Inicio Lanzamientos A-Z TO DIE FOR – IV

TO DIE FOR – IV

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

Un buen amigo me comentó hace unos días acerca del secreto de las bandas finlandesas, que cada vez son más y mejores: Las pocas horas de sol, sobre todo en invierno. Eso hace que se pasen todo el día en el local de ensayo, dándole duro. Tal vez no sea esta la única razón de peso, aunque es un hecho irrefutable contrastar la inagotable cantera que este país nórdico sigue generando: Children of Bodom, Nightwish, Finntroll, Moonsorrow, Sonata Arctica, y un larguísimo etcétera al que podemos añadir a TO DIE FOR.

TO DIE FOR nacieron como banda definitivamente establecida en 1999, probablemente al calor del éxito que obtuvo masivamente H.I.M, pero influenciados musicalmente por los padres de todo este movimento gothic metal: Sentenced. Aunque también están, en menor medida, tocados por la gran onda expansiva que supuso uno de los mayores acontecimientos del pop en los 80: Depeche Mode.

El mayor exponente, a nivel de ventas, dentro de esta corriente musical sigue siendo la banda de Ville Valo, H.I.M, aunque otras como 69 Eyes, Entwine, Poisonblack o los mismísimos TO DIE FOR se hallan dentro de la misma avanzadilla. Sin embargo sucede en ocasiones, que ser de los primeros en tu apuesta musical, no te asegura ser el mejor. Aun no se habían formado como grupo quien nos ocupa en esta crítica, cuando H.I.M ya habían cosechado su primer gran hit en la versión de Chris Isaak, “Wicked Game”. Sin embargo, mientras que la carrera de Ville Valo ha ido decayendo musicalmente (de más a menos), que no en ventas, la de otros como estos chicos de la pequeña población de Kouvola, ha ido creciendo progresivamente y con paso firme.

Las maneras que ya mostraban en sus dos primeros álbumes, “All Eternity” (1999) y “Epilogue” (2001), han venido a culminar especialmente en sus dos más recientes, “Jaded” (2003) y especialmente en este último, simplemente llamado “IV”. Un disco que eso sí, no te va a descubrir ninguna novedad extraordinaria, si ya eres seguidor de la corriente gótico-metálica formada por los anteriormente mencionados. Pero tal vez a ninguno de nosotros nos interese la novedad por el mero hecho de serlo. Lo que de verdad nos interesa es el contenido, y aquí es donde de verdad TO DIE FOR se lo han currado de verdad para diseñar un álbum muy completo de principio a fin.

Sinceramente hacía mucho tiempo que no escuchaba un tema tan directo, tan melódico, tan cargado de amargura, pero tan vital a la vez como es “Autumn Forever”. Un tema con una estructura pop, pero al mismo tiempo muy heavy, gracias sobre todo a la fuerza de las guitarras de Juppe Sutela y Mika Athiainen. Tal vez alguien se rasgue las vestiduras si digo que esta banda como concepto guarda grandes similitudes con los Héroes del Silencio más rockeros. Más actuales. Probablemente mejor producidos. Más “góticos”. Pero su música me recuerda en muchos aspectos a los zaragozanos, sobre todo cuando escucho las guitarras limpias de distorsión en ciertos pasajes del disco.

“This World Is Made For Me” es, y no me corto en decirlo, un temazo como la copa de un pino. Y llegados a este punto, es hora de hablar de Jarno Perätala, el cantante y líder de la banda: Que maestría a la hora de modular. Una voz soberbia, sin duda. Cabe destacar que él es el único miembro del grupo que ha estado presente en todos los discos de la banda, aunque Juppe, uno de los guitarras también ha estado prácticamente desde siempre.

¿Los teclados? Son también una parte muy importante en la música de TO DIE FOR, y Jussi-Mikko Salminen los maneja con elegante plasticidad dando un realce muy notable a todo el conjunto. Uno de los mejores ejemplos lo tenemos en el tercer corte, “Lies (For Fools)”, un medio tiempo, casi tirando a balada.

Hay que ser muy valientes para atreverse a versionar a unos gigantes como U2: “New Year´s Day”. Estos chicos lo hacen con nota muy alta, aunque en su contra he de decir que lo hacen de una manera tal vez demasiado ortodoxa. Demasiado homogénea. Siempre he pensado que cuando uno hace una versión debe ser para aportar algo distinto, no para calcar, porque para eso ya está el original. Aún así, chapeau!

El tema donde la voz de Jarno suena más desgarradora: “Chaotic Me”. De caóticos no tienen nada. La sección rítmica, de la que aún no hemos hablado, se maneja a la perfección: Jarkko Sakari Strandman, bajo, y Santtu Lonka, batería.

“Little Deaths” viene precedida de una pequeña introducción de piano. Instrumento este que juega un magnífico papel en la música de TO DIE FOR, como viene a demostrar el siguiente corte, “No Turning Back”, uno de los que más me gustan de todo el disco.

Una cosa que me ha sorprendido muy gratamente de “IV” es la diversidad de atmósferas que va creando a lo largo de su desarrollo. En “Fragmented” hay pasajes ciertamente muy conseguidos. Y Jarno que pone el alma en cada estrofa. ¿Y que decir de “Endlessly”? Un tema muy melancólico, aunque repleto de la fuerza que le dan las guitarras de Juppe y Mika. Y llegamos al último “Last Breath”, que es como una especie de outro, donde tal vez podamos intuir como muy clara la influencia de la banda de Dave Gahan, ya mencionada anteriormente. Es una despedida no exenta de amargura y un broche magistral a un disco que le recomiendo a todos aquellos que lejos de prejuicios de algún tipo quieren disfrutar de un buen disco de metal.

Jesús Solera

Track List:

  1. Autumn Forever
  2. This World Is Made for Me
  3. Lies (for Fools)
  4. New Year’s Day
  5. Chaotic Me
  6. Little Deaths
  7. No Turning Back
  8. Fragmented
  9. Endlessly
  10. Last Breath