Inicio Festivales Crónica Festival METAL MANIA – Viernes 11 de Julio – SEPULTURA

METAL MANIA – Viernes 11 de Julio – SEPULTURA

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up




Documento sin título


SEPULTURA

Poco antes de su actuación nos llega la noticia que Apocalyptica andan
perdidos por algún misterioso lugar cercano a Valencia (a los seres
oscuros siempre les ocurren cosas como estas), y se anuncia por los altavoces
que se aplazará su actuación una vez acabe Blind Guardian (a
eso de las cuatro), la primera noche del Metalmania promete ser mucho más
larga de lo esperado. Una horita para cenar y después… Sepultura.

Con los estomagos llenos el público vuelve a dejarse caer por el escenario,
comenzaba la actuación de uno de los grandes del festival. Con un extraño
juego de luces a modo de introducción saltan al escenario unos Sepultura
llenos de energía, la cual es inmediatamente transmida de una manera
electrizante al público que tienen enfrente.

El escenario se les queda pequeño en algunas ocasiones, todos los
miembros no paran de moverse al brutal ritmo de los furiosos ritmos provenientes
del lejano Brasil. Derrick Green ha asumido su caracter de frontman de una
manera asombrosa comparado con las pasadas giras. Pese a su excelente actuación
creo que Sepultura jamás volverá a ser lo mismo sin Cavalera
al micrófono.

El repertorio escogido en esta actuación, sinceramente, nos supo a
poco. Aunque sonaron clásicos como el “Territory”
y el “Roots” dejaron muchos de ellos en el olvido .

Fué la primera vez que el recinto de Metal Manía rugió
de verdad, con todos nuestros respetos para Overkill que aparecieron con anterioridad.

Lo de Andreas Kisser es “mucho” a la guitarra, el simpático
hacha no para de moverse al son de la tralla, mientras Igor nos bombardeaba
con sus tambores y Paulo en labor más oscura ponía su soporte
de las cuatro cuerdas. Green se portaba como una fiera, mientras más
de un fanático total de los brasileños seguía echando
de menos a Max, que según Andreas nos confirmaba una vez más
en la entrevista nunca volverá.
Derrick es un frontman seguro y de total garantía, ruge y además
apoya con sus guitarrazos a sus compañeros en algunos temas.

No fué de sus mejores conciertos, pero si fué superior a sus
anteriores zarpazos sonoros en nuestro país. Es claro que tras el cambio
de discográfica, y la felicidad que reina de nuevo en el seno del grupo
todo les gira a su favor. Esperemos que su próxima vuleta de tuerca
les dé el punto de banda apisonadora que tenían antaño
con el añorado por muchos Max.

Daniel Pastor y Rafa Basa
Fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos en grande pinchar sobre ellas.