Inicio Lanzamientos A-Z HTP – HUGHES TURNER PROJECT – II

HTP – HUGHES TURNER PROJECT – II

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Es un buen álbum, sin duda. Son dos monumentales vocalistas,
cada uno en su estilo y tesitura, y por fortuna siguen teniendo claro que en
éstos tiempos que corren lo más óptimo para ellos y sus
fans es hacer hard rock con reminiscencias de los 70´s-80´s e indirectamente
acercarse a lo que fueron sus trayectorias brillantes y pasadas en Deep Purple
y Rainbow, pero creo que éste disco, a pesar de ser un gran redondo,
no es tan extraordinario como fue su debut, al menos eso me trasmite tras varias
y profundas escuchas.

Los temas más fuertes, duros, y hard roqueros no tienen
la furia y empuje brutal que tenían los del mismo corte en el primer
cd, HTP I, es más, este tipo de canciones a mi modo
de escuchar escasean en ésta segunda entrega, y los temas más
cargados de feeling no se aproximan a los del debut.

Su magia continua, sigue la brillantez, pero a menor intensidad;
parece como si la chispa divina que nos mostraron de forma colosal en el anterior
disco se hubiera nublado vagamente. Pero cuidado, con esto no pretendo eclipsar
ni menospreciar la labor y el trabajo de éstos dos monstruos, pero si
debo decir que este disco me parece bastante menos inconmensurable que HTP
I, que para mi si fue galáctico.

En HTP II encontramos más sosiego,
menos rock duro, hay más cortes melódicos, lo que me agrada pero
tampoco termina de convencerme plenamente. En cuanto a la labor individual de
los dos geniales cantantes comentar que en éste “II” las
fuerzas están más equilibradas entre Turner y Hughes, sobre todo
por que la mayoría de los temas en cuanto a estribillos, y melodías
son cantadas a duo, con dobles voces, independientemente de cada una de las
canciones repartidas entre ambos como solistas. Parece como si Glenn no hubiera
deseado vencer por goleada a Turner en éste disco, como pasó,
en mi opinión, en el primero. La diferencia sigue existiendo entre ambos,
a favor de Hughes pero no tan enorme.

Vuelvo a repetir que el álbum es bueno, pero no tanto
como su predecesor… es posible que esperara que me embrujara más
que el anterior, por ello lo de la pequeña decepción. Por lógica,
habrá seguidores de los dos gigantescos cantantes que les guste éste
disco más que el otro, quizás por que éste es más
melódico, menos hard…es cuestión de gustos, o simplemente
de fanatismos.

Hablo de los temas: “Revelation” inicia el cd;
es el más fuerte del disco pero sin llegar a ser tan fiero y redondo
como “Devil´s Road” del primer álbum. La pista 2, “Alone
I Breathe” es un tema bueno, pero a la vez algo discreto comparado con
los del debut (perdonad que compare tanto HTP 1 con el 2, pero
es inevitable). En “Losing my head” el solo de guitarra de Steve
Vai eclipsa, en un corte que en su riff y ambiente inicial tiene cierto aire
a Dream Theater que desaparece en su estribillo setentero. “Going My Way”
tiene ambiente 70´s, una sentida melodía y un estupendo y bonito
estribillo. El corte 6, “Lost Dreams” es un medio tiempo con una
personalidad y magia brutal, es de mis favoritos y parece sacado del disco de
Deep Purple “Stormbringer” lo que es de agradecer. La canción
7, “Time and time again”, cantada por Turner con gran duende y sentimiento
es otra de las mejores canciones, y recuerda al precioso “Streets on Dreams”
de Rainbow. Es una de las guindas del álbum. En el tema 8 vuelve la fuerza
del inicio, con un Hughes furioso y una base muy roquera. El tema 9, “Burning
the sky”, cantado por Glenn, es una buena balada. De cualquier forma,
ni ésta, ni la interpretada por Turner llegan a ser las grandiosas “Mystery
Of My Heart” y “Heaven´s Missing An Angel” que recuerdo
de forma sobresaliente de su debut. “Sofia” es otro de los mejores
cortes, otro tema melódico con un gran estribillo, y un riff cautivador.
El tema final, “Let´s Talk About It Later” tiene garra y poder,
sobre todo en la voz de Hughes; es otro de los mejores cortes.

En resumen, es un gran disco, selecto, puro y lleno de calidad,
pero no es uno de esos álbumes señalados por la mano de Dios que
pasan a la historia como obra maestra (en éste caso son “dos Dioses”).
Es una digna continuación a HTP I, pero solo digna.
Sinceramente, tratándose de quienes se trata, Glenn Hughes y Joe Lynn
Turner, esperaba más…De cualquier forma hay que dar las gracias
por que ambos genios sigan dándonos satisfacciones juntos y unidos; que
sea por muchos años.

Rafa Basa