Inicio Conciertos Crónica Concierto LUJURIA – En directo en Segovia

LUJURIA – En directo en Segovia

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil




Documento sin título


 

Miércoles, 25 de Junio de 2003 – Segovia – Frente
el Acueducto

Inolvidable excursión metalera la que nos marcamos con
destino a la Tierra del cochinillo y el whisky Dyc, Segovia, para disfrutar
plenamente de una de las mejores actuaciones de una banda que ya ha dado el
paso definitivo a primera división especial que ellos y todos nosotros
deseábamos hace tiempo.

El escenario
Con el Acueducto de fondo

LUJURIA lo están consiguiendo a base
de trabajo, coherencia, constancia, sacrificio, tesón e ir limando algunas
“cosillas” que han hecho de los liderados por OSCAR SANCHO una gran
formación. Debo reconocer que cuando escuche el primer cd de LUJURIA
“Cuentos para mayores” en 1995 me parecieron un grupo simplón
y “malillo” (perdonadme pero es la verdad) pero según han
ido caminando disco a disco y pisando más y más escenarios se
han ganado para mi el máximo galardón, y lo que les queda, que
es aún mucho. Ahora tendrán que partirse el pecho y demostrar
que su categoría adquirida no es un simple y leve espejismo sino el principio
de una consolidación definitiva.

El Chepas
Ja , ja , ja ¡vaya dos!. Chepas y Gallardo

Hace tiempo que muchos descubrimos que gracias al “Atila
del Heavy Metal”, OSCAR, la banda poseía un apisonador directo.
El pasado año yo les vi en vivo varias veces, y como ya dije en anteriores
crónicas de sus conciertos, LUJURIA ya eran una tajante
y bestial segadora sobre las tablas, pero aún con bastantes cosas por
perfeccionar en cuanto a ejecución musical/instrumental y sobre todo
actitud escénica; no era normal que OSCAR destacara tanto y el resto
del grupo quedara en un segundo plano tan descarado… Parecía el
grupo del “Doctor Lujurioso” en solitario, pero ahora eso felizmente
ha cambiado.

Esa banda!!
Julito posando

Lo que yo vi anoche en Segovia fue una banda en toda regla,
curtida, compacta y con los papeles muy bien aprendidos e interpretados. Hasta
Gallardo, el bajista, que nunca abandonará su personalidad “pasota”
en escena, anoche se mostró incisivo y batallador. Julito a la guitarra
fue una vez más el rey heavy de las seis cuerdas, acompañado por
un Jesús Sanz “Chepas” que ha ganado muchísimo en
actitud y entrega. Lo de Lilith, la teclista, es todo un acierto y cada vez
se nota más su apoyo de teclados. Su trabajo tanto en su último
c.d. “El Poder del Deseo” como anoche en directo es altamente reseñable.

¡¡Qué pasa segovianos!!
Oscar a lo Jim Morrison

La gran valía del “Oso” a la batería
es algo que yo hace tiempo descubrí, es un bestia de las baquetas y además
tiene un toque fino y clásico. No es un batería espectacular,
pero si es el reloj preciso y ajustado que la banda aprovecha al máximo;
además su aportación a los coros es sensacional, incluso a veces
exagerada, pero bueno (lo digo porque anoche algunas de sus voces sonaban en
planos demasiado altos, pero eso no fue culpa suya, supongo, sino del responsable
de la ecualización del equipo de sonido).

Entre el humo
Cantad hermanos

Eran las fiestas de Segovia, y el Ayuntamiento le dio la oportunidad
a LUJURIA de lucir sus mejores galas en el mejor escenario:
justo delante del Acueducto. Fue impresionante ver tocar a una banda de heavy
metal en tan insigne lugar; la estampa fue histórica. La enorme plaza
donde se celebró el concierto gratuito acogió a más de
tres mil personas. Muchas viajaron como nosotros desde Madrid y lugares colindantes,
e incluso Valencia, Barcelona, etc, por que la ocasión era importante.

Oscar Sancho
La bandera del escuadron y la moto

Dado que en Segovia era día festivo fueron muchos lugareños
en general los que se acercaron a “oler” y de paso ver como se lo
marcaban los “peludos” nacidos en su ciudad. Algunos decían
cosas como… “Joder con el profesor como se lo monta”, haciendo
alusión a la popularidad de OSCAR y su empleo “de persona”.

Duo de cantores
Viva el metal

¡El concierto fue grande! Como ya he dicho me encanta
que LUJURIA sean cada vez más una banda bien engrasada,
y así lo demostraron ayer noche. OSCAR lució un “trajecito
de los suyos” esta vez de color blanco con tanga incluido, estuvo en su
papel habitual de showman provocador y sensual y cantó a pleno pulmón
desgarrándose la garganta hasta la extenuación.

Fotazo de Oscar y Julito
La bandera del escuadron

En las presentaciones de los temas estuvo bastante más
comedido que en otros conciertos, sin darle tanta caña a políticos,
curas y demás chusma como habitualmente hace; quizás le pesó
un poco la presión de estar en su Ciudad, aunque eso sí, como
siempre OSCAR estuvo enormemente ingenioso y magnético. Anoche cambió
los diálogos polémicos por los sexuales y simpáticos, o
así al menos me pareció a mí. En ese aspecto le noté
un poco más suave que en anteriores “descargas”.

Oscar y Julito
Estoy como un cencerro

El set list fue redondo, variado y punzante. Comenzaron con
tres aguijones: “Mozart y Salieri”, “La Favorita del Rey”
y “Dejad que los niños se acerquen a mi”, la primera y la
tercera pertenecientes a su certero nuevo álbum. El sonido fue poderoso
y las luces sensacionales, lo que acompañaron para que el show fuera
de gran nivel. Hubo un par de cámaras filmando, “para ver si queda
bien y lo usamos para algún video” según el propio Oscar
comentó en una rueda de prensa previa a la que asistimos en compañía
de otros compañeros, incluida la tele segoviana y otros medios locales
que mostraron gran interés por la presentación en su ciudad de
la banda de la tierra.

Pareja de dos. Oscar y el Oso
La señorita Lilith

En “María Martillo” y “Cinturón
de castidad” el público se volvió loco, sobre todo el más
joven que copaba las primeras filas. En el himno “Escuadrón 69”
OSCAR subió montado en la super moto de un colega con la bandera del
Escuadrón en ristre y cantó casi la totalidad del tema subido
en ella, victorioso y en pose macarra y con la chulería del metal que
Dios y su santa madre le han dado desde su nacimiento (a la que vemos con Oscar
en una de las fotos que ilustran el reportaje). ¡Ole, Oscar! Fue un punto
la versión de MURO de “Traidor” donde OSCAR se exprimió
al máximo y el público cantó recordando a los disueltos
liderados por SILVER.

A lo grande
se tuvo que bajar del escenario...

“Merece la Pena” es un temazo, que sonó
matador y a mi particularmente me encanta, que siempre por su letra y contenido
deja claro que el heavy metal es nuestra vida y por lo que vivimos. La interpretación
vocal de OSCAR de éste fue fenomenal. Emocionado y encendido, se bajó
del escenario, cantó a coro con “la peña” y se tiró
en plancha encima de ellos (ver foto). Al volver de nuevo a escena subió
a una preciosa niña con carita de angel para darle un besito y cantar
una estrofa con ella abrazada (ver foto). ¿Quién dice que los
heavys no tenemos corazón y sentimiento? Vino “al pelo” el
tema “Corazón de heavy metal” con el que cerraron la actuación
en éxtasis total.

Gallardo castigando
El Oso marcando el rítmo

Eran obligatorios los bises, donde no faltó el solicitado
“Joda a quien Joda” (pelotazo total) la versión de Barón
Rojo “Larga Vida al Rock & roll” donde el “OSO”
cantó a duo con OSCAR, demostrando su gran y cultivada voz, dejando las
baquetas al séptimo LUJURIA, Fernando, y el tema final
“El Poder del Deseo”.

La Bella y El Bestia. ¿Quién dice que los metaleros no somos tiernos?
La madre da la criatura

Un gran concierto en un insigne escenario, con una banda que
cada vez es más sólida, un OSCAR pletórico, como siempre,
y una vuelta a Madrid en el “Bus To Be Wild” bañada por los
zumitos y paradas en las gasolineras para repostar hasta llegar a altas horas
de la madrugada.

Texto y Fotos: Rafa Basa

Para verlas a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.