Inicio Lanzamientos A-Z LAST PROPHECY – Jugando con sueños

LAST PROPHECY – Jugando con sueños

0

Me llena de orgullo y de emoción hacer la crónica
de este disco, porque tras haberlo escuchado varias veces puedo afirmar categóricamente
que el heavy metal en nuestro rico idioma castellano tiene herederos, herederos
y de calidad como son los navarros Last Prophecy, aunque la tendencia inicial
del grupo no fuera así ya que su primera demo estaba en inglés(para
los mas fieles del grupo comentar que dicha demo se llama como el grupo). De
la mano de los siempre geniales Hermanos San Martín, marca de calidad
inconfundible en cuanto a producción se refiere, ya que son de lo mejor
que tenemos en este país, y de EDG Music, un pequeño sello discográfico
montado alrededor del estudio Sonido XXI perteneciente a los susodichos hermanos,
nos encontramos con Jugando con Sueños primer “long play” de
un joven cuarteto navarro formado por: Aitor Ortiz a las voces y a la guitarra
rítmica, Juanmi Álvarez a la guitarra solista, Asier Lantz a la
batería y Rubén Castellano al bajo.

Musicalmente a este grupo no se le puede encasillar en una
determinada etiqueta, hacen un heavy metal actual, muy marcado como casi todos
los grupos nuevos (salvando alguna excepción muy rara), por el tan maltratado
Power Metal o Heavy Metal Alemán muy de boga en nuestros tiempos, pero
sin involucrarse de lleno en el, ya que en algunos cortes podemos apreciar pinceladas
de hard rock y de heavy metal clásico.

Yo destacaría dos cosas por encima de todo, la base
rítmica formada por el dueto Asier-Ruben muy poderosa en algunos temas
del disco y muy consistente y efectiva en otros, estando siempre presente destacando
sobre la base melódica de las guitarras, que aunque rasgantes y agresivas
quedan un poco tapadas durante el total minutaje del redondo, y el tremendo
trabajo vocal que hace Aitor en este disco, que para los privilegiados que pudimos
escuchar su primera demo, vemos una evolución muy positiva en Jugando
con Sueños, incluso en la realización e utilización de
la garganta del voz navarro, ya que en la demo Aitor tenía una tendencia
casi obsesiva por el falsete, y ahora la utiliza con moderación casi
puntillosa ajustándola fielmente a las necesidades requeridas en cada
momento.

Trabajo formado por 10 cortes con un metraje de 45 minutos
(que parecen casi milimétricamente medidos) incluyendo intro, la cual
es la que da el nombre al redondo y en la que a mi personalmente, y anecdóticamente,
me recuerda mucho al inicio de un
tema de America’s Least Wanted de Ugly Kid Joe llamado Madman, porque en ambos
temas se sintetiza música de tiovivo de feria. Dicho tiovivo sale plasmado
junto a un niño con la cara pintada en la portada del álbum, portada
muy sencilla debido a la poca complejidad de la misma y a la sencillez del logo
del grupo, creado con letras tipográficas normales. Pero su vez dicha
portada resulta muy llamativa y sugerente, a pesar de que de la utilización
de colores pasteles, de las fuentes de la rotulación y de la cara pintada
del niño antes mencionado, que sin escuchar el disco parece que lo que
vamos a encontrar en el álbum sea musicalmente un metal “mas oscurillo”
que lo que de verdad encontramos y antes comentábamos.

Metiéndonos en “harina” y desgranando algunos
temas decir que por ejemplo “El viejo circo” sobresale por unos estribillos
muy pegadizos y por su contundencia ya que es uno de los cortes mas heavys del
álbum junto a “Mil horas” siguiente tema en el que resaltan
las guitarras desgarradoras y los cambios de ritmo que hacen de este corte mi
preferido. En “Dolor en tu Sangre” nos encontramos con un tema mas
hardrockero en el que es debido hacer mención al tremendo trabajo de
las melodías vocales tanto en la primera voz como en la segunda, y el
cual también esta aderezado de solos de guitarra no muy complicados pero
llenos de buen gusto y que hacen de este tema un corte muy fresco y ameno. Los
coros y el total cambio de aptitud musicalmente hablando me llaman la atención
en “La Esfera Azul”, y que se agradece ya que no se entra en la monotonía
casi habitual de muchos grupos de ahora. Un tema instrumental con “El despertar”,
seguido de “Lejos de un Adiós” en el que además de alabar
otra vez las melodías vocales de Aitor, podemos apreciar un teclado en
el tema, el cual que esta tocado también por el hábil garganta
navarro. Y para terminar en cuanto a temas se refiere el trabajo esta completado
por “Un último suspiro”, “Perder el Tiempo” y ¿Quien
reza por mi? en el cual se da lo anteriormente comentado, base rítmica
poderosa, melodías de voz incluyendo la segunda muy trabajadas y estribillos
muy pegadizos.

En definitiva un disco muy completo realizado por el cuarteto,
que se engrandece más si cabe, ya que es el primer trabajo de estos navarros,
a los cuales deberemos de seguir muy de cerca su evolución, ya que han
empezado con buen pie, mucho mejor que otras bandas consolidadas que están
actualmente en nuestra escena.

Tyrson
(webmaster@rafabasa.com)