Inicio Lanzamientos A-Z VITAL REMAINS – Dechristianize

VITAL REMAINS – Dechristianize

0

Es difícil no deshacerse en halagos cuando escuchas
un disco de un grupo con una calidad tan sorprendente como es Vital
Remains
, una banda que ha sobrevivido y ha sabido cabalgar a través
de las modas y el paso del tiempo para nunca quedar obsoleta y sonar siempre
tan fresca como en 1989, cuando empezaron a tocar y grabaron su primera
demo “Reduced to Ashes”.

Han pasado 14 años desde entonces y de la formación
original sólo queda Tony Lazaro a las guitarras, el cual se ha rodeado,
para resucitar a la banda, de Dave Suzuki (bajo, batería y guitarra)
y del prestigioso Glen Benton, mente maestra de Deicide, a las voces. Un
trío de esa categoría resulta absolutamente demoledor a todos
los niveles, compositivo y técnico, cosa que queda totalmente demostrada
en este último trabajo. Los tres miembros del grupo bordan sus respectivas
tareas; Benton transmite un poderío vocal nada similar a sus trabajos
con Deicide, las guitarras despiden unos riff machacantes ,cortos e intensos
que, acompañados del poder de la batería de Suzuki, te golpean
constantemente en el pecho una vez tras otra, sin piedad, sin concesión
a rendición de ningún tipo.

El aspecto musical que más llama la atención
cuando escuchas el disco son los afilados cambios de ritmo que ciertos temas
poseen. Inmerso en la brutalidad propia del Death, de repente todo para
rebajar el ritmo radicalmente, generalmente coincidiendo con la entrada
de la guitarra principal, en una base muchísimo más heavy.
Simplemente es fascinante escuchar a Benton a la vez que le acompaña
una guitarra de una manera tan precisa. Estos cambios de ritmo no le restan
agresividad al disco, en absoluto, lo único que hacen es aumentar
esa magia maligna que Vital Remains posee y es capaz de
transmitir. Sin estos toques de maestría y virtuosismo el disco se
vería reducido a un simple trabajo más de la escena Death,
escuchadlo y veréis lo que os quiero decir.

Dechristianize es una auténtica obra maestra dentro
del género Death Metal que no tardará en convertirse en un
álbum de culto para sus amantes, si no, tiempo al tiempo. Ocho temazos
más una introducción es el numero de cortes que el disco posee.
La introducción, con un significativo título Let the Killing
Begin… (la misma frase que rezan sus camisetas), es una maravilla
que cumple su función de manera asombrosa.

El disco te cautiva y llama tu atención desde el
primer segundo en el que empieza a sonar. Los primeros coros del Carmina
Burana (Carl Orff) comienzan a sonar al tiempo que se escucha un discurso,
desconozco si de una película o creado especialmente para este disco,
que representa un juicio a Cristo. En el momento en el que confiesa ser
el hijo de Dios los coros de la canción alcanzan su punto álgido
y entonces comienzan a escucharse los sonidos propios de una guerra: bombas,
ametralladoras, gritos en alemán… Simplemente sublime.

Tras este maravilloso corte nuestros oídos están
predispuestos a todo aquello que los señores de Vital Remains
quieran decirnos, y esto se traduce en ocho temas seguidos, uno tras otro,
del mejor Death metal que hemos escuchado en años. Canciones que
destacar…todas, pero si no me queda otra opción que elegir
una me quedo con la que da el nombre al disco, DeChristianize, corte número
dos, situado inmediatamente después de la introducción, y
es la que a priori, mas impresionado me dejó.

Larga vida al regreso de Vital Remains.
Tras cuatro años de silencio, el mundo está listo para ser
descristianizado.

Daniel Pastor