Inicio Festivales Crónica Festival MONTERREY METAL FEST – Previa del Main Stage y METAL CHURCH (2ª...

MONTERREY METAL FEST – Previa del Main Stage y METAL CHURCH (2ª Parte).

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION



Documento sin título


Sábado 28 de Mayo de 2005 – Monterrey – México

Introducción y METAL CHURCH

Tenía gran interés por ver y vivir un festival en México, y dado que Dark Vission me dieron la oportunidad de viajar desde España, pude seguir en vivo lo que supuso esta segunda edición de MONTERREY METAL FEST.

Por lo que me habían contado y vivido anterior e históricamente, lo más normal en este país hermano es encontrarse con muy buena intención de palabra, a priori muchas ganas, un público muy fiel, numeroso y hambriento, pero unas organizaciones, equipos de sonido y luces, puntualidades y otros detalles que dejan bastante que desear y están muy lejos de lo que tenemos en Europa e incluso España. Que se lo pregunten a muchas bandas españolas que han cruzado el charco y se han metido en absolutas “bocas de lobos” y han encontrado grandes e insalvables “chapuzas” organizativas, perdiendo su tiempo y su dinero.

Es curioso, porque en el MONTERREY METAL FEST todo funcionó a las mil maravillas, los organizadores Dark Vission demostraron total seriedad y profesionalidad, y todo fue perfecto en cuanto al festival salvo el lunar que enturbió notablemente el final de la actuación de MAGO DE OZ que ya hemos comentado en la previa, y del que hablaremos en profundidad una vez que nos toque analizar lo que supuso la acertada inclusión en el cartel de los madrileños.

En resumen todo fue y funcionó muy bien. Un buen y poderoso equipo de sonido de P.A., -aunque las mesas digitales eran “demasiado” modernas-, una luces más que aparentes, un backline correcto, unos horarios que se llevaron a rajatabla, -menos en el caso de MAGO-, y un escenario grande, amplio, y de gran altura.

Es cierto que la afición por el metal en México es grande, el público en Monterrey no tenía una edad determinada, hubo de todo, aunque en las primeras filas abundó la gente muy joven. El recinto donde se organizaba el festival, -el Auditorio Coca Cola, en el Parque Fundidora-, era de lujo, “una pasada”. Ya quisiéramos en España tener un lugar tan grande, ideal, espacioso, tan bien organizado por zonas, unas con asientos, otras cercanas al escenario, palcos, y una amplia zona de césped.

El lugar era muy cómodo, podías estar sentado o de pie, o tumbado en el césped, y además gran parte del recinto que tenía forma de anfiteatro era cubierto para unas 8.000 personas, y sobre el césped, -en la zona descubierta-, había sitio para otras 8 o 10.000 almas. En esta ocasión, según me anticipó la organización y mis cálculos, el festival albergó a unas 8 o 9.000 personas, que según Dark Vission cumplieron con creces las expectativas. A primeros de septiembre tocarán en éste lugar JUDAS PRIEST, por lo que el éxito está asegurado.

Afortunadamente no hizo calor, ni cayó ninguna tormenta como el día de la firma de MAGO, por lo que todo fue ideal para disfrutar del evento. Se me olvida comentar que alrededor del recinto había puestos de comida y bebida para todos los gustos, camisetas, o “playeras” como dicen allá, discos, etc. Me gustó como estuvo montado todo, sí señor.

Llegué al festival cuando METAL CHURCH iniciaban su descarga. Dado que Germán (García) llevaba allí desde primera hora de la mañana, éste pudo ver las evoluciones del resto de las bandas del segundo escenario, que podréis leer y ver en su reportaje.

Me meto al lío… Es claro que con su nuevo cantante Ronny Munroe, que posee una imagen de frontman impecable, la banda tiene unos tintes distintos que con su anterior vocalista David Wayne (fallecido el pasado 10 de mayo; descanse en paz) o Mike Howe. Munroe es una especie de Halford/Dio en cuanto a timbre y tesitura de voz, y posee un look de frontman de banda de hard rock, por lo que con él, METAL CHURCH ganan técnicamente, pero se apartan de la imagen de power-thrashers que tuvieron años atrás, lo que para los más “puretas” seguidores supongo que no será muy agradable.

METAL CHURCH han perdido suciedad y su imagen de power-thrashers de los 80´s para ganar en ¿elegancia? Y convertirse en una banda muy poderosa, pero excesivamente perfecta para lo que para un amante del thrash divertido, pesado y a la medida de los primeros METAL CHURCH todos recordamos, sobre todo los que vimos a la banda en enero del 92 teloneando a METALLICA en el desaparecido Pabellón del Real Madrid, presentándose con Mike Howe al frente. El grupo ahora es menos “macarra” pero ganan en musicalidad y perfección, lo que no se si es bueno o malo, la verdad. De cualquier forma a mi me encantaron, pasando por alto este detalle, aunque para muchos viejos fans sea importante, incluido para el que firma, pero bueno.

La banda se ha apuntado a la evolución con Ronny Munroe, ganando un cantante con mejor voz, planta e imagen más hard, sacrificando parte de lo que históricamente fueron. Suenan muy compactos, fuertes y compenetrados, pero sinceramente yo eché en falta sus ápices de suciedad y locura de antaño que ellos mismos han cambiado por equilibrio y orden sonoro. ¿La edad les ha cambiado? Es posible…

El guitarrista Kurdt Vanderhoof y el veterano batería Kirk Arrington siguen siendo los “jefes” y a la vez supervivientes de la banda que en el 84 debutaba con “Metal Church”, álbum del que interpretaron cuatro temas. Kurdt es el elemento más fiero de la banda y afilado, junto al loco bajista Steve Unger y al guitarrista Jay Reynolds, quien me convenció bastante por actitud y entrega.

El cantante Ronny se portó muy bien en los dos primeros cañonazos “Ton Of Bricks” y “Start The Fire”, ambos de su disco del 86 “The Dark”. Aquello pintaba bien desde el principio. Ambos temas los vi y oí desde atrás, cuando eligieron “Leave´Em Behind” de su último álbum “The Weight of the World”, y me acerqué al foso para tirar las fotos que veis ilustrando el artículo.

“Battalions”, de su primer álbum me puso las pilas, aunque en el eché en falta más que en otros temas la voz del fallecido David Wayne . En él, Kurdt estuvo de lo más participativo. Otro buen tema fue “The Dark” que sonó con garra y mucho poder. Tras un par de temas de su nuevo álbum, siguió la tralla con tres temas seguidos de su debut: “Gods Of Wrath”, “Beyond The Black” y el inevitable “Metal Church” que puso punto final a una intervención poco jaleada por el público, pero si notable para el que firma.

Texto y Fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.