Inicio Entrevistas W.A.S.P. – Hablamos con su líder BLACKIE LAWLESS

W.A.S.P. – Hablamos con su líder BLACKIE LAWLESS

0
Century Media - KANSAS
Century Media - KANSAS

 

ENTREVISTA con BLACKIE LAWLESS

Aprovechando su visita a Madrid, un servidor Basa
visitó el camerino del líder de WASP para reencontrarme con el
alto personaje, con cara de cansado, sin maquillar, y siempre amable BLACKIE,
que me recibió con un abrazo y la clásica, pero agradecida pregunta
“¿Cómo estas? Hace tiempo que no nos vemos…”
El vocalista, con la ayuda de Igone de su discográfica, contesta a mis
preguntas…

– Corren duros tiempos para el heavy metal, pero aún
son más duros para álbumes conceptuales como es el vuestro…

Blackie.- “Bueno, en realidad yo veo
ésta gira como hace quince años. Veo que la gira está funcionando
mucho mejor de lo que yo esperaba. Estamos llenando en casi todos los sitios,
casi mejor que hace quince años…”

– Tengo entendido que ha habido algunos problemillas
en las recientes actuaciones del tour. Parece que tu garganta te ha jugado una
mala pasada; incluso en Barcelona había colocados carteles en la sala
de “Prohibido Fumar” para que garganta se resintiera lo mínimo
posible. Evidentemente, esto le puede pasar a cualquier cantante, y en cualquier
momento, pero ¿como ha vivido Blackie éstos duros momentos físicamente
que por lo que veo ya están superados?

Blackie.- “Lo que me paso es que en
Finlandia me sentí mal, fui al médico y me dijo que tenía
una neumonía bronquial , creo que se llama así, y tuve que cancelar
tres conciertos. El médico me dijo que para que pudiera cantar sin que
se resintiera mi garganta me debía alejar del humo, y por eso ponemos
los carteles en las salas de “Por favor, No Fumar”. La verdad es
que el público ha cooperado bastante, por lo que estoy muy agradecido.
Gracias a ellos estoy casi recuperado y he podido cantar”

– Publicaste tu primer álbum con WASP en 1984,
y en todos éstos años tu forma de cantar casi es similar, aunque,
evidentemente, los años pesan…Pero, ¿Cómo se cuida
un vocalista como tu para tratar que su voz se mantenga lo más optima
posible año tras año, y gira tras gira?

Blackie.- “Haciéndole caso al
médico. (Risas) La verdad es que me cuido mucho cuando salgo de gira.
No bebo alcohol, ni fumo, trato de no coger frío… aunque luego
cuando estoy en mi casa y no estoy de tour hago lo que me da la gana…
“(Más risas)

– ¿Y la botella de champán que tienes
ahí detrás de tí, enfriándose metida en la cubitera?
Ja, ja ja…

Blackie.- “Ja, ja, ja….bueno,
es verdad, pero está preparada para después del show para festejar
que todo ha ido bien, ja, ja, ja”

– Bueno, hablemos del álbum. Este disco, como
todos sabemos a éstas alturas es de corte conceptual. Sin ser farragoso,
y sin alargarte demasiado… ¿Cómo resumirías el concepto
de “The Neon God”?

Blackie.- “Es simple, el álbum
trata sobre las principales preguntas existenciales que nos hacemos cada persona:
¿Quién soy? ¿De donde he salido? ¿Por qué
existo? ¿Qué será de mi? ¿Existe Dios? O mismamente
¿Por qué estoy ahora mismo hablando contigo? El disco no responde
las preguntas por si mismo, pero si hace que cada cual que lo escuche se plantee
éste tipo de cosas. Cada persona debe pensar en todas esas preguntas
y buscarse a si mismo, saber que hay más allá del día a
día y de lo cotidiano, descubrir que hay en su interior y ver en que
medida nos influye el exterior que nos rodea”

– El protagonista de “The Neon God” es
un niño. ¿Qué principales diferencias y que distancia existe
entre éste nuevo protagonista y aquel “Wild Child” (Niño
Salvaje) de los 80´s?

Blackie.- “Yo desde que hice I Wanna
Be Somebody o ese Wild Child me llevo haciendo las mismas preguntas: ¿Quién
soy y por que estoy aquí, y donde voy? Por ello puede haber un hilo conductor,
y de hecho existe entre Wild Child y The Neon God”

– ¿Cómo has ido componiendo el material
que conforma éste álbum? ¿Primero hiciste la música,
o la letra, o pensaste el concepto? ¿Cómo ha sido el proceso?

Blackie.- “Primero compuse la historia
del álbum ya que para mi es como el argumento de una película,
luego hice la música, y una vez que las canciones sonaban como a mi me
gustaban, hice las letras. Si lo hubiera hecho al contrario hubiera sido muy
difícil para mi tener que cambiar la música después de
haber compuesto la letra”.

– La anterior ocasión en la que hablamos me
contaste que tu idea era la de editar una gran ópera rock conceptual
como al final es “The Neon God”, y que harías una gran gira
para escenificarla, sin embargo, en éste tour te basas en tus temas más
clásicos, y bajo ningún concepto haces una gira de presentación
exclusiva del álbum conceptual, escenificándolo como si de una
ópera rock en sí se tratara. ¿Has cambiado de idea? ¿No
has querido ser egoísta contigo mismo y has pensado más en los
fans a la hora de confeccionar el set list?

Blackie.- “Bueno, date cuenta que el
álbum acaba de salir, y la mayoría de los fans aún no conocen
bien las canciones. No creo que fuera bueno para ninguna parte hacer un repertorio
con todos los temas de “The Neon God” por que los fans no participarían
del show. Los planes futuros pasan por tocar de nuevo en los próximos
meses. A lo mejor, entonces, nos centraremos más en éste nuevo
álbum”.

– Ya… es lógico, veo que piensas en tu
público, pero, ¿Si no hubiera problemas de presupuesto, ni de
escenario, ni de nada…como te gustaría escenificar éste
The Neon God en escena?

Blackie.- “Pues seguramente no haría
nada especial. Mira, en la gira de The Crimson Idol era todo demasiado teatral,
y no me gustó como funcionó la experiencia, por que la gente se
distraía demasiado visualmente y parecía no prestarle atención
a la música que es realmente lo que interesa. Ahora no haría lo
mismo que en The Crimson Idol por que prefiero que los fans disfruten de la
música, del contenido de las canciones y no de un espectáculo
teatral”

– Te sigo desde 1984, desde tus principios, y se que
la banda y tu mismo ha ido evolucionando y experimentando musical, conceptual
y estéticamente hablando. Por ejemplo en “Helldorado” me
dio la impresión que quisiste demostrar a tu público que con el
paso de los años no se te había olvidado hacer temas en una onda
similar al de vuestros inicios, a los dos primero álbumes. Antes, en
1992 nos sorprendisteis a todos con el fenomenal “The Crimson Idol”,
y han pasado 12 años para que nos vuelvas a sorprender con un álbum,
que aunque no es lo mismo, sigue patrones sonoros y conceptuales parejos. Parece
como si la historia se repitiera, como si tu forma de componer y exteriorizar
tu música fuera cíclica, ¿no?

Blackie.- “Sinceramente, The Crimson
Idol” no se parece nada a “The Neon God”, aunque la verdad
hay muchos periodistas como tu que los comparan. Tampoco veo relación
entre lo que fue “Helldorado” y “Wasp” o “The
Last Command”, por eso no te pudo contestar a tu pregunta. The Crimson
Idol era mucho más íntimo, más acústico y lírico
si lo comparas con The Neon God; además cuando escuchéis la segunda
parte veréis que menos aún tienen que ver por que la segunda parte
es realmente violenta, muy heavy. A lo mejor, lo único en lo único
que se pueden parecer es que los dos tienen un concepto”.

– Hablando de obras conceptuales, se positivamente
que te encanta la obra conceptual de The Who “Quadrophenia”…

Blackie.- “Para mi es mi vida, es mi
disco favorito, es fantástico. Para mi es un gran halago que lo sepas
y lo menciones. He hablado muchas veces con Pete Townsend y el siempre me ha
dicho que “Quadrophenia” es mejor que “Tommy” incluso.
Posiblemente haya sido una obra que haya influido en mi vida de manera muy importante”.

– ¿Hay algo de “Quadrophenia” en
éste “The Neon God”?

Blackie.- “No, pero reconozco que en
la época que hice “The Crimson Idol” hablaba mucho con Pete
Townsend, sobre Quadrophenia lo que inconscientemente luego me di cuenta que
infliuyó en el disco”.

– ¿Cuál es la parte preferida de Blackie
en la primera parte de “The Neon God”?

Blackie.- “Sin duda The Red Room Of
The Rising Sun. Es como volver a 1969, una época que para mi fue muy
importante”

– ¿Hay algo de autobiográfico en The
Neon God?

Blackie.- “No, nada”

– No obstante todas esas preguntas de las que hablabas
fluyen de tu cabeza, todas esas ideas sobre las que versa el álbum. Tú
eres el creador de todo ello, luego digo yo que habrá alguna simbiosis
entre el disco y Blackie…

Blackie.- “En mi cabeza claro que hay
esas preguntas, pero es lógico, también deberían estar
en la tuya. Los hombres pensamos y nuestra mente tiene que hacerse esas preguntas,
son el misterio de la existencia, de la vida. Los animales nacen, crecen y mueren,
pero las personas poseen una vida y creo que cada cual debe buscar en su interior
las respuestas”.

– Hace pocos meses tuve el placer de charlar a fondo
con Glenn Hughes, y llegamos a la conclusión, mejor dicho, se lo apunte
yo, que para ser músico, un músico brillante, hay que estar un
poco loco, y vivir en una especie de Planeta propio diferente al que el resto
de los mortales habitamos. ¿Tú vives en el Planeta de Blackie?

Blackie.- “Ja, ja, ja. Hace poco estuve
en Viena, visitando la casa donde vivió Mozart y me di cuenta claramente
que era un tipo realmente especial. Todo el mundo sabe que Mozart estaba un
poco loco, pero también todo el mundo sabe que era un genio. Si transportas
lo de Mozart a Keith Richards o Lemmy te das cuenta que hay algo de locura en
ellos que coincide y les hace únicos”.

– ¿Y Blackie, no está también
un poco “loco”? ¿Cómo es el planeta de Blackie?

Blackie.- “Yo me intento cada vez conocer
más a mi mismo, y se que soy un tipo peculiar y diferente, pero también
se que hago lo mismo que el resto de las personas. Me gusta la misma comida,
películas, la ropa, la música…pero también reconozco
que tengo un carácter extremo y soy difícil de entender a veces.
Soy una buena persona, pero cuando me enfadan me convierto en un verdadero demonio
del que puedes temer, incluso yo mismo tengo miedo de mi a veces. Y ese extremo
es lo único que no me gusta de mi”.

– Antes has hablado someramente de la segunda parte
de “The Neon God”, y has dicho que será mucho más
heavy y violenta que la primera, pero, ¿Qué nos puedes anticipar
a parte de esa definición de la que será esa segunda parte que
aparecerá tras el verano?

Blackie.- “No, nada, tendréis
que esperar hasta el 30 de agosto”

– ¿Qué ocurrió para que el batería
Frankie Banalli no haya formado parte de la gira?

Blackie.- “No se por que ha corrido
el rumor que él iba a girar con nosotros, por que nunca se habló
de ello”

– Hablando de músicos de WASP…¿Qué
les dirías a los que echan de menos en exceso a Chris Holmes?

Blackie.- “Pues lo respeto, pero no
les diría que soy muy feliz con mi nuevo guitarrista, por que además
de ser un gran guitarrista es un gran músico que aporta muchas ideas
muy válidas para la banda, ha tocado la batería en un par de canciones,
podemos hablar entre nosotros, y es una gran persona. Además, lo que
él hace con un solo dedo lo hacía Chris Colmes con las dos manos,
incluso ni eso…”

– Para terminar, antes has dicho que giraréis
de nuevo antes de fin de año ¿Eso significa que vendréis
a nuestro país?

Blackie.- “Es nuestra intención,
pero como siempre depende del público, si el público quiere vendremos.
Es fácil, si el público hace un sold out como esta noche seguro
que vendremos”.

– Lo que son las cosas, he comenzado la entrevista
diciendo que corren tiempos difíciles para el heavy metal, y tras lo
que acabas de decir me acabas de hacer cambiar de opinión…

Blackie.- “Estamos muy contentos. En
esta gira hemos tocado ante más gente en una actuación que en
diez de otros tours pasados. Parece que la cosa funciona…”

– Muchas gracias, Blackie. Espero que nos veamos antes
de fin de año, eso significará que todo va fantástico.
Espero y deseo que brindes con champán después del show por que
todo ha ido muy bien.

Nota.: Seguro que Blackie brindó, por que en su actuación
madrileña hubo un lleno total, y el público vibró plenamente
con la banda.

Rafa Basa

Fotos: Archivo RafaBasa.com y www.waspnation.com/