Inicio Lanzamientos A-Z CUATRO GATOS – La Caja de Música

CUATRO GATOS – La Caja de Música

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Este primer c.d. de CUATRO GATOS supone
la culminación de los anhelos y sueños musicales de un genio:
Juanmi Rodríguez, un majestuoso teclista al estilo de Don Airey, Eddie
Jobson (U.K., Jethro Tull, etc), Tony Banks (Genesis), o Rick Wakeman (Yes),
que comenzó a ser conocido en el mundillo del rock gracias a su paso
por los ÑU de José Carlos Molina durante un tiempo. Juanmi demuestra
ser un brillante compositor, arreglista, productor, creador de melodías
y buenas canciones, diseñador, y además un virtuoso y sobresaliente
teclista. Sin duda es uno de los genios vivos de nuestra música, y
así lo demuestra en éste debut.

Es claro que no sólo él forma la banda; a su
lado encontramos al cantante Iván Urbistondo (ex Beethoven R.) que canta
de manera notable, aunque bajo mi opinión lo hizo mejor con Beethoven
R. en “Un Poco Más”, donde le noté con voz más
segura y cómoda; de cualquier forma es un buen vocalista, y lo demuestra
en el álbum aunque para mi gusto haya quedado un poco baja su voz en
la mezcla final del disco. A la batería hace su labor Joaquín
Arellano, “El Niño”, que ha aprendido mucho desde que tocaba
a las órdenes de Muro y Ñu, Pedro Vela evidencia ser un guitarrista
de gran porte y elegancia, y Javier Canseco es un bajista virtuoso. Junto al
brillante Juanmi no podían formar escuderos de menor categoría,
sin duda.

El disco es “un discazo” lleno de calidad al 1000%,
selecto gusto y un concepto musical que en mi opinión combina la labor
magistral de Juanmi a los teclados,-principal soporte sonoro de la banda-, con
una grata labor instrumental y la buena voz de Iván. La principal arma
de cada uno de sus temas son las melodías, conseguidas tras un fino y
delicado trabajo basado en la elegancia. Espero y deseo que éstas sean
del agrado de los más selectos oídos y de los melómanos
exigentes, que muchas veces rechazan lo “made in Spain” por costumbre.
Este disco merece mucho la pena, señores…

Buscar comparaciones con estilos o bandas sería “lo
de siempre”, pero para que os hagáis una idea, el trabajo de éste
debut está basado en una variada combinación de postulados cercanos
por un lado a grupos de rock sinfónico de los 70´s/principios de
los 80´s como Asia, o U.K., mezclados con un ingrediente importante influenciado
bandas de hard rock de los ochenta, combinado con un ápice de frescura
y una marcada alabanza a la elegancia sin la que CUATRO GATOS no
serían lo que son. Este disco puede gustar a todo tipo de públicos
amantes del rock con melodía y buenos arreglos.

Los doce temas que lo forman son excelentes sin excepción.
Los que más gustarán a primera escucha son: el directo y pegadizo
“Hermano Enemigo”, que ya sobresalía en su maqueta, y “Más
allá de la realidad” con una melodía encantadora. Ambos
son los temas más power del disco. Yo particularmente me quedo con el
corte número cinco “Un extraño en mi cabeza” impregnado
por unos soberbios teclados y una trabajadísima melodía, el corte
9, “A quien pueda escucharme”, un tema a medio y lento tiempo muy
delicado, con cierto aire a Dare, la exquisita “La Caja de Música”
donde en su intro (fragmento del nocturno nº 9 de Chopin) Iván nos
deleita demostrando ser un gran pianista. El tema en sí nos deja extasiados
por su construcción, melodía y calidad a raudales, y el precioso
final con “Una promesa”, otro canto a la delicadeza y el buen hacer,
tocado a la acústica, y donde Iván hace una interpretación
fenomenal.

Enhorabuena, Juanmi, Joaquín, Iván, Pedro y Javier.
Sólo falta que el gran nivel instrumental y vuestra calidad sea reconocida
y entendida por la mayoría, lo que no es nada fácil.

Rafa Basa