Inicio Lanzamientos A-Z NUCLEAR ASSAULT – Alive Again

NUCLEAR ASSAULT – Alive Again

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
ALDEARAAN
ALDEARAAN

Segundo disco en directo de los neoyorquinos NUCLEAR
ASSAULT
, que sirve para dar un poco de comba a la banda tras su reaparición
el pasado año. El álbum no está mal, pero sigue evidenciando
esa falta de entrenamiento que ya pudimos apreciar en el pasado festival de
Wacken.

Ni que decir tiene, que temas como Radiation Sickness, Rise
From The Ashes, Brainwashed o la hardcoriana Buttfuck, siguen sonando potentes
donde las haya, pero aún así, el grupo sigue muy lejos de aquel
magnífico vídeo grabado durante la gira de Handle With Care, y
eso que el set aquí incluido es bastante parecido, ya que no han incluido
ni un solo tema de Out Of Order o del desastroso Something Wicked, lo cual se
agradece, sobre todo en el segundo caso.

Algo que si me ha gustado bastante es el sonido, suena como
tiene que sonar un disco en directo, con potencia y claridad, pero con la sensación
de directo presente. Teniendo en cuenta que la banda no está en su mejor
momento, hay que hacer mención especial a la voz de John Connelly, que
desde luego no ha cambiado con el paso de los años.

A pesar de todo, el disco no está mal, la machacona
Game Over de su EP The Plague, Sin, con ese peculiar estribillo, la thrashica
Trail Of Tears, de su celebrado Handle With Care, o la fuerza de Critical Mass,
y para cerrar más Hard Core con Hang The Pope.

En resumen si lo que buscas es caña, aquí hay
para aburrir, pero insisto en que NUCLEAR ASSAULT eran una
de las bandas más potentes encima de un escenario y en éste disco
no demuestran esa fuerza de antaño. Esperemos que graben un nuevo disco
de estudio, y que cuando les veamos en noviembre hayan cogido de nuevo esa dinámica
que les caracteriza, porque tras lo visto y oído, todavía les
queda.

Antonio Cerezuela