Inicio Lanzamientos A-Z SKID ROW – Thickskin

SKID ROW – Thickskin

2
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
ALDEARAAN
ALDEARAAN

Este es el esperado nuevo disco de los remozados SKID
ROW
tras la marcha del batería Rob Afuso y sobre todo del carismático
cantante Sebastian Bach. Lo primero es aclarar que hay que valorar este disco
olvidándose del pasado y considerando que estamos ante una banda nueva
porque es evidente que las críticas serán poco favorables por
comparación con la época gloriosa de la banda.

Teniendo esto claro debemos decir que siguen en el grupo tres
de los miembros originales: los guitarristas Scott Hill y Dave “Snake”
Sabo y el bajista Rachel Bolan. Completan la formación el batería
Phil Varone (ex Saigon Kick) y el cantante Johnny Solinger, un buen vocalista
pero que, hablemos claro, no le llega a la suela de los zapatos al guaperas
Sebastian Bach ni en cuanto a potencia, garra y sentimiento cantando ni por
supuesto si hablamos de imagen y presencia escénica (que también
son detalles importantes sin duda para una banda). De todos modos, ambos son
completamente distintos por lo que no los debemos comparar necesariamente sino
simplemente decir que Johnny Solinger es un buen cantante dentro de una onda
mucho más actual y menos heavy.

Al ver su logo antiguo y la sobria portada que preside el
disco podríamos esperarnos algo parecido a sus dos primeros trabajos
(porque “Subhuman race” ya se salió un poco de madre y fue
cuanto menos extraño) pero la verdad es que queda poco de la fuerza,
rabia, actitud macarra y personalidad de esta banda única en su época
dorada. En este caso no lo digo cómo algo negativo y con cierto resquemor
en mis palabras porque simplemente SKID ROW es otro grupo diferente
sin Sebastian Bach. En esta nueva etapa han cedido sin descaro al amor de Rachel
Bolan por el punk rock y el rock n´roll más clásico y moderno
a la vez, y al gusto inevitable de la pareja de guitarristas por las tendencias
que han ido surgiendo y funcionando en Estados Unidos (su país) en la
última década. Esto hace que “Thickskin” sea una mezcla
de la base roquera de los SKID ROW originales pero arrancándole
de cuajo la parte más heavy y sleazy de la banda y añadiéndole
en sustitución unas buenas dosis de punk rock y “rock escandinavo”
actual, y toques (demasiado) grungeros e incluso numetaleros en ocasiones. Por
eso este disco te puede recordar por momentos a Pearl Jam, Alice in Chains,
Nickelback o Green Day, y a los Ramones, Iggy Pop o los últimos Guns
n´Roses incluso en otros (decantándose sin duda y lamentablemente
por la primera opción, eso sin duda). Algunos diréis: “¿pero
sonará a SKID ROW en algún momento, no?”.
Bueno, todos los temas han sido compuestos básicamente por la pareja
Bolan/Snake cómo antaño así que debería ser así
pero realmente sólo me recuerdan a una de mis bandas favoritas en ocasiones
y temas muy puntuales. De todos modos, “Thickskin” entra dentro
de lo que podríamos llamar la “evolución natural”
de la banda: Primer disco hardroquero y heavy americano más macarra y
directo, segundo más cañero, rápido y contundente, tercero
más bruto y simplote, y cuarto (sin contar el recopilatorio ni el EP
de versiones, claro) más “actual y garagero”, dejémoslo
ahí.

A pesar de todo lo que acabo de decir quiero aclarar que el
disco, una vez que todos tenemos claro que “no es” SKID
ROW
, no está tan mal cómo me estaba temiendo y cómo
me pareció en una primera escucha. En cuanto a los temas hay que decir
que al menos son variados dentro de una base roquera y un desarrollo más
“punkroquero” y alternativo que otra cosa y que hay buenas canciones
contenidas dentro de este “Thickskin” (también hay otras
demasiado modernas que sinceramente no me convencen nada cómo “Hittin
a wall” o “Swallow me (the real you)”). Destaquemos una rápida
“New generation” que deja claro por donde van los tiros en el disco
desde el principio; “Born is beggar” (más melódica
y pegadiza); la potente “Thick is the skin” (una canción
en clave roquera que no está mal); “Mouth of voodo” (mezcla
de rock n´roll clásico y guitarrero y punk rock más actual);
“Lamb” (un tema guitarrero que puede recordar en la estructura del
tema a “Slave to the grind” -cambiando rapidez por dureza,
eso sí-); la potente “Down from underground”, mezcla del
sonido clásico de SKID ROW, ramalazos de los “Loads”
de Metallica y un estribillo tipo “Breaking the law” (todo ello
en clave actual, eso sí); y “See you around”, un medio tiempo
sin el feeling de temas cómo “Wasted years”, “Quicksand
Jesus” o “18 and life” pero con un toque de sentimiento en
la voz de Solinger que me gusta. Caso aparte es la revisión que han hecho
del clásico inolvidable “I remember you”: Hay que tomárselo
cómo una broma porque corremos el riesgo de querer buscar a Solinger
y zarandearle hasta que se le ponga cara de Sebastian Bach y se le desgarre
la voz hasta ser capaz de cantar el final del tema original. Aclarado esto,
es uno de los temas más interesantes del disco (repito, si no entramos
en comparaciones directas con el original) que me recuerda por momentos a Guns
n´Roses y que queda bastante resultón en clave roquera (aunque
es evidente que suena bien por la magia de la composición original, detalle
que creo que no se le escapa a nadie).

Recapitulando, este “Thickskin” es difícil
verlo y considerarlo desde la perspectiva de ser el nuevo disco de SKID
ROW
. Yo prefiero no hacerlo y cómo tal decir que podría
ser mucho peor sin duda. Evidentemente no existe la fuerza de las guitarras
de antaño ni el sonido de bajo y batería poderoso de los inicios.
Sobre los gritos agónicos y la voz potente y desgarrada pero siempre
cargada de sentimiento de Sebastian Bach, en fin… ahora está Johnny
Solinger que es diferente y basta.

No se, para que os hagáis una idea este disco se podría
comparar con “Carnival of souls” de Kiss o con “Generation
Swine” de Motley Crue, dos discos diferentes y acordes a las nuevas tendencias
del momento en Estados Unidos de dos de las bandas más grandes pero que
no suenan a ellos ni por asomo. SKID ROW también es
historia por derecho propio y por eso debemos quedarnos con que “Thickskin”
es un disco raro y alternativo de una banda que ya no es lo que todos asociamos
en la cabeza con el concepto de SKID ROW. No hay ni que aceptarlo
ni que dejarlo de aceptar: “Thickskin” y los actuales SKID
ROW
son distintos y punto.

David Esquitino (esqui21@eresmas.com)
“La hora del guardián” (viernes de 9 a 10 de la noche en
Onda Merlín, 107.3 fm para el sur de Madrid y www.omcradio.org para el
resto de España)

Track list:

1- New Generation
2- Ghost
3- Swallow me (the real you)
4- Born a beggar
5- Thick is the skin
6- See you around
7- Mouth of voodo
8- One light
9- I remenber you (two)
10- Lamb
11- Down from underground
12- Hittin a wall

2 COMENTARIOS