Inicio Festivales Metal Mania HELLOWEEN – Cronica y fotos del concierto

HELLOWEEN – Cronica y fotos del concierto

0
Century Media - LIQUID TENSION EXPERIMENT
SMITH/KOTZEN
Century Media - BAEST - WITHERFALL - EYEHATEGOD




Documento sin título


HELLOWEEN

Viernes 25 de Junio – Plaza de toros de Valencia

Después del punto más actual del festival (en cuanto a estilo, no en cuanto a longevidad de las bandas necesariamente, no seamos tiquismiquis) representado por Cradle of Filth e In Flames, volvíamos al rollo más clásico con los remozados HELLOWEEN. Lo cierto es que están viviendo un buen momento tras la entrada de los nuevos miembros Sascha Gertsner (ex Freedom Call) y Stefan Schwarzmann (ex UDO, Running Wild,…).

Su concierto en Metal Mania se retrasó no se exactamente porqué (les pasó exactamente lo mismo que en Madrid cuando tocaron con Rage el año pasado) dejándonos sin poder disfrutar de “I want out”, el clásico inmortal que todo el mundo pidió insistentemente durante todo el show. Hay veces que los grupos deben darse cuenta de que el horario en los festivales es muy ajustado y a veces quizás es más importante tocar con un sonido menos bueno que apurar al máximo para que todo sea perfecto y tener que recortar temas del set list.

Bueno, pero vamos con lo que vimos y no demos mayor importancia a lo que esta vez no pudo ser. La banda recurrió a lo que todo el mundo quería oír escogiendo un set list compuesto de clásicos atemporales que hicieran del concierto una apuesta a caballo ganador. Se puede discutir que vayan a lo fácil y que no arriesguen tocando de los últimos discos, indudablemente menos populares que los “Keeper”, pero lo cierto es que es un placer y un lujo escuchar en 2004 un concierto compuesto exclusivamente de canciones con más de 15 años (con la excepción de dos temas) y por ello yo no voy a ser precisamente el que se queje de esto.

Había muchísimo público viendo a HELLOWEEN y es que siguen siendo de los grandes y sobre todo de los que más tirón tienen, combinando un público joven y adulto para no quedarse ni anticuados para unos ni ser modernos para otros. La verdad es que todos disfrutaron por igual del repertorio “de toda la vida” que ofreció la banda esta noche.

Al igual que hicieron en la última gira, comenzaron el concierto con “Starlight”, tema perteneciente a su primera maqueta y que es perfecta para empezar un concierto de puro y duro power metal (del de verdad, que por algo ellos fueron unos de los inventores más importantes del estilo). Tras esto se atrevieron directamente con “Keeper of the seven keys” (que Andi presentó cómo un tema muy corto… de unos 15 minutos) y que hizo las delicias de la mayoría que tienen a estos dos discos cómo la piedra filosofal de muchas cosas (yo entre ellos) que fue un prodigio de interpretación por parte de todos los miembros de la banda (hasta Michael Weikath pareció disfrutar del tema). Lo cierto es que la perdida de tiempo inicial parece ser que sirvió para algo porque el concierto sonó de maravilla, en especial la batería de Stefan (¡que gran trabajo hace este veterano y cuanto ha aportado al sonido de la banda!) y la voz de Andi. El ex vocalista de Pink Cream 69 por fin ha aprendido a modular y ha cantar en las tesituras que puede, compaginando de una vez tanto el trabajo de frontman cómo el de cantante, detalle en el que fallaba de manera estrepitosa hasta hace poco tiempo en directo.

Sascha Gertsner cada vez tiene más protagonismo en la banda (al menos en directo) y Michael Weikath hasta se mueve y parece que le echa ganas (¿qué le pasará?) pero el que sigue siendo un torbellino en escena llevando en volandas el sonido y la actitud de la banda es el bajista Markus Grosspkopf. Siempre ha sido el más heavy con diferencia de los 5 componentes y el que posiblemente más siente el peso y la historia de la banda y por ello siempre aporta un punto extra para que Helloween funcione en directo. Un diez para él una vez más.

La gente no estaba para novedades y sólo quería pasarlo bien a ritmo de clasicazos… ¿y qué mejor que seguir con “Future world” para ello? Pues eso, intro de la banda y de repente todo el mundo con los brazos en alto y coreando aquello de “If you’re out there all alone, and you don’t know where to go to, come and take a trip with me to Future World”. Andi Deris, cada vez en un más perfecto castellano (y es que para algo vive en Tenerife desde hace muchos años), seguía haciendo bromas, animando a la gente a cantar y creando buen rollo con el público en definitiva (y siendo menos pesado que en otras ocasiones), mientras el resto de la banda rallaba musicalmente a buen nivel.

Tras esto nos dijo si queríamos volver a “Kepper 2” y volar libres. Efectivamente todo el mundo gritó “Eagle fly free” antes de que Sascha y Michael dieran inicio al tema armados con sendas guitarras blancas de flecha que dieron un aire más heavy si cabe al tema (por cierto, Weikath sigue siendo el músico que más veces he visto cambiarse de guitarra en un concierto… hasta 5 distintas conté en 45 minutos de actuación). “If I could fly” de “The dark ride” fue el tema más actual que sonó en toda noche y para mi gusto sobró por soso e inadecuado para la tendencia que estaba llevando la banda. El ambiente se relajó pero rápidamente volvieron a tirar para arriba con el clásico “Dr Stein” que todos coreamos y bailamos cómo el tema se merece.

Para la siguiente, Deris nos pidió que aportáramos un punto de “fuerza” extra al cantar. “Power” fue una de las canciones más intensas de la noche con la mezcla de fuerza y de melodía que contiene el tema. Cómo en otras ocasiones, alargaron la interpretación a través de los pegadizos coros del estribillo y la clásica pero siempre vistosa lucha entre (en este caso cómo dijo Andi) arriba y abajo para ver quien gritaba más fuerte. Normalmente lo alargan demasiado pero afortunadamente en este caso sólo lo hicieron durante el tiempo justo para que no se hiciera pesado y por eso todo el mundo disfrutó del momento. Tras esto se despidieron a falta de un último clásico cómo fue “How many tears”, único tema que sonó de mi disco preferido de HELLOWEEN cómo es aquel ya lejano “Walls of Jericho” y que, aunque suena diferente sin la voz protagonista de Hansen o Kiske, fue un perfecto broche final para dar carpetazo a un concierto que me sorprendió muy positivamente (y creo que no fui el único). Por cierto, para no perder el punto cachondo que siempre caracterizo a los “Happy Helloween”, terminaron el concierto intercambiándose los instrumentos y tocando las últimas notas del tema un tanto “descolocados”, je,je.

Se les pueden criticar muchas cosas pero la verdad es que a estas alturas creo que han sabido controlar su status de leyenda y combinar perfectamente los gustos del público, sus posibilidades cómo músicos a estas alturas y lo que después de tantos discos pueden dar de sí. Quizás sea el camino fácil para seguir estando arriba pero sinceramente yo prefiero disfrutar en directo de los temas que les hicieron grandes (pese a que sea una evidente jugada comercial) a aburrirme escuchando canciones sin chicha cómo las que pueblan sus últimos trabajos (discos decentes, ojo, pero a años luz de sus obras maestras). En Metal Mania disfrutaron e hicieron disfrutar a la gente con un concierto muy entretenido, bailón e intenso. Se trataba de calentar a la gente de cara a lo que se avecinaba y eso lo hicieron de lujo. A mi me encantaron y me lo pasé de maravilla coreando y moviendo los pelos al ritmo de los temas clásicos. No quiero mirar más allá y lo cierto es que se ganaron que vuelva a verles la próxima que pasen por aquí. Ahora, si Michael Weikath sonríe ya hasta me corto la coleta, je,je.

Y nada, acabó HELLOWEEN y todo el mundo se olvidó de todo por un momento y se dispuso a vivir esa sensación que pocas veces se pueden sentir en esta vida: el comienzo de un concierto especial.

Texto: David Esquitino
(david_esquitino@rafabasa.com)

Fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


ANKHARA - Premonicion KIVENTS REYLOBO - El Octavo PecadoEVANESCENCE - The Bitter TruthROCK GUITAR EXPERIENCE
ANKHARA - Premonicion
REYLOBO - El Octavo Pecado
EVANESCENCE - The Bitter Truth
KIVENTS
ROCK GUITAR EXPERIENCE