Inicio Conciertos Crónica Concierto DIMMU BORGIR – HYPOCRISY – NORTHER – Barcelona

DIMMU BORGIR – HYPOCRISY – NORTHER – Barcelona

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up




Documento sin título


Barcelona 12 de Octubre del 2003 – Sala
RazzMatazz 2

Llegó el día: 12 de octubre. Un día sin
lluvia aunque algo lúgubre servía de atrezzo para una descarga
de buen black melódico de unos DIMMU BORGIR intrigantes.
Y digo intrigantes porque son muchas las críticas volcadas sobre un grupo
tan amado como odiado sobre el que han recaído muchas veces críticas
achacadas a su comercialidad y su poca efectividad en directo, inclusive en
la duración de los mismos. Los llamados “Rhapsody del Black”
no iban a tenerlo nada fácil para convencer a más de un fan algo
decepcionado con sus anteriores descargas pero cabe decir que se portaron bien.
Las puertas del RazzMatazz 2 estaban ciertamente atestadas por cientos de seguidores
que no descansan ni en el día del señor, como buenos profesantes
de la maldad. Nuevamente un 10 para el ejército de las tinieblas… a
ver si empezamos a portarnos igual con los conciertos de Metal extremo, ¿eh?

Estamos dentro. Nada parece haber cambiado desde la última
vez. Seguimos con la misma historia de siempre: camareros en las barras que
se preocupan más de hablar que de servir, cerveza a precio del barril
de crudo y unos precios de camisetas abusivos que sirven para costear las bellezas
de la señorita que las vende. Vamos a realizar una iniciativa de firmas
para solicitar una streaper en el puesto de las camisetas con tal de justificar
un poco el elevado precio del merchandising. Quizás en un futuro concierto
de Motley Crue, quien sabe.

Iniciamos la romántica velada con unos desconocidos
NORTHER. Un grupete novicio y desconocido para mis orejas del
que jamás había oído hablar. Una formación joven
iniciada en 1996 y provenientes de la tierra de sus hermanos mayores: Children
of Bodom. Mi opinión no es demasiado optimista ciertamente. Su actuación
me pareció correcta aunque algo mediocre. No, como algún detractor
soltó por ahí, no hacen versiones de los COB. Su estilo podríamos
describirlo como una mezcla entre Children of Bodom con menores dosis de neoclacisismo
y originalidad sin llegar al nivel técnico de su fuente de inspiración.
Algo más volcados en crear atmosferas y temas más pesados no destacaron
por nada en especial. Su performance resultó algo aburrida. Todos ellos
estaban muy estáticos sobre el escenario y por si fuera poco el sonido
era pésimo con excesivo contraste con los cabezas de cartel. Casi siempre
se trata muy mal a esta clase de grupos en el tema de sonorización. Así
pues, si a un grupo del montón además les haces sonar mal y le
sumas que la que vende sus camisetas no hace top-less, ¿qué demonios
esperas? Les doy un 5 sobre 10.

Llega el momento que muchos estábamos esperando. Y es
que, para ser sinceros, muchos de los presentes tenían más interés
en degustar la mala leche de Peter Tägtgren (HYPOCRISY,
LOCK UP, THE ABYSS, PAIN) y su séquito de malechores que a los DIMMU
propiamente. HYPOCRISY es otro de esos bastantes
grupos que llevan sacándose las castañas del fuego desde principios
de los 90 y que han sabido conquistar a el “gran” público como
todos debieran y pocos hacen, esto es, trabajo duro y con calidad. Una banda
curiosa en todos los aspectos sobretodo en lo que a propias inquietudes musicales
se refiere. Y es que, pueden gustarte o no, pero lo que resulta innegable es
el dinamismo polifacético que estos cabrones han ido plasmando álbum
tras álbum, haciendo de cada uno de ellos un nuevo fascículo de
la enciclopedia sobre la inquietud y el recreo compositivo en el Metal. Pueden
gustarte más otras épocas pero lo que es cierto es que no defraudan.
La comercialidad no tiene cabida en unos fieles amantes de la música
tal y como nos corroboraba su bajista Mikael Hedlund (HYPOCRISY,
THE ABYSS) en una entrevista que esperamos colgaros en breve.

Los muchachos provenientes de tierras de las amigas de Paco
Martínez Soria en sus años no tan mozos, supieron dar al público
lo que quería iniciando ataque con un pletórico “Roosvelt
47”. Moshing desde ya un segundo “Killing Art” que puso en entredicho
mi habilidad locomotriz en el foso de fotógrafos cuando una mole casi
sucumbió sobre mí. ¿Qué van a tocar? ¿Todo
el Abducted? Pues no. Saludos y agradecimientos para los allá presentes
y otro regalito de su etapa del Fourth Dimension: “Apocalypse”. Volvemos
a los tiempos de antaño para ejecutar un “Pleasure of Molestation”
que data de cuando Masse Broberg aún militaba como vocalista y que ya
eleva la temperatura de la sala a cotas frenéticas, ventiladas por una
horda de headbangers deseosos e insaciables de más y más “amor”
(esto último parece extraído de la sinopsi de una peli porno :-P).
Proseguimos con el deleite, esta vez de corte más actual, con un “Destroyed”
bien realizado extraído de su último y controvertido plástico
“Catch-22”. Le siguió el famoso tema extraído del álbum
homónimo del que se decía que sería el último de
su carrera “The Final Chapter”, todo un temazo sí señor.
“Fire in the Sky” tampoco hizo bajar el listón como tampoco
lo hicieren “Buried”, tercer tema tocado del álbum “Abducted”,
y el que serviría como epitafio de una gran actuación “Fractured”
del LP que lleva el nombre de una banda que no nos dejó impasivos. El
sonido durante todo el espectáculo fué bueno aunque bastante mejorable
si se hubiera procurado un poco más de claridad en las guitarras y contundencia
en la batería. Excelente puesta en escena de unos músicos, que
como siempre han demostrado, no se valen de muñequitos, maquillaje ni
polleces para ofrecer lo que el público espera de ellos. ¡Muy bien
HYPOCRISY! ¡Un 8 sobre 10!

Una breve pausa para recuperar el aliento: llegan DIMMU
BORGIR
. La noche se ha ceñido sobre nosotros, es hora de trabajar.
Había mucha incertidumbre acerca de su actuación. ¿Será
tan sosa y monótona como la anterior? A ver si esta vez el show era un
poco más largo porque con la única hora de su anterior paso por
barcelona nadie quedo satisfecho. Las únicas referencias recientes con
las que contábamos se remontaban al show ofrecido en Bilbao recientemente
en el que la banda peleó durante 90 minutos como marcan los mínimos
de ese contrato moral no firmado de la hermandad del Metal. Prefiero no pensaaaaaar,
prefiero no sufriiiiir!!! Recuerda que yo quiero tenerte cerca pero sin yo quererlo
tu te vas de mí. ¿Era así esto o qué? Deliro…
luces, camara… ¡acción! Señores… con ustedes: ¡DIMMU
BORGIR
!

Una intro sirvió como aliviante para una espera bastante
pesada entre montaje y montaje. Las luces recorrían todo el escenario
como si buscaran a un preso recién fugado. Era el hilo musical que parecía
darnos la bienvenida en nuestra llegada al mismo purgatorio. Infinidad de cabezas
se avalanzaban a la valla para acoger a una banda que ya lleva tiempo en esto.
Irrumpen en escena maquillados hasta la médula y con unas espinilleras
llenas de pinchos que no invitaban ni a atarse los zapatos. En esta ocasión
Mustis no iba vestido con chaqué y copa pero no hizo falta. Los satánicos
inician la oda a la maldad con un “Leper’s Among Us”, tercer corte
de su último trabajo “Death Cult Armageddon” al que le siguió
un “In Death’s Embrace” de su maravilloso Enthrone Darkness Triumphant.
Otra vez un tema de su último disco “Cataclysm Children” que
destaco por una excelente iluminación patente a lo largo de todo el concierto.
La bienvenida estaba más que aceptada. Galder (DIMMU BORGIR,
OLD MAN’S CHILD) y Erkekjetter (DIMMU BORGIR, NOCTURNAL BREED)
estuvieron pletóricos salvo en contadas ocasiones al igual que Nicholas
Barker (DIMMU BORGIR, CRADLE OF FILTH, LOCK UP, BRUJERIA) que
se valió de su excelente calidad técnica para contrarestar su
mala situación al fondo del escenario. Cabe decir que este personaje
no es noruego, sino inglés y su envergadura es equivalente a un armario
empotrado. Aún así creo que posee unas de las más veloces
manos en la escena extrema junto a Jan Axel Von Blomberg (MAYHEM, ARCTURUS,
THE KOVENANT, THORNS, WINDS), alias HellHammer, actualmente en Mayhem.

Le siguieron “Vredesbyrd”, “Unorthodox Manifesto”
y un “Progenies Of The Great Apocalypse” (tema escogido para el videoclip)
que supondrían la parte de presentación de este nuevo disco a
excepción de un “Kings Of The Carnival Creation” que se incluyó
dos años atrás con el Puritanical Euphoric Misanthropia. La segunda
parte del espectáculo se inició con un “Indoctrination”
muy celebrado por los presentes y un “The Blazing Moonlight Of Defiance”
concatenado con “The Insight And The Catharsis” de su famoso Puritanical
que supuso el fin de mi etapa favorita. Los noruegos nuevamente se ausentaron
unos minutos para hacerse de rogar y arrasar finalmente con su parte más
emotiva del show. “SpellBound (By the Devil)”, el único corte
de su etapa más “étnica”, “Raabjørn Speiler
Drangheimens Skodde”, “StormBlast” y un “Mourning Palace”
siempre efectivo aunque algo carente de intensidad para ser el tema con el que
se despidieron. Esta vez sí convencieron por lo que los 21 euros de la
entrada quedan saldados. Otro 8 para los DIMMU BORGIR.

Veremos qué tal se portan la próxima vez. Con
esto de ser amigos de los amigos del diablo nunca se sabe. Las terceras personas
nunca fueron buenas.

Texto y Fotos: Daniel Rubio

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre
ellas.