Inicio Conciertos Crónica Concierto LUJURIA – Reportaje y fotos de la grabación de su CD/DVD en...

LUJURIA – Reportaje y fotos de la grabación de su CD/DVD en directo, en Madrid..

0
Century Media - KANSAS
Century Media - KANSAS




Documento sin título

Grabación de su álbum y DVD en directo en Madrid

Viernes 1 de abril de 2005 – Sala Divino Aqualung – Madrid

Lo típico sería titular la crónica como “¡¡Apoteosis!!” o “¡¡Noche histórica de LUJURIA!!” o “¡¡Grabaron su álbum y DVD a lo grande, rememorando las inolvidables noches de BARÓN u OBÚS en los 80´s en el Pabellón!!”, pero mira tú por donde “lo típico” es en este reportaje lo más “lógico”, porque aunque sea recurrente o clásico o los titulares sean los más fáciles, o puedan pecar de sensacionalistas. Hay que reconocer que lo que vivimos la noche del viernes 1 de abril en Aqualung fue muy grande, emocionante, inolvidable, apoteósico y además quedará grabado por los siglos de los siglos, y eso, que yo sepa es histórico. No todos los días, o mejor dicho, noches, se graba un disco en directo y un DVD, por ello te invito a que elijas uno de los tres citados titulares, nada desencaminados para la crónica que estás leyendo, te guste más o menos LUJURIA.

Quisieron hacerlo, y su deseo se hizo realidad, como el de los mil adictos a la banda segoviana que desde todo el país viajaron a Madrid para formar parte de la gran fiesta. También hubo representación latino americana entre el público, como mencionó en un par de ocasiones el propio Óscar sobre el escenario, y es que en el Continente Hermano comienzan a ser una banda apreciada y querida, por lo que LUJURIA quiere saltar el charco a medio plazo para estrechar los lazos de unión con sus fieles en aquellas latitudes. La próxima publicación del DVD allí, cosa en la que trabajan,lo hará más fácil, seguro.

El público fue lo mejor de la noche, y no es peloteo, es la gran verdad. Viajar desde cientos de kilómetros es una proeza, y más cuando es para cantar y participar tantísimo como cada uno de los fans lo hicieron, algo que quedará claramente registrado en la grabación. Muchos miembros masculinos y femeninos del foro de LUJURIA estuvieron allí en persona…El resto, los que no pudieron viajar, seguro que imaginan como fue la fiesta, y pasarían una noche un tanto amarga por no poder formar parte de ella en vivo y en directo. Seguro que sus gritos también estarán en el disco y DVD, aunque sean imaginarios y en la lejanía. Digo esto porque sé que los seguidores de LUJURIA son “siempre fieles”, muy fieles,y un álbum en vivo va a suponer mucho para ellos. Sin lugar a dudas fueron muy ruidosos durante todo el concierto, además de adornar la celebración con arrojada de braguitas y sujetadores varios al escenario, mayoritariamente a Óscar, condones inflados a modo de globos, banderas, pancartas, etc. Óscar se sintió David Coverdale en los 80´s por una noche, jeje.

El montaje fue de gran nivel, el sonido fue bastante bueno, aunque no muy alto en volumen, pero si compacto y bien ecualizado. Me imagino que el ideal para la grabación en sí del álbum. Las luces bien colocadas, muy “heavy´s”, con cañón de luces incluido que iluminó mayoritariamente a Óscar cada vez que cantaba o alguno de sus comañeros se hacía un solo. Todo pintó bien para que la banda se luciera, como imagino lucirá en el DVD una vez editado y el álbum.

Todo estaba listo cuando sonó una introducción de teclados de Lilita, y la banda irrumpió puntual en escena, cargada de heavy metal, sexo, rock´n´roll y unas ganas de comérselo todo bestiales, con Óscar como principal artillero. Al principio los nervios, la responsabilidad por el mero hecho de grabar un disco en vivo atenazaron a LUJURIA durante los tres o cuatro primeros temas. Julito estaba serio, demasiado serio, sin fumar sus ya famosos puritos, Chepas mostraba un rostro enjuto,y hasta Óscar no le vi tan suelto como en anteriores veces, pero afortunadamente, tras esos temas de arranque la cosa funcionó de maravilla en todos los sentidos, Julito se encendió un purito, y “coser y cantar”.

Óscar apareció en escena con la bandera del “Escuadrón 69”, vestido para la ocasión con sus mejores galas roqueras, respaldado por una banda, que como digo solo al principio estuvo un tanto más responsabilizada de lo normal, lo que es lógico y en cierto modo inevitable, ya que no todas las noches se graba una actuación para su posterior edición.

La peña se volvió loca desde el inicio, cumpliendo con su cometido ruidoso a las mil maravillas, desde que sonó uno de los temas más emblemáticos del álbum “República Popular del Coito”, editado en el 97. No se porque me da la impresión que el disco va a tener más coros y voces que el Orfeón Donostiarra (ja, ja). Como ya he dicho, el sonido era óptimo, por lo que los guitarrazos del himno imperaron en todo momento, con Fernando a los tambores que le pegó muy duro toda la noche, y un Gallardo al bajo que yo le vi como siempre, ni más serio, ni más sonriente, Gallardo es “Gallardo”, se grabe un álbum en vivo o doscientos.

La segunda en sonar fue “Mozart y Salieri”, un tema que en poco tiempo se ha convertido en un clásico. Unida a “Escuadrón 69” asentó un poco al grupo, y sirvió para que Óscar se hiciera con los mandos del bólido poco a poco, pero no tan de golpe como el “Atila” que siempre demuestra ser en cualquiera de sus actuaciones. A la tercera, “Dejad que los niños se acerquen a mi” el frontman, aún con su guapísimo guardapolvos de cuero puesto fue eliminando lastre, y eso hizo que sus compañeros se fueran sintiendo mucho más seguros, por algo Óscar es el capitán, dirige y conduce a sus soldados a la victoria, como pasó a partir de “Jeckyl & Mister Hyde”.

Óscar se dirigió al público en la primera ocasión para dar las gracias a todos por estar allí, por venir desde todo el país y saludar a los hermanos latinoamericanos que no se quisieron perder la cita, incluso dedicó un tema a uno de ellos. Para aquel entonces, la banda ya estaba más segura y así lo demostró con una interpretación bestial de “La Favorita del Rey”, dedicada por Óscar, como siempre a quién todos sabéis.

Ya había volando varios condones inflados con los que la peña se divertía, y hasta la primera mitad del concierto, varios osados tiraron varias prendas íntimas femeninas al escenario mayoritariamente a un Óscar que las recogía, mordía, medio se comía y devolvía a los fans. Como ya he dicho, Óscar se debió sentir David Lee Roth o David Coverdale con tantas braguitas voladoras.

Sonó “Sin para de Pecar” enlazada con “No hay manera”, que recordó su debut “Cuentos para Mayores” del 95. A continuación, la banda, que ya sonaba poderosa y asentada, nos obsequió con uno de los grandes e imprescindibles himnos: “María Martillo”, con ese estribillo único que todo el mundo cantó. El tema de “Enemigos de la Castidad” enlazó con “Cinturón de Castidad”, del mismo álbum, que dio paso a la canción que la banda estrenó para la ocasión: “Hijos de la Furia” de la que opinaremos más a fondo una vez que podamos escucharlamás atentamente. La verdad es que tiene toda la pinta de convertirse en otro “Lujuria-himno”.

Tras ésta estrenada pieza llegó uno de los momentos emotivos, el que siempre marca el emocionante “Espinas en el Corazón”. En su presentación, siempre emotiva, Óscar dio las gracias a todos los que han apoyado la causa de su edición, incluyendo a compradores del single, medios que gratuitamente han anunciado su existencia, y demás. Un gran tema, donde Óscar se salió literalmente.

No quiero seguir relatando sin resaltar el impecable trabajo de Chepas a la hora de solear con su afilada guitarra. Lo cierto es que su labor fue muy destacada. Eso sí, me extrañó que su compañero Julito no hiciera ni un solo, que yo recuerde, cediéndole ese protagonismo a un Chepas que estuvo brillante toda la noche. Otro detalle que me extrañó es que no hubiera colaboración sobre el escenario del entrañable amigo del grupo Oso, quien ya ha abandonado las labores de batería en pro de un Fernando que estuvo a la altura. No obstante, El Oso, estuvo apoyando con su amistad, calor y sabiduría. No hubiera estado mal que hubiera tocado algún tema, pero bueno.

Tras “Espinas…” Lilith se marcó un solo de teclados, con los focos resaltando su labor, mientras la totalidad de la asistencia estuvo muy atenta a sus evoluciones. Óscar siempre dice, y dijo, que es la mejor teclista de este país. Sonó “Levántate y Anda” y “El Poder del Deseo”, para dar paso a otro momento cargado de sentimiento a raudales: “Cadena Perpetua Lejos de Ti” donde Óscar se dejó las agallas cantando una letra muy especial, sobre todo para él, sentado sobre el monitor. Me encanta éste tema…Por cierto, Óscar a éstas alturas ya se había cambiado de indumentaria varias veces, y las que quedaban. La ocasión era la propicia para estrenar “modelitos metaleros”, ¡¡claro que sí!!

Mención total a MURO, y Sílver, y con el grito de la peña de “¡¡Este Muro no se cae!! Sonó “Traidor” con mala leche y un poder fuera de lo normal. Soler, como no, estaba entre el público y cantaría como un poseso, seguro… El chiringuito sonoro se iba cerrando con “Estrella del Porno”, recordando de nuevo su debut discográfico, y el cañonazo “Corazón de Heavy Metal” un tema que hoy por hoy es un himno del heavy nacional, al menos al público “lujurioso” y a mi, me lo parece. ¡¡Cómo sonó ese “Corazo-ooooon de Heavy Meta-aaaaal”!!

Se acabó, pero llegaron los bises. El primero, como no, el súper “Joda a Quien Joda” inapelable y obligatorio para descorchar las gargantas de júbilo, pero no quedó ahí el asunto porque la versión de “Merece la Pena” fue impresionante. Sierre diré que es mi tema favorito de LUJURIA. Esta noche la cané con más poderío que nunca, mientras seguía haciendo las fotos que ilustran el reportaje.

Y para cerrar la fiesta, “Larga Vida al Rock´n´Roll” de BARÓN y “Vamos muy Bien” de OBÚS, dos clásicos que a Óscar y LUJURIA le encantan, por ello no podía escapase del set list de ésta noche especial.

Un buen concierto, SÍ, con nervios, LÓGICOS, al principio, y vuelta al ruedo y dos orejas…y el RABO. ¡¡¡¡OLÉ!!!

La fiesta siguió en los camerinos,y posteriormente en la Sala Excálibur.

¡¡GRANDE, muy GRANDE, de ORGASMO!!

Ahora, solo queda disfrutar en casita con el cd y el DVD, que a finales de mayo estará a la venta.

¡¡Enhorabuena, LUJURIOSOS!!

Texto y fotos. Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

MÁS FOTOS: