Inicio Lanzamientos A-Z IMPELLITERI – Pedal to the metal

IMPELLITERI – Pedal to the metal

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

El nuevo disco del guitarrista americano Chris IMPELLITERI salió hace aproximadamente un año en Japón y supongo que algo menos en Estados Unidos. Ahora nos llega a Europa y lo cierto es que es un trabajo que me ha descolocado por completo porque es un disco bastante rarito.

Hay que comenzar diciendo que “metal” hace muchos años que no significa lo mismo en Estados Unidos que en Europa y por ello es lógico que los músicos americanos que siguen sin tener muy en cuenta lo que se hace fuera de su país, vayan adaptando su música a los estilos y tipos de tocar “metal” más en boga en Estados Unidos. Por ello, desde “Crunch” de 2000 especialmente, Chris lleva mezclando su estilo hardroquero de siempre (que mira sin ningún tipo de disimulo a Ritchie Blackmore y sobre todo a Yngwie a la hora de componer y tocar), con tesituras mucho más modernas y pesadas que poco o nada tienen que ver con el estilo hard/heavy que le vio nacer con aquel genial “Stand in line” de 1988 con Graham Bonnet (Alcatrazz, Rainbow…) a la voz. Es cierto que en cada disco ha ido evolucionando y adaptando su música a las tesituras musicales de cada momento y esto es hasta cierto punto aceptable siempre que se haga con personalidad y calidad pero es que en los últimos años juega peligrosamente con los sonidos alternativos y corrientes más modernas y esto cada vez convence menos a los viejos seguidores de la banda y del heavy metal en general.

Bueno, pero aquí se trata de opinar del disco en sí y no necesariamente de lo que lleva alrededor y demás así que vamos a ello. Tras un primer disco con Graham Bonnet, unos cuantos con Rob Rock (¡vaya pedazo de cantante!), y el último de nuevo con el vocalista Graham Bonnet en sus filas (un interesante pese a todo “System X” de 2002), ahora Chris ha reclutado a un cantante americano joven como es Curtis Skelton que ha dotado a la banda un estilo vocal mucho más actual, agresivo y menos melódico, más acorde con las nuevas composiciones e incluso estilo de la banda. Aún así, nos encaramos desde el primer momento con un disco muy variado donde encontramos desde hard rock clásico, heavy metal y power incluso hasta nü metal y crossover. Hasta aquí todo correcto, pero el problema es que todo ello está hecho desde una base musical bastante simple, insulsa en muchos momentos y sobre todo muy actualizada y “americanizada”. Priman los ritmos lineales, las guitarras pesadas y las voces y coros “embrutecidos”… y esto cada vez convence menos al menos aquí en Europa. Sí, el sonido de su Fender modelo Yngwie sigue siendo limpio y potente pero cada vez mira más hacia delante y menos hacia atrás a la hora de componer y grabar y esto casi nunca es positivo… sobre todo cuando se hace deliberadamente como creo que ocurre en este caso.

Cómo es lógico en todos los discos de bandas de “guitar heros”, el sonido de guitarra es predominante pero casi nunca llegas a destacarlo como un punto interesante de las canciones. Chris siempre fue un guitarrista compositor de canciones y no necesariamente protagonista en solitario de sus composiciones. El tema es que siempre tuvo grandes cantantes en los que apoyarse para basar la fuerza de su música tanto en la potencia y sonido de su guitarra como en la melodía y carácter de sus vocalistas. Ahora no ocurre esto y, pese a que Curtis Skelton es un buen cantante (si fuera malo no podría cantar estilos tan variados en un mismo disco sin flaquear y Curtis hace su trabajo muy correctamente en “Pedal to the metal”), las canciones del disco adolecen en general de feeling, de gancho, de fuerza… En definitiva, les falta la magia de los temas que poblaban los primeros discos de IMPELLITERI , ese punto que diferencia la calidad de la morralla y mediocridad, y por eso el disco no llega en casi ningún momento. Si a esto le añadimos canciones como “Iceman cometh” o “Hurricane” que por momentos te van a recordar a Fear Factory o Limp Bizkit incluso, y una portada de Derek Riggs, también muy modernizada y años luz de los trabajos con Maiden (si es que el ordenador para estas cosas nunca funciona), el resultado no puede ser más que decepcionante a grandes rasgos.

El disco a nivel global no me ha gustado pero aún así tiene momentos musicales meritorios y sobre todo ciertas canciones interesantes. Entre las 10 que componen el disco me quedo sin duda con “The kingdom of Titus” (canción de hard rock clásico y macarra pese a que esté tocado en tesituras modernas sobre todo en cuanto a las guitarras se refiere), “Destruction” y “Judgement day” (más heavies y guitarreras aunque 100% de escuela Malmsteen), “Dance with the devil” (hard rock más melódico y en tesituras progresivas… y también con tufillo Yngwie a las guitarras) o “The writing´s on the wall” (más acelerada, con doble bombo e influencia más europea) que cierra el disco. Para el final dejo el comentario de un tema que no se si me gusta, si me horroriza o simplemente me parece una tomadura de pelo. Se trata del corte 8, llamado “Punk”, una canción en principio en clave de broma pese a que la letra defendiendo el rock, el heavy y el punk me parece muy interesante. Os va a recordar a la canción del vídeo de los tres cerditos de Green Jelly e incluso a las composiciones de los graciosos y peculiares Gwar. Un tema diferente y extraño, medio punk facilón y macarrilla, medio raperillo y numetalero pero curioso y pegadizo al fin y al cabo.

En definitiva, este “Pedal to the metal” es un disco raro, bastante modernizado en su planteamiento y ejecución, que puede gustar si te olvidas de que es el mismo IMPELLITERI que compuso canciones como “Stand in line”, “Playing with fire”, “On and on”, “Kingdom of light” o “The future is black”. Si te gusta Yngwie Malmsteen y no te importa que suenen guitarras modernas en los discos “supuestamente heavies”, quizás te guste. Si no, me temo que se va a quedar como un disco más de un músico clásico que se ha dejado llevar por modas y sonidos actuales antes que ser fiel a la música que le encumbró. Objetivamente es bueno, novedoso y rompedor pero estas son definiciones que pocas veces nos convencen a los que vibramos con el heavy metal de toda la vida.

Tracklist:

  1. The Iceman Cometh (3:37)
  2. The Kingdom of Titus (3:25)
  3. Dance with the Devil (3:40)
  4. Hurricane (4:19)
  5. Crushing Daze (2:34)
  6. Destruction (3:40)
  7. Judgement Day (3:19)
  8. Punk (3:36)
  9. Propaganda Mind (4:10)
  10. The Writing’s on the Wall (4:13)

David Esquitino david_esquitino@rafabasa.com
www.rafabasa.com y “Corsarios del metal”
(domingos de 22:00 a 24:00 en Radio Enlace, 107.5 fm y www.radioenlace.org)