Inicio Lanzamientos A-Z RAGE – Soundchaser

RAGE – Soundchaser

0
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

PACO VENTURA - GIRA 2020

Parece mentira que, tras una época algo irregular para
la banda (que comenzó hace unos 10 años tras el fantástico
“End of all days”) con discos oscuros, orquestales, extraños
para mi gusto y faltos de la dureza primigenia de una de las bandas que dio
nombre real al termino power/speed metal, fueran capaces de echar la vista atrás
para rescatar lo mejor del pasado sin olvidar la melodía característica
de los últimos tiempos de la banda para componer este fantástico
“Soundchaser”.

Este es el disco que hace el número 16 en la discografía
de RAGE (que se dice pronto) y el tercero desde que Victor
Smolsky (guitarrista) y la maquina Mike Terrana (batería) entraron en
la banda de Peavy Wagner. Ahora sí se nota que la formación es
completamente sólida, que tienen claro el camino que tiene que seguir
el grupo y que se han dado cuenta de que el éxito no suele llegar al
mirar necesariamente hacia delante sino que en las bases de algo siempre está
la clave para que la cosa funcione. Con “Welcome to the other side”
comenzaron a resucitar a la banda para la causa más metálica,
poderosa y heavy. “Unity” fue un trabajo con fantásticas
críticas pero donde pienso que pesó más la calidad instrumental
individual que la labor de conjunto. Con “Soundchaser” han reencontrado
definitivamente el camino y ahora sí puedo decir que RAGE
han vuelto a ser la banda que siempre me maravilló con discos cómo
“Secrets in a weird world”, “Trapped!” o “End
of all days”.

En “Soundchaser” han vuelto al sonido de esos
discos con un trabajo de temática conceptual (el segundo en su historia
tras “Ghost” en el 99) basado en la existencia de unos “biomecanoides”
llamados cómo el disco que tienen su razón de ser en que reaccionan
ante señales acústicas. Según H.P. Lovecraft (el autor
en que se ha basado Peavy para escribir la historia), estos “bichos”
serían utilizados cómo armas de defensa en misiones secretas contra
dictadores y terroristas y son capaces de comunicar sus sentimientos y pensamientos
sólo entre los de su especie. “Soundchaser” cuenta la historia
del último de ellos que murió sólo y olvidado.

Desde la portada (continuadora de “Unity” pero
a mi modo de ver más cercana al concepto de las pirañas metálicas
que ya aparecían en “Perfect man” y que han aparecido en
casi todos los discos cañeros –y esta no es una afirmación
gratuita- de la banda desde entonces) nos damos cuenta de que Peavy ha querido
que RAGE vuelva a ser la banda poderosa que siempre fue pero
sin perder la dosis de melodía, feeling y personalidad que son la seña
de identidad de RAGE.

Me ha encantado la forma de cantar de Peavy en el disco, con
esa voz grave, profunda y semigutural pero con ese “deje” melódico
cargado de sentimiento tan particular que, a mi modo de ver, hacía mucho
que no utilizaba tan claramente. Las guitarras de Victor suenan menos limpias
que en los dos discos anteriores “perdiendo” cierta nitidez pero
ganando claramente en contundencia. Mike Terrana sigue siendo una locomotora
y cómo tal uno de los puntos más sobresalientes del disco (¡vaya
batería, señores!). Por cierto, el sonido es fantástico,
mezcla de limpieza y “suciedad”, no se si me entendéis…
Es decir, el disco suena de maravilla pero utilizando ese sonido crudo, poderoso
y menos nítido del que pecan la mayoría de producciones actuales.
Todo ello contribuye a que “Soundchaser” esté muy por encima
de los últimos discos de RAGE, detalle que debería
contribuir a que la banda sea reconocida masivamente por esto y no por sus discos
más comerciales y orquestales.

Ahora me toca la difícil papeleta de hablar de los temas
que componen el disco. Por una vez no voy a “escoger” ya que me
parecen todos fantásticos. Unos me gustan más y otros menos (ya
sabéis aquello de que para gustos los colores) pero creo que esta vez
es mejor informar que opinar sobre las canciones:

Comenzamos con “Orgy of destruction”, una intro
a ritmo de batería, fogonazos guitarreros y bajo machacón tipo
ritmo marcial para pasar rápidamente a la poderosa “War of worlds”
para empezar el disco realmente con un tema que recuerda la fuerza de canciones
tipo “End of all days”, “Black in mind” o “Firestorm”.
El tercer tema es un cañonazo (sin perder nunca la melodía característica
de Rage) llamado “Great old ones” presidido por un riff de guitarra
matador y un sonido de bajo fantástico. El cuarto corte da título
al disco y suena cómo hace años que para mí no sonaba RAGE,
mezclando cómo antaño caña y sentimiento en uno de los
mejores temas del disco. “Defenders of the ancient life” es más
melódico destacando el trabajo de Terrana en este corte, además,
posee un estribillo pleno de comercialidad bien entendida. El tema seis se llama
cómo su disco del 89, “Secret in a weird world”, y es un
tema rápido, con un fantástico Victor Smolsky y un Peavy sacando
su faceta más agresiva cantando. “Flesh and blood” es más
lenta y machacona y menos atractiva para mi gusto, destacan los coros de Victor
y Mike y el feeling en la voz de Mike en esta. “Human metal” es
otra de las que más me han gustado, cañera y pegadiza a la vez
y con un estribillo fantástico para corear en directo. El corte 9 se
llama “”See you in heaven or hell. Falling from grace” y detrás
de este título tan largo se esconde el tema más “happy”
del disco pero sin perder el punto RAGE de toda la vida (es
una canción cercana musicalmente a “Higher than the sky”
para que os hagáis una idea). Las dos últimas son dos partes de
una misma canción que se divide en “Wake the nightmares”
(que comienza a modo de balada y va alternando fuerza y tranquilidad según
se desarrolla el tema) y “Death is on it´s way” (un gran tema
melódico para terminar y con un Peavy cantando con ese sentimiento que
sólo él sabe darle a su voz “cazallera”).

Parece ser que la fuerza de RAGE no estaba
en el pelo de Peavy cómo Sansón ya que ha sido raparse la cabeza
(la verdad es que tenía un problema alopécico importante desde
hacía ya bastantes años, je,je) y volver a dar caña si
no cómo antaño (que tampoco hay que pasarse pidiéndole
peras al olmo) sí de un modo más cercano al pasado que al futuro.
Bromas aparte, “Soundchaser” es un disco fantástico que a
mi modo de ver supera con mucho a “Welcome to the other side” y
“Unity” (un disco que, pese a que recibió críticas
positivas casi unánimes, me deja complemente frío) y recupera
a los RAGE más poderosos y únicos de sus discos
de finales de los 80 y principios de los 90. Por ponerle alguna pega, se puede
echar de menos algo más de tralla en ocasiones y algún tema directo
o pegadizo al modo de un “Suicide”, “Don´t you fear
the winter”, “Solitary man” o “Light into the darkness”,
pero eso ya sería buscarle tres pies al gato.

Resumiendo: gran, inesperada y sobre todo favorable sorpresa
este “Soundchaser” que, en principio, debería convencer por
igual a los amantes de los RAGE antiguos (cómo yo) así
cómo a los defensores de su segunda época. Lo dicho, todo un lujo
y una joya este nuevo disco de los alemanes.

David Esquitino (esqui21@eresmas.com).

“La hora del guardián” (viernes de 9 a 10 de la noche en
Onda Merlín, 107.3 fm para Madrid y www.omcradio.org para el resto)

Track list:

– Orgy of destruction (intro)
– War of worlds
– Great old ones
– Soundchaser
– Defenders of the ancient life
– Secrets in a weird world
– Flesh and blood
– Human metal
– See you in heaven or hell. Falling from Grace
– Wake the Nightmares (Pt. 1)
– Death is on it´s way (Pt. 2)