Inicio Entrevistas WARCRY – Víctor García y Alberto Ardines

WARCRY – Víctor García y Alberto Ardines

0

Aprovechando que Alberto Ardines y Víctor García pasaban por Madrid, un servidor Basa les entrevistó. Esta es la conversación que mantuvimos en las oficinas de la discográfica Avispa…

– Ahora la banda es conocida por todos y vive un gran momento. ¿Quién no conoce hoy por hoy a WARCRY, pero os acordáis del primer concierto que disteis, donde fue, cuando, qué pasó? ¿Había mucha gente? ¿Os temblaban las piernas?

Víctor.- El primer concierto fue en Avilés.

– Entonces fue en casa…

Alberto.- Si en casa, la verdad es que si estábamos muy nerviosos, fue el 12 de Diciembre del 2003. Era un concierto en el que la gente podía entrar con el libreto del disco, era gratis. Era una forma de presentar a la banda WARCRY. Estábamos muy nerviosos, no sabíamos la aceptación que íbamos a tener, y la verdad es que nos encontramos como en los mejores tiempos de cuando estábamos con AVALANCH, o sea que muy bien.

– Víctor, y desde entonces, ¿qué paso, fue todo rodado? Habéis caminado muy rápido, habéis publicado un disco por año… ¿Cómo fue desarrollándose la historia de WARCRY desde aquel primer concierto hasta que realmente visteis que la banda estaba pegando fuerte, y que gustaba a la gente?

Víctor.- Nosotros estábamos acostumbrados a esa forma de trabajar, veníamos de una dinámica así, y lo único que hicimos fue seguir aplicando lo mismo. En cuanto hicimos ese concierto en Avilés, luego vino el Metal Christmas aquí en Madrid…Empiezas a tantear un poco al publico y a la gente, y ya todo viene rodado, compones, sacas disco, intentas cambiar cosas de un disco a otro, porque también es muy complicado sacando un disco por año no caer siempre en las mismas trampas, digamos. Y así hasta hoy, es el mecanismo que vamos a seguir utilizando. Eso no significa que aquí haya ninguna ley que diga que hay que sacar un disco por año, porque mañana mismo podemos decir: “nos paramos unos años y esperamos un poco”. Lo que pasa es que no es el momento.

– Se que WARCRY tenéis mucho que agradecer al publico. A mi me da la impresión que os recibieron desde el primer concierto de Aviles, con los brazos abiertos, como diciéndoos “venid, os estábamos esperando”…

Alberto.- Tenemos muchísimo que agradecer. Como te decíamos, cuando dimos el primer concierto, no sabíamos que es lo que iba a pasar, éramos otra banda, éramos entre comillas nuevos, pero la gente nos aceptó muy bien. Teníamos un estilo totalmente diferente al que veníamos haciendo, y que estemos donde estamos con 4 discos es por algo. Podemos decir “pues voy a hacer 3 discos al año” pero si la gente no te quiere aunque solo sea un poco, da la mismo que hagas 3 que 16, lo mismo pueden estar en el cajón de un armario.

– De todas formas, debe de ser más fácil hacer canciones sabiendo que el publico esta ahí deseoso de oír nuevos himnos, hambriento porque le deis nuevo material, ¿no?

Víctor.- Eso es muy relativo, sabes que la gente está contigo, pero también sabemos, y lo hemos aprendido rápidamente, que lo mismo que está, puede no estar. El publico Heavy es bastante crítico, comparado con otros sectores. Tú pones la foto del tío que va a actuar con un fondo rosa, por ejemplo Bisbal, y da lo mismo lo que hagas porque vas a vender igual. Pero, en nuestro caso, sabemos que los Heavys nos van a analizar y criticar la portada el libreto, si estas afinado en “re” o si lo estas en “mi”, si en la tercera canción en el cuarto compás hay una nota que no les gusta… Es complicado. También hemos visto que se puede estar arriba y se pude estar abajo. IRON MAIDEN saca un mal disco y no pasa nada, dentro de 2 años saca otro disco y todo el mundo lo respetará. Ahora un grupo nacional saca un mal disco y puede ser el principio del fin, entras en la dinámica de que ya no vales y vas a la ruina. Lo que pasa es que es innegable que siempre cuentas con una base de gente, de público, que está contigo. A través de la pagina web yo leo un poco lo que piensa la gente, lo que opinan, y te das cuenta que son gente bastante liberal en su forma de pensar y eso para mi es muy positivo. Hemos tenido que aprender que el Heavy tiene que ser un poco abierto de miras, porque si no nos hundimos nosotros mismos.

– Centrémonos un poco más en la opinión del público…Vosotros hacéis canciones, nosotros los periodistas damos nuestras opiniones, pero realmente los que dicen si esas canciones valen o no valen, son buenas o malas son ellos, los que compran el disco, los que compran entradas de vuestros conciertos. Ahora, en este momento, llega este álbum “¿Donde Esta La Luz?” que a mi me parece a priori distinto…Pero decidme lo que habla del disco el público…¿Qué criticas estáis recibiendo de los chavales? ¿Qué os está contando la gente sobre el álbum?

Alberto.- Yo creo que un 95% de las críticas son buenas. No obstante a nosotros nos gusta también leer las críticas malas, pero que sean contractivas. Leemos y escuchamos las de los chavalitos que no les ha gustado el disco, pero que nos gustaría que pongan una base, que explicaran porque no les ha gustado y lo razonaran. Que no digan: “no me gusta, no me gusta”, y no tener ningún criterio sobre el disco. En generan las criticas son buenas, hay un sector un poquito más Heavy que agradece en este ultimo trabajo los ritmos de guitarras un poco más pesados. Como decía Víctor en el Heavy hay que tener un poco la mente más abierta. Creo que los chavalitos están viendo que tenemos una pequeña evolución en cuanto a sonido. Yo creo que lo están asimilando bien.

– Yo también leo las opiniones de los chavales, y me encanta hablar después de los conciertos con ellos, es una de mis aficiones favoritas, porque de ellos aprendo y además tomo nota de lo bueno y lo malo, ya que el público tiene una visión diferente, pero es una visión que a mi particularmente me interesa investigar y conocer. Por ejemplo leo nuestro foro de RafaBasa.com y leo e mails, y mucha gente que tiene vuestro disco coinciden en decirme y escribir que este álbum es más tranquilo, tiene más temas a medio tiempo, que es demasiado distinto y sobre todo coinciden en decir que no hay muchas canciones con estribillos pegadizos, o fáciles de captar a la primera, tipo “Trono Del Metal”, “Hoy Gano Yo”, “Alejandro” o “Capitán Lawrence”, a priori. En general, la conclusión que yo saco, es que este disco, -yo lo decía en la crítica-, es más maduro, más hecho a la medida de WARCRY como músicos, para el músico, y a lo mejor este cambio les ha pillado un poco por sorpresa a los fans, que esperaban un álbum “más WARCRY”. ¿Qué conclusión sacáis de éstas opiniones, de la mía y de las que en general están mostrando vuestros fans?

Víctor.- Estoy de acuerdo en lo que es un disco más tranquilo, pero es una tranquilidad relativa, siempre, porque es tranquilo en cuanto a ritmo, en cuanto a temática, o a potencia de guitarras, pero las bases son más Heavys…Yo creo que es más fuerte, pero bueno. ¿Las opiniones? Puedo estar de acuerdo con ellos, pero no creo que canciones como “Nuevo Mundo” tarden en entrar. Si hay temas que a lo mejor tardan un poquito más. “El Último”, “Tu Ausencia” yo creo que son temas que pueden enganchar un poco más a la larga.

Hay tres tipos de temas, el que te engancha a la primera, el que te engancha a la segunda y el que no te engancha. Es interesante de vez en cuando intentar también eso, que a una cuarta o quinta escucha digas: “Hombre esta canción que nunca la escuchaba, que siempre me la saltaba, ahora me gusta y no está tan mal”. Y en el fondo, todo es inmensamente relativo. En el disco había intención de ganar un poco más de potencia quizás en prejuicio de la velocidad, eso me gustaría dejarlo claro desde el principio. Luego cuando fuimos encajando las letras, todo ha sido en relación a la música. Tampoco hemos dicho: “vamos a hacer esto así, de esta manera, para que la gente haga esto”. Surgieron una serie de ideas y decidimos tirar por ahí, a ver que pasaba. Y al final ahí están las criticas, como tu decías, unos dicen que el disco les gusta, otros que no, otros regular, y a la hora de la verdad, a partir de lo que son los discos y el directo, ye veremos si gusta. Por ejemplo en el primer disco, mucha gente se quejaba de que era un disco demasiado directo, demasiado sencillo, demasiado fácil, sin embargo hasta esta gira no hemos podido desprenderlos de muchos de esos temas, porque son temas que en directo son la bomba. Yo creo que según estamos ensayando y viendo los temas de este disco, en directo van a sonar muy potentes, van a coger mucha fuerza; date cuenta que las guitarras y todos los temas tienen más pegada. Por eso ya te digo el disco es una cosa, y la gente opinara de una manera, pero ya veremos en directo como sale.

– Ahora opino yo… no los chavales. A mi me da la impresión que habéis ganado mucho en lo musical, en calidad, en arreglos, pero habéis perdido velocidad, y a lo mejor un poco de frescura, sencillez, chispa…

Alberto.- No lo se, si es verdad que hemos perdido… Bueno, perdido no, hemos quitado velocidad. Hay gente que dice que en este disco hay menos doble bombo y no hay menos doble bombo, directamente no hay doble bombo. Lo hemos sustituido por la pegada, por la potencia de las guitarras, que lo que hacen es que los temas sean más lentos si quieres conseguir eso. Y sobre la frescura no estoy de acuerdo con lo que dices…Yo creo que sí que hay un poco de frescura ya que, desde mi punto de vista, hemos cambiado un poco, digamos que no hay tanta rapidez, tanto poder, pero hemos dado un poco de frescura a lo que es WARCRY.

– En cuanto a la calidad y los arreglos, yo creo que os habéis multiplicado por dos, no se si estáis de acuerdo…

Alberto.- Todo es relativo. Cualquier músico sabe que cuanto más despacio vayas muchísimo mejor a la hora de meterlo todo. Date cuenta que un grupo que vaya a mucha velocidad, en que los teclados esten haciendo figuras, las guitarras están haciendo unas cosas a una velocidad terrible, todo eso a la hora de la grabación y la hora de colocarlo es bastante más complicado que si vas más despacio, y vas dejando más huecos. En este disco lo que si veo es que hemos dejado bastante más espacio a la música. Decíamos: “bueno aquí vamos a coger y estas guitarras fuera, se queda solo el piano, o en un momento dado el piano desaparece o los teclados, y quedan solo las guitarras”. Digamos que hemos querido jugar un poco más con los espacios. Antes teníamos una forma de trabajar diferente, y cuando escuchabas los podía ser un poco más complicado a la hora de la escucha porque estabas oyendo guitarras, teclados voces, la batería a doble bombo, todo a la vez, y podía ser un poco más lioso. Ahora la sensación no son los arreglos en si, es el espacio. La verdad es que yo particularmente a nivel de los arreglos, yo casi te diría que “Alea Jacta Est” es más complicado “¿Dónde está la luz?” es más elaborado.

– Pasa una cosa y no solo con vosotros, yo creo que con todos los grupos. Los grupos crecen, maduran, se gustan cada día más en el local, en casa componiendo, porque lógicamente las posibilidades de cada músico van creciendo, van evolucionando. Pero hay gente que eso no lo entiende, hay un sector del publico que eso no lo entiende, y piensa que siempre hay que hacer lo que ellos oyeron en el primer disco. Si evolucionas y cambias, sin darte cuenta a lo peor cambias demasiado y dejas de gustar a un sector de gente. Eso es un arma de doble filo ¿no? Vosotros sois felices con cada disco, lógicamente, pero imagino que con este más que con el anterior ¿Todo eso, como se digiere en el estomago del músico? ¿Es posible que los gustos de los músicos sean opuestos a los de los fans? Por ejemplo, ¿creéis que puede pasar con éste nuevo álbum?

Alberto.- Por lo menos en mí caso se digiere bastante mal. Está bien que la gente opine, es libre de opinar, pero digo lo que decía antes Víctor: “somos muy críticos dentro del Heavy”, entonces esas evoluciones y esos cambios, son como tirar la piedra contra nuestro propio tejado, si haces lo mismo siempre le gustarás a un sector de gente, pero los demás te dirán que siempre haces lo mismo. Si evolucionas, casi sin querer, el tiempo hace crecer la madurez del músico, y a lo mejor puedes enganchar a otro tipo de gente, pero a lo mejor los de los primeros discos ya te dicen que has cambiado y ya no les gustas. Pero pasa hasta con la portada, si haces una portada en color blanco, hay gente que la quiere en color negro, es claro que nunca llueve a gusto de todos. Y el músico, el producto que saca, lo saca con toda su ilusión, creyendo que lo que le gusta a el le va a gustar a todo el mundo.

– Pero hablando de cambios y evolución, me imagino que ya mucha gente os diría en “Alea Jacta Est” que habíais cambiado mucho comparado con “El Sello de los Tiempos”, ¿no?

Víctor.- Hace 15 días o así, nos presentamos en el Fnac de Asturias, e hicimos una firma de discos, nada grande, pero hubo una pequeña rueda de prensa, y alguien pregunto eso sobre el cambio en el cuarto disco, y yo le conteste que yo particularmente veía el cambio del primero al segundo, del segundo al tercero y del tercero al cuarto. El primero era un disco muy directo, de ahí su gracia. El segundo ya es un álbum más trabajado. El tercero ya tiene sus toques, y ya nos metimos en temas progresivos. Lo que tienen en común es el doble bombo realmente. Y luego el cuarto al eliminar el doble bombo, es donde se nota y dices “madre mía, ¿que pasa aquí?” pero en realidad los cambios yo los veo desde el primero, incluso, lo que hablábamos antes, a mí también me gusta hablar con la gente, también la gente me dice, es que la letra… aquí la letra está un poco verde… otros que se siente muy identificados, y prefieren Quevedo que a Góngora, quieren decir las cosas claras y que me entienda y prefieren eso a los sofismos y a la poesía pura. Uno va aprendiendo y diciéndose, “vale, de acuerdo, yo puedo decir las cosas de muchas formas, voy a pulir más la letra, que a mí no me perjudica en nada y a la gente le va a gustar un poco más”. Al final retomando el hilo te digo que los cambios están ahí. Tu lo has dicho, en “Alea Jacta Est” ya estaban, comparado con el “El Sello de los Tiempos” o el primero “Warcry”. Además lo que quiero destacar es que todo ha pasado en un año, y todo el mundo nos dice “en un año es imposible, os vais a estancar, vais a hacer siempre lo mismo, porque nadie evoluciona en un año” pues no, son tonterías, porque si estas día tras día escuchando grupos que salen, la música que hay, incluso escuchado antiguos, para mí también es importante saber de donde vienes. Siempre hay todas las posibilidades de hacer todo lo que quieres, y nosotros nunca hemos dicho que mañana no hagamos el disco más Heavy del Infierno, volvamos a retomar el doble bombo, o hagamos un disco más rudo, o más Hard Rock. Es lo bueno que tiene WARCRY que podemos jugar con varios estilos.

– Tú, Víctor has hecho esta vez todas las canciones, no se si incluso todas las letras y toda la música. Pero cuando te sientas con tus compañeros, y discutís, que coño vais a hacer ¿Cuáles han sido los factores de composición que han imperado en “¿Dónde está la luz?”? ¿Cómo se ha hecho la selección de canciones, los arreglos, y en que medida han participado tus compañeros?

Víctor.- Pues fue muy sencillo. Estábamos juntos todos los compañeros del grupo, y Fernando trajo un tema, Roberto también iba a meter un tema para el disco, lo que pasa es que yo presenté siete ideas, y de las siete, cinco iban encaminadas a esto. La verdad es que hubo un poco de polémica, y dijimos “¡Dios mío!”, porque claro, esto acabado quedó muy Heavy, pero claro, tu presentas el esbozo en el cual ya no hay doble bombo, y al principio todos los arreglos que hay en el disco en ese esbozo no están, y los mismos miembros del grupo vieron que el cambio era importante. Al tener cinco temas, pues se creó el problema, Fernando, por ejemplo, la canción que tenía era en un aire más YNGWIE, Roberto un poco más WHITESNAKE, en una palabra más clásica. Entonces nos encontramos en la disyuntiva de que hacíamos, tirábamos por aquí o por acá o hacemos un cacao… al final la opción que se presentó fue, “bueno Víctor tú que tienes el camino, cúrratelo, pégate la paliza, te ayudamos en lo que sea; tira para adelante” y así lo hicimos, cogimos más ideas, y con Alberto fuimos acabándolas. Una vez acabado, los demás ya empezaron a entenderlo un poco más. Por ejemplo para siguientes trabajos, no está descartado nada, no es decir “aquí ya no va a hacer canciones ni Dios” pues no.

– Has dejado los temas históricos para hablar de temas reales y cotidianos, ¿Por qué?

Víctor.- Pues por lo de siempre, no me gusta estancarme. Si alguien me dice, “Es que siempre haces Heavy Metal”, pues yo automáticamente aparco el Heavy Metal, y voy a por otra cosa, porque creo que puedo. Sobre los temas históricos te diré que a mi me gusta mucho la historia, y eso cuando luego te encuentras que la gente sigue el tema histórico más o menos y no lo ha entendido, pues también te dices que estas predicando en el desierto. Opté por dejarlo, nunca digo, nunca jamás, lo mismo algún día vuelvo a hacer una canción Heavy, y vuelvo a hablar de Poncio Pilatos u otro personaje histórico. Esto surgió así, un cincuenta por ciento del disco, surgió así “plass”, de golpe, vamos a hacerlo un poco más cercano, un poco más humano, cambiar un poco la temática, y una vez que salio la idea solo hubo que estirarla, “vamos a ir por estos temas”, luego al final te encuentras con todo escrito y dices: “Dios mió, tengo un aire negativo en todo lo que he escrito” y la verdad es que yo me considero una persona bástante positiva, pero cualquiera que se pare a leer las letras verá que si hay un poco de negación. Y así fue cuando surgió la idea de la portada del disco y todo.

– Ángeles, demonios, alcoholismo, maltrato, hay un poco de todo el en disco ¿no?

Víctor.- Sí, sí, ya te digo que fue surgiendo. Día a día, aunque no quieras, ves la televisión, quieras o no, pasas y ves un telediario de estos, y no sabes si es un telediario o el Apocalipsis, porque cada vez que ves el telediario…”Que si está ardiendo Madrid, que si no se que, que si se ha tirado no se quién…” Y eso, aunque no le prestes mucha atención se te queda, y te das cuenta en qué mundo vives. El maltrato de genero que tanto sale en la tele ha existido siempre, pero ahora como sale en la televisión… pero ha existido siempre. Hay una parte que sufre mucho que es la mujer, la agredida, pero también están los hijos, es una cosa que quise señalar, y a parte de resaltar el sentimiento que estará bien o estará mal, será políticamente correcto decirlo o no, pero quien más o quien menos, al escuchar estas historias habrá pensado, “pues es para cogerle y darle un par de ostias, sinceramente”, y en este caso es lo que digo en esta canción. Otro tema habla de la eutanasia, otro tema muy en boga, con la película, “Mar Adentro” surgió la idea de decir: “bueno una persona es libre para hacer esto, esto y esto, pero…”

– ¿Que tema es?

Víctor.- “El Amor De Una Madre”. Esto surgió hace un par de años, no se si en Bélgica o Holanda, una madre que tenía un hijo de 22 años, que había tenido un accidente y llevaba dos años convaleciente, casi vegetal totalmente, y le pidió morir, y con la mediación del medico le desconectaron. Eso tuvo un bombo de un mes y medio, pero lo que es la vida, ella fue a la cárcel de la que ya salió creo que por buena conducta, o por que querían ser un poco benévolos con ella. Pero bueno, me llamó la atención la historia. El médico no entró en prisión, pero ella si. Y luego, te influye todo…¿Quién no ha soñado con morirse y estar viendo como te entierran?. Hay cosas, que son más reales.

– Te refieres a “En Un Lugar Sin Dios”, ¿no?

Víctor.- Sí, sí. Alguien me decía, ¿ya no hay héroes en las canciones?, pues más bien no, todas las personas son héroes, todos tenemos ese poquito de héroes, lo que pasa es que hay que saber trasmitírselo al publico, y decirles “mira, esos también tiene su mérito”.

– Han pasado varios años desde que apareció vuestro debut, y en estos años los fans también han crecido, como lo habéis hecho vosotros. En realidad el paso de los años ha hecho que vuestro público haya madurado en paralelo a WARCRY, ¿o no?

Alberto.- Debería de crecer, pero eso va también con la persona. Normalmente a una edad más avanzada de 25 o 28 años, digamos que año a año, tu pensamiento cambia mucho más que el de un chavalito de 16 años, que a lo mejor hasta los 21 sigues viendo que el Heavy Metal es lo que escuchaste la primera vez, y no abres un poco tus miras a más estilos que pueda haber. Pero yo creo que tanto el músico como el publico, debería ser positivo ante la evolución de una banda. Creo que si te encasillas haciendo lo mismo, el chavalito que tiene 16 años, cuando tenga 25 ya no te escuchará, porque el si que habrá evolucionado pero la banda no. Es un poco complicado, pero creo que va un poco con cada persona.

– Hablando del álbum, yo creo que hay dos canciones que todos tenemos claro que son las que a priori mejor pueden funcionar: “Nuevo Mundo” y “Contra el Viento”. ¿Pero creéis que hay alguna carta oculta en este disco? Me refiero a esa canción que a lo mejor, a la primera o a la segunda o incluso a la tercera no te entra, pero cuando entra, entra de una manera brutal…

Víctor.- Yo, aquí con Alberto al lado te digo… Hay un tema que quizás por mi forma de ver la música me resultaba un poco más duro, que es “Tu Ausencia”, sin embargo, es uno de los temas que en cuanto ha escuchado el publico, automáticamente ha enganchado, y eso que hay un momento en el que hay hasta un poco de Jazz, y fíjate que en ésta canción, cuando la compusimos dijimos: “cuidado, que estamos metiendo aquí unas cosas un poco raras”. Sin embargo, ha sido una canción que ha entrado muy bien. No es tan directa como “Contra El Viento”, ni una apertura del disco como “Nuevo Mundo”, es una canción que está más atrás en el disco, como más tapada, pero que por mediación del foro, y de más gente conocida hemos visto que la canción por ella sola ha surgido hacia arriba, ha sido una cosa muy interesante. Con alguna más también ha pasado, por ejemplo con “En Un Lugar Sin Dios”, que pensábamos que es una canción muy Hard Rockera, muy Rockera. Decíamos que a lo mejor la gente no le cogía el rollo, pero son canciones que la gente ha dicho… “Esto es la bomba, es lo más”. O sea, que están dándole un sentido positivo, unos dicen que está bien, y otros que eres “Dios”…es su forma de expresarse. Pero si estamos muy contentos, porque ha pasado con muchos temas, temas que teníamos con un poco de reserva y sin embargo nuestro público en potencia lo ha aceptado perfectamente.

– Hay que darle un 11 a vuestro teclista, que ha hecho un magnífico trabajo. Me da la impresión que sus teclados y pianos le dan a este disco un poquito más de calidad. No se si estáis de acuerdo…

Alberto.- Manuel, -lo venimos diciendo desde el primer día que entro en la banda-, es muy bueno, “muy sobrao”, tiene muy buenas ideas. Hay veces que según escuchas el arreglo que hace, el boceto, te vas un poco para atrás diciendo “Dios mío”, como en “Tu Ausencia”, que lleva un poquitín de fusión de Jazz. Te dice: “mira, yo saqué esto” y le dices “Manuel ¿tu no te has confundido de grupo?”, pero luego lo escuchas y te das cuenta de la calidad que está metiendo. Es muy bueno.

Víctor.- Yo quisiera sumarme a esto que dice Ardines, pero eso tiene una razón de ser, y es que Manuel escucha mucha música. Manuel no se limita al heavy…Te mete Jazz, porque escucha Jazz, mete fusión, y es porque escucha fusión. Y esa es una de las cosas que son interesantes. La gente se tendría que abrir un poco la mente, porque hay otras cosas por ahí que son aprovechables para hacer música, y Manuel lo esta demostrando día a día.

– Quería deciros que cierro la critica del disco que está colgada en la web, diciendo: “hay algo que he aprendido con los años, y es que hay pocos discos de los que nos gustan a los críticos, que gusten por igual a los fans”…

Víctor.- El veredicto está en la calle. Lo veremos en directo. En principio todos tenemos la idea de cómo va, pero la realidad es esa, tu vas a tocar a una sala y metes gente, o metes más gente que el año pasado, con el disco anterior, pues eso es lo significativo. Lo veremos. Y a parte, a nivel musical, lo que estábamos comentando antes, dejas de hacer en parte el Heavy típico, para ser un poco músico, y claro de la interpretación que tiene el músico a la interpretación que tiene la persona que escucha, es un poco diferente. La forma maravillosa es la que acabas de decir, que el músico quede muy a gusto con lo que hace, y a la gente no le cueste escuchar. Porque yo considero eso, que la música tiene que ser fácil de escuchar, aunque esté muy elaborada. Esto, para mi es mí gusto personal, “parece que estoy en contra del progresivo”, me mantengo al margen, porque considero que la música tiene que entrar directa, tiene que ser una cosa que te llegue al corazón, que sientas o no sientas, no son simplemente matemáticas, o técnica, tiene que haber algo más. Lo que es verdad es que el músico interpreta de una manera, y el público de otra, y si llegas a hacer esa simbiosis, es una maravilla, eso es el séptimo arte, que se dice.

– ¿Qué significado tiene la portada?

Víctor.- (Risas). La portada es muy simple. Cuando estábamos ya terminando el disco, viendo la temática de las letras, viendo como iban enfocadas, que todo eran desastres, canciones que te dicen: “¡esto es la vida!, así es el día a día, esto es lo que pasa en el mundo hoy en día”. Nos pusimos a pensar: “cuidado, aquí hay que plantearse algo, ¿o el mundo es tan negativo, ¿o es que no vemos el mundo como tenemos que verlo?” Entonces, esa fue la opción, presentar a una persona de avanzada edad, cegada y rodeada de blanco, rodeada de esa luz, de esa esperanza, pero que muchos, al cabo del tiempo, llega el día que pensamos, y tal vez valoramos también las cosas negativas, pero también hay cosas positivas: “también la luz está ahí”. Eso es lo que queríamos transmitir, que la forma de ver las cosas es una especie de venda. Y en este disco, por ejemplo, aunque haya muchas cosas negativas, siempre hay un rescoldo, siempre dejamos la puerta abierta a la esperanza. Y por eso sacamos esa portada. Ya lo he dicho unas cuantas veces, para mí es la portada que más tiene que ver con el disco, cien por cien, porque íbamos buscando esa sensación, la sensación de una persona cegada. Cuando estábamos haciendo la portada, me decían: “la ponemos con harapos y tal…” y yo decía ¡no! Es mejor una persona normal y corriente, como tu, como yo, como cualquiera que en un momento dado nos levantamos por la mañana y decimos, “que día más malo, está lloviendo, nunca me cuadra nada” y sin embargo, decirle, “coño, míralo desde otro punto de vista” “pues hoy me he levantado, ¿qué hay de malo?”.

– Este año tocáis en VIÑA ROCK, ya era hora ¿no? ¿Cómo os planteáis la gira y concretamente el VIÑA?

Alberto.- En relación al VIÑA, la verdad es que teníamos muchas ganas de ir. Yo personalmente creo que es unos de los festivales que más me gustan, siempre lo dije, porque como lo viví como músico, y un poco a lo grande, para mí fue y es uno de los mejores festivales. Este año esperemos que todo vaya bien. Conoceremos a nueva gente, e intentaremos, tanto en escenarios grandes como el VIÑA, como en salas pequeñas, intentar dar un poco más de lo que veníamos dando en la gira anterior, ofrecer un poco más de espectáculo, más potencia, y en definitiva que la gente se lo siga pasando tan bien como nosotros en el escenario, que se lo sigan pasando bien, que disfruten…

– ¿Cuántas nuevas canciones vais a incluir en el repertorio?

Víctor.- Pues muchas, je, je. Todavía estamos un poco pendientes de poder decir si superaran 7 o quizás 9. Estamos todavía decidiéndolo, y no metemos 10 por misericordia, porque ya se nos está haciendo un poco complicado elaborar el set list, porque este año vamos a quitar algún tema que va a ser polémico. Lo que estábamos comentado antes, el primer disco, pese a que mucha gente decía que si era muy tal o muy cual, fue un disco que funcionó muy bien en directo, yo creo que se tocaron el 80 o el 90% de los temas del disco en directo, incluso recuperamos el año pasado “Cada Vez” que era la balada, y también la gente la cantaba a tope. Al haber un disco nuevo, no puedes tocar dos temas, si tocas un repertorio de hora y media o dos horas, y metes dos temas un poco más lentos, el bache a lo mejor es importante. Entonces lo que haremos será centrarnos un poco más en este disco, que además es el que estamos presentando, y luego, a parte, siempre meter los temas… iba a decir “míticos” pero parece que para un grupo de solo 3 años es gordo (Risas), pero sí, me refiero a esos temas que la gente te pide y quiere, pero algunos se quedarán en el tintero. Lo que vamos a intentar hacer este año con ellos, es si en un concierto se nos queda colgado un tema, al día siguiente o a los 15 días tocarlo en otro sitio, intentar jugar un poco más con las canciones, en vez de quitarlas ya de antemano, porque sinceramente nos ha costado ya horrores decidir qué canciones vamos a utilizar de comodín, porque claro, vas a un sitio y no tocas “Capitán Lawrence” y hombre no pasa nada…Pero hay temas que tienes que tocar obligatoriamente, y vamos a jugar un poco con ellos.

– A ver, dime alguna de las canciones “sacrificadas” que no tocaréis en la nueva gira, ni en el VIÑA…

Víctor.- Uff, ¿que te puedo decir yo…? Me van a colgar…pero quizás “Luz Del Norte”, peor seria que se quedara fuera “Trono Del Metal” ¿no? Es lógico que caigan del primer disco, pero claro, el problema es ese, en su momento “Nadie” era una canción que funcionaba muy bien en directo, la quitamos y salieron las típicas protestas del principio que suele haber. Temas como “Nana” pues siempre están ahí, y un día la tocas y otro día no, pero la tienes… “Luz Del Norte” siempre fue muy emblemática, lo que pasa es que tenemos “Alejandro” o “El Guardián De Troya” del mismo estilo, que al ser posteriores se les puede sacar más partido. “Luz Del Norte”, puede que sea de las que en algún concierto se caiga directamente.

– Pues nada, creo que la suerte está echada, como dice vuestro anterior álbum: “Alea Jacta Est” y veremos “¿Donde Esta la Luz?” (Risas). Por cierto yo fui de los primeros que me enteré que vais a tocar en el Festival de México MONTERREY METAL FEST. ¿Vais a hacer gira, a parte de tocar en el festival?

Alberto.- Bueno, sinceramente, -“que igualmente también nos cuelgan” ja, ja-, sabemos que está anunciado que tocamos en MONTERREY, pero que sepamos al día de hoy el contrato no está firmado. Nosotros hemos hablado con nuestro manager y nos comenta que está todo muy avanzado, pero que se ha empezado a colgar en las paginas, pero que realmente digamos que no esta todo al 100%, pero vamos que supongo que iremos. No se sabe si estaremos un mes allí, haciendo gira por Sudamérica, o solo iremos a hacer cuatro o cinco concierto, venir, continuar la gira aquí, esperar otra semanita o 15 días aquí, e irnos otra semanita para Sudamérica, e ir compaginando un poco la gira de aquí con la de allí.

– ¡¡Muchas gracias, y mucha suerte!! Nos vemos en el VIÑA ROCK.

Entrevista y Fotos: Rafa Basa