimo que subido en su atril de esqueleto resulta todo un personaje. Vamos, que sólo mencionar el atril me podría llevar muchas líneas, es todo un interesante modelo de “escultura postmoderna y macabra” que muchos de nosotros querríamos tener en nuestras casas y que fácilmente podrán apreciar en las fotos, “una imagen vale más que mil palabras”.

Iniciaron a toda caña con “On Your Knees” que sonó tan brutal como yo la recordaba, siguen en plena forma y parece que el tiempo no pasara por este tema de hace 21 años. Y es que el metal es como los buenos vinos, con el paso de los años sabe mejor. Tal vez a muchos de quienes leen estas líneas les parecerá un poco exagerada la emoción con que he vivido este concierto, pero en México la cosa no es como en Europa, los grupos apenas hará unos 10 años que nos visitan de forma más o menos regular y ver a bandas legendarias no es cosa de todos los días.

Verlas y escuchar en directo como revientan clásicos que hemos cantado desde chavales, temas como “L.O.V.E. Machine” que se me mete por los oídos pero me llega a todos los poros del cuerpo, energía pura igual que “Wild Child” que suena bestial, Blackie sigue siendo impresionante, entregado con el público, sin dejar de moverse por el escenario tocando tema tras tema sin descanso.

Es cierto que han sufrido una evolución, digo es difícil creer que quien escribió “Animal (Fuck Like a Beast)”, que ya suena en las bocinas, haya escrito los temas que conforman sus últimos dos discos “The Neon God” obras conceptuales muy profundas y filosóficas. Pero su set de hoy se basó en sus primeros discos y todos están en plena forma. La estructura del atril-esqueleto no era simplemente de adorno, sino que Lawless la utiliza para hacer sus actos de acrobacia balanceándose en la parte superior del mismo, a ver si no se va al suelo con todo y guitarra.

El que se lleva el premio a al arrogancia de la noche es el bajista Mike Duda, sólo él sabe si es una pose o de verdad es así, pero es innegable su bien hacer con su instrumento, lo mismo que Darrel Roberts que es más discreto con sus seis cuerdas, pero no desmerece en nada. Blackie presenta la siempre emotiva “The Idol” para que las cosas se relajen un poco. Pero a pesar de la emotividad sirve de preámbulo al tiempo del show; cuando Blackie saca un hacha y una especie de tronco, pero por supuesto no podía olvidar un trozo de carne que corta y cuyos restos arroja en al público.

Todo mundo se los está pasando en grande, y “I Wanna Be Somebody” es ideal para cerrar su brutal actuación, coreada por las miles de gargantas que están en este foro convirtiéndolo en un verdadero manicomio. Pero si esto no era suficiente y para complementar los sueños de los presentes, Blackie sacó un cráneo lleno de sangre (falsa por supuesto) y la bebió para después bañarse en ella. Un verdadero espectáculo y apenas iba a la mitad la lista de grupos de este escenario, así que esto prometía mucho… y todavía no llegaba la noche.

Setenta minutos, un show breve realmente, pero que nos deja contentos a muchos viejos seguidores de la banda que habíamos esperado por años para verles y comprobar que son una gran banda y que en escena aún pueden hacer lo mismo que conocimos en sus discos.

Texto:Germán García (german_garcia@rafabasa.com)

Fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

Más fotos: