Inicio Lanzamientos A-Z RAMOS – Living in the Light

RAMOS – Living in the Light

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Primer disco en solitario de uno de los guitarristas más
activos y reputados dentro del A.O.R. actual. En su currículum podemos
encontrar a principios de los 90’s participaciones en discos tan grandiosos
como los dos de The Storm, y más recientemente en los otros dos de Two
Fires (secuela de los anteriores, siempre junto al fantástico vocalista
Kevin Chalfant), en el retorno después de más de una década
de los míticos Hardline de los Hermanos Gioeli y en la última
obra del vocalista Robert Flieschman.

Quizá este buen músico de origen puertorriqueño
haya pensado que ya era hora de sacar un disco en solitario, y el resultado,
además de previsible en cuanto a estilo, lo es en cuanto a calidad. Cualquiera
de los temas se podían haber incluido en los discos anteriormente citados,
A.O.R. de primera clase, lleno de melodías de guitarra y teclados (a
cargo de Michael T. Ross de Hardline) que se van intercalando con la voz de
Mark Weitz, por cierto un pedazo de cantante.

En la forma de tocar de Josh Ramos notamos la devoción
que profesa por Neil Schon, con una fuerza difícil de encontrar hoy en
día en los músicos de A.O.R., le pone pasión a cada una
de sus notas, y si no basta con escuchar el tema título que abre el disco,
o “Night Has Fallen”, “Come Back to Me” o “Winds
of Change” que parece extraído de cualquier disco de Journey.

El trabajo tiene temas bastante variados para lo que acostumbran
hacer las formaciones melódicas del siglo XXI, desde los citados llenos
de comercialidad y coros a mogollón, pasando por preciosas baladas como
“Don’t Go” (aunque es el segundo tema del disco, demasiado
pronto para relajarse), “The Dream Alive” (The Storm total), e incluso
imprime un que más roquero en “Seize The Day”, “Tell
Me Why” y sobre todo en un temazo como es “Take it or Leave it”
que nos trasporta a la mejor época del hard americano.

El broche de oro lo pone con la instrumental santanera “Willie”
donde acaba de derrochar el sentimiento del que hace gala en todo el disco.
Un buenísimo disco y que completa su formación con el batería
Atma Anur, el bajista Scott Snyder, con la colaboración del gran Stu
Hamm y del teclista Russ Greene.

Un disco que no llega al diez por su producción que
no está a la altura de las composiciones, y por su exceso de baladas,
en cualquier caso uno de los mejores discos de A.O.R. actual.

Mariano Palomo (Alianza)