Inicio Conciertos Crónica Concierto KREATOR – TRISTANIA – ORPHANED LAND – México D.F.

KREATOR – TRISTANIA – ORPHANED LAND – México D.F.

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION





Documento sin título

Sábado 26 de Marzo de 2005 – Circo Volador – México D.F.

Que nochecita hemos pasado este sábado, una noche de concierto con estilos muy distintos presentes que convocaron a todo tipo de público, desde los viejos thrashers que venían a ver a KREATOR hasta los más jóvenes que venían por TRISTANIA o aquellos de gusto más refinado y que aprecian las variaciones con clase que estaban presentes por ver a ORPHANED LAND, una banda que nunca nos pasó por la cabeza ver en nuestra ciudad este año.

Así las cosas hubo mucho más público del que yo en lo persona esperaba ver, desde horas antes del concierto ya había una fila enorme que se había comenzado a formar desde ¡las 9 de la mañana¡ o incluso antes, todo por estar más cerca de las bandas durante su actuación, lo cual algunos pagarían muy caro horas más tarde durante la presentación de KREATOR. Me empieza a molestar mucho esta situación de los retrasos, de anunciar que las puertas se abrirían a las 5 de la tarde y que el concierto comenzaría a las 7 de la noche, las puertas se abrieron pasadas las 7 de la noche y el concierto comenzó poco antes de las 8, nada fuera de este mundo si no tomamos en cuenta que mucha gente debe regresar a sus casas en Metro y que este sistema de transporte lo cierran apenas pasada media noche, algo para reflexionar, esperemos, para bandas y organizadores y todo aquel responsable de estas situaciones, en fin.

ORPHANED LAND

Sin más preámbulo les contaré que los primeros en salir a la batalla fueron los originarios de Israel con su Death Folk Progresivo de alta escuela y sonido altamente interesante,ORPHANED LAND estaban en el escenario y fueron muy bien recibidos, de hecho me sorprendió la reacción de la gente que llenaba ya los tres cuartos del recinto.

Abrieron su presentación con “Ocean Land” del discazo que es “Mabool” y más rápido que de prisa comenzaron a fluir esos sonidos orientales que salen del mismo instrumento de seis cuerdas que sirve para tocar todos los ritmos posibles, vaya que eso es versatilidad. El cantante Kobi Farhi es de esos tipos carismáticos que se echan a la gente al bolsillo de manera casi inmediata, cargando esa prenda oriental, de la cual por evitarme el ridículo que da la ignorancia omitiré el nombre, pero que parece una toalla sobre su hombro.

Mi emoción creció cuando sonó “El Meod Na’Ala”, debo confesar que de ellos sólo conocía un disco pero resultaron una gratisima sorpresa y creo que no soy el único, el trabajo de Yossi Sassi y Matti Svatitzki en las guitarras es impecable en su ejecución .

Vamos, que pese a ser teloneros esto da para mucho más y yo estoy cautivado por los sonidos de la banda, sin tener un espectáculo visual impresionante “The Kiss Of Babylon” y “Seasons Unite” se encargan de que nadie quiera salir de la sala, por morbo, por gusto o por estar atrapado en las primeras filas parece que nadie se mueve de su lugar; incluido el inadaptado que pide con palabras poco menos educadas que se bajen del escenario, si si, ese mismo que rato después se la pasó aplaudiendo…es de sabios cambiar de opinión, pero hay que tener más educación cabrón, si no quieres ver a los abridores te iluminaré la vida con una solución simple…!llega cuando vaya a tocar el grupo que vienes a ver¡

Si bien la mayoría de la gente de esa región del mundo tiene fama de ser muy seria estos seis jóvenes rompen la regla, de hecho el bajista Uri Zelcha es de los músicos que más interactúa con la gente que he visto, no sólo los invita a unirse a la fiesta, sino que se da el lujo de bajar a la valla a saludar de mano a los asistentes, y no en una ocasión, sino cada vez que el espectáculo se lo permite, lo mismo que el cantante que incluso hace intentos de hablar en español como cuando presenta el Medley y dice “vamos a bailar”, yo por mi parte agradezco la invitación, pero no sólo me lo impiden mis dos pies izquierdos y mi gracia de elefante recién nacido, sino también mi trabajo como fotógrafo.

El siguiente paso fue como dije el excelente Medley que mi poco conocimiento de la banda me impide desmenuzar con mayor detalle, mezclaron tres o cuatro temas mientras algunas bailarinas hacían sus evoluciones cautivando cual princesas salidas de “Las mil y una noches” al público que ya estaba más que dispuesto a asimilar la propuesta de este sexteto que continuó con “Birth Of The Three”, “Of Temptation Born” y la magínifica”Norra El Norra”.

Se despiden del escenario entre aplausos y con mucha gratitud hablando con le público e interpretando “Ornaments Of Gold” de su primer disco oficial, vaya que han dejado gran sabor de boca.

Un saldo positivo para ORPHANED LAND, muy positivo debo decir para estos excelentes músicos que logran hacer cosas extraordinarias con instrumentos ordinarios, pueden o no gustar, pero la calidad que tienen y esa forma tan especial de mezclar sus raíces culturales con el metal son dignas de reconocer.

TRISTANIA

Esta banda es de esos casos extraños en este mundillo, han sobrevivido con apenas un puñado de discos en su haber y han mantenido una horda de seguidores más o menos respetable y hoy una buena parte se ha dado cita en el Circo Volador para adorar a su diosa Vibeke que salió a escena muy seductora y con unos pupilentes blancos que le daban aspecto de vapireza de alta categoría. De esas que pertenecen a las fantasías de más de uno de los congregados esta noche.

Casi como regla general las bandas están abriendo con temas de sus más recientes producciones y TRISTANIA no son la excepción, la elegida es “Libre” del disco “Ashes” que desde los primeros acordes arranca gritos del público. Una continuación en una línea musical lógica de su anterior trabajo aún con Morten Veland a la cabeza.

Que impresionante es Vibeke, no sólo su belleza es hechizante, sino que su actitud sobre el escenario la convierte en una sirena que interpreta “World Of Glass” haciendo ademanes y bailando de forma discreta pero poco menos que electrizante bajo luces rojas y azules que tiñen de un color hermoso su vestido. ¿De que color era el vestido? Creo que negro, pero no apostaría mi paga de un mes.

“Beyond The Veil” sigue emocionando al público, pero algo falta, de hecho creo que hay que hacer un reclamo a la banda. Por supuesto que hay mucho que reclamarles, para empezar venir sin tecladista me parece una falta de respeto, desconozco las razones por las cuales Einar Moen se quedó en casa, pero bien podrían haber traído un sustituto. Poca cosa, porque gran parte de su música descansa sobre la base de los teclados, por lo menos los temas que quería escuchar la gente como “My Lost Lenore”que se quedó ahogada en la garganta de los poco más de 2 mil seguidores que pagaron un boleto para ver a esta banda, por supuesto, no todos venían a verles a ellos, eso es verdad innegable, pero también lo es que si vas a ver a varios grupos lo mínimo que esperas es que todos toquen a todo lo que dan. Creo que no hay pretexto para que una banda, llámese como se llame se presente incompleta, a mi por lo menos se me hace poco honesto de su parte, pero cada uno tendrá su opinión.

El desempeño vocal de los tres cantantes fue muy bueno, desde Vibeke Stene que juega en varios estilos; el brutal Kjetil Ingebrethsen que le da el poder de su voz gutural a los temas de la banda o: Østen Bergøy que se deja todo sobre el escenario colaborando con su voz limpia.

Como decía el poeta Jaime Sabines “yo no lo sé de cierto” pero la gente parecía estárselo pasando muy bien, (creo que yo ya estoy demasiado amargado). “Tender Trip On Earth” fue muy buena interpretación pero algunas fallas en el audio de las guitarras la opacaron un poco. Así como critico lo malo del evento, también es mi obligación decir que me parece algo triste que algunas personas comenzaran a gritar “KREATOR, KREATOR, KREATOR” en medio de “The Wretched”, si no te gusta la banda es tan fácil como salirse y respetar a los demás que están viendo el show. Debo decir también que discretamente muchas más voces apagaron sus gritos con un “TRISTANIA TRISTANIA“, no hay más que decir.

A la altura de “A Sequel of Decay” el sonido difícilmente podría ponerse peor, comenzaron a fallar los amplificadores de las guitarras con sonido tan espantoso que resultaba muy molesto, y eso aunado a que de pronto y como por arte de magia desaparecía la guitarra de acompañamiento pues no había mucho que aplaudir.

Cerraron con “Aphelion” y “Angellore” , pero sigo insistiendo que faltó “My Lost Lenore” para complacer un poco más al público que tan impaciente esperó esta presentación que se puede clasificar como regular. Eso si, la iluminación de muy alto nivel, pero nada más.

KREATOR

Pasados unos 30 minutos, muy cansados y tediosos minutos, por fin sale a escena Mille Petrozza y compañía que venían con la consigna de presentar ese discazo que es “Enemy of God”, a mi parecer muy personal, uno de los mejores discos si no es que el mejor de los últimos años de KREATOR.

Mille Petrozza nos hace reventar los oídos con sus gritos, y la forma elegida fue “Enemy of God”, un tema quetambién abre su nueva producción y que los regresó a sus mejores épocas, simplemente brutal y con un efecto arrasador sobre los melenudos presentes.

Para no perder ritmo yseguir con la inercia de la nueva placa llegó “Impossible Brutality ” para ceder el paso a la clásica “Pleasure To Kill” de 1986. ¿Qué edad tienen estos tipos? los años pasan y ellos no dejan títere con cabeza siempre con esa actitud tan “soberbia” (en el buen sentido de la palabra” que los caracteriza, con Petrozza y su guitarra inconfundibles.

Bastante discreto el slam y el diving si se considera su actuación de hace dos años en la Arena López Mateos donde lo menos que hubo fueron narices rotas; pero nunca falta un entusiasta jovencito, o no tan joven, que salió un poco lastimado al caer de mala manera tras la valla de protección provocando que Petrozza se asomara al foso y al ver rastros de vida, o sea que el maltrecho thrasher se movía, desató la furia del respetable con “Phobia” que sonó impresionante, rapidísima, más agresiva que nunca y se acompañó por un juego de luces impactante. Mientras la seguridad del lugar limpiaba el tiradero o el cadáver del “diver” (favor de detectar el sarcasmo).

Vamos, que “Violent Revolution” no me parece el mejor de los discos de KREATOR pero vaya que sonaron cañeras “Patriarch” y las mismísima “Violent Revolution” en un combo latamente disfrutable para los que tenemos oídos de artillero por que esto fueron un par de obuses bien apuntados por KREATOR.

Cae el tercer tema del “Enemy of God”, la delicadisima y exquistamente agresiva “World Anarchy” con ese grito abridor que hiela la sangre y ese estribillo tan en buena onda “I hate your lives, Falsegood and lies, I hate your World”. Ya los delicados bailes entre el público suben de tono al grado que el personal de seguridad (muy eficientes por cierto) debe sacar a una bella chica de la primera fila antes de quedar aplastada por el slam. (Debí pedirle su número de teléfono).

Más temas de su carrera con “Renewal” y la infaltable “Extreme Aggression”, temas que no muestran las huellas del tiempo, me atrevo a decir, temas atemporales y que siguen teniendo esa rabia, lo mismo que “Pople of The Lie” que no muestra grandes diferencias en ese sentido con “Voices of The Death” de su más reciente producción. Sigamos con el paseo que si bien estuvo centrado mayormente en sus dos últimos discos tuvo espacio para tocar todos los temas obligados y que todos queríamos escuchar, “All of The Same Blood”, “Riot of Violence”, “Terrible Certainty”, “Reconquering the Throne”, la infalible “Betrayer” y la brutal “Terrorzone”.

El primer cerrojazo para anunciar su despedida fue “Love Us, Hate Us”, ya mucha gente iba saliendo del recinto por la problemática de los horarios del transporte, era la media noche y francamente en esta ciudad no es muy seguro que digamos andar de noche por las calles. Ese es el mayor problema y es lo que causa más molestia a los asistentes cuando se retrasa un concierto, respeto de quien sea necesario pedirlo, bandas, promotores, contratistas, autoridades o “Juan de las Pitayas”, el caso es que si se pone una hora, debería comenzarse a esa hora, así la gente ya sabe a que atenerse y si va o no va al evento.

Vamonos con todo lo que sobra para que nadie en el público quede en pie, “Flag of Hate” suena tan intensa como siempre y ligada a “Tormentor” es una completa sobredosis del mejor thrash metal que se pueda encontrar en estos días, donde la credibilidad de muchas bandas está en entredicho.

Magnifica forma de concluir un concierto que confirma que KREATOR siguen teniendo la fuerza y la actitud de toda la vida, auténticos, eso es lo que son y esta noche lo demostraron con creces. Un set de poco más de 90 minutos que fue un recorrido por casi toda su discografía (yo quería algo del “Endorama”, pero me queda claro que hubiera roto el ritmo de su actuación, además que hubiera desatado seguramente más de un recordatorio familiar); un sonido que pudo ser mejor, pero que se quedó en bueno y un juego de luces realmente impactante que enmarcó esta memorable actuación.

Agotadora la noche pero ya hacia falta, este año ha comenzado muy flojo en eventos de este calibre en la “ciudad de la esperanza” (eso fue chiste político) pero esperemos que mejore muy pronto. Comentarios, quejas, felicitaciones, insultos, correcciones o el nombre y teléfono de la chica que “rescató” el personal de seguridad durante la actuación de KREATOR favor de dirigirse a mi correo. Gracias.

Texto y fotos: Germán García (german_garcia@rafabasa.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas