Inicio Lanzamientos A-Z MYSTIC PROPHECY – Regressus

MYSTIC PROPHECY – Regressus

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
ALDEARAAN
ALDEARAAN

Esta es la típica banda, donde sus miembros tocan en
otras formaciones que de alguna u otra forma se han dado a conocer, y se juntan
para sacar otro proyecto, que lo único que sirve, a parte de intentar
sacar algo más de tajada, es para saturar el mercado y fastidiar al comprador.
R.D. Liapakis (VALLEY’sEVE) a la voz, Gus G (DREAM EVIL) a la guitarra,
Dennis Ekdahl (RAISE HELL) batería, y Martín Albrecht (STORMWITCH)
al bajo son los que componen MYSTIC PROPHECY. Cada uno, en su tarea se muestra
muy acertado, todos son grandes músicos, pero creo que este tipo de proyectos,
en la mayoría de las veces se hacen con poco tiempo, y muy de prisa y
corriendo, creando más un subproducto de Heavy Metal que un trabajo de
calidad.

A pesar de todo, este es ya su segundo trabajo, el primero
fue “Vengeance”, y parece ser que recibió alguna que otra
buena crítica, lo que les ha hecho volver a intentarlo con “Regressus”.
La portada, es totalmente espectacular, se ve una especie de parca alada sobre
un caballo sobre el fondo de una ciudad devastada por la contaminación,
hasta ahí muy bien. El sonido general del álbum, es bastante apagado,
y la producción no es todo lo brillante que cabría esperar. La
batería y su sempieterno doble bombo suenan a todo trapo, dejando a las
guitarras en un segundo plano. Lo mejor de todo, sin duda, la guitarra del griego
Gus G, en los solos se ha mostrado impecable, este hombre dará mucho
que hablar, cada vez se va haciendo con un estilo más reconocible y personal.

Los temas tienen una estructura bastante similar entre si,
lo típico de estrofa estribillo estrofa estribillo solo estribillo, y
ala, arreando que es gerundio. A pesar de todo, en los estribillos, han conseguido
crear unas partes bastante potables y comerciales, como en “Eternal Flame”,
o sobretodo el tema que cierra el trabajo, lo mejor de todo el disco. Pero lo
demás, suena muy repetitivo y monocorde, como “Lords Of Pain”,
o la típica “Sign Of The Cross”.

Ciertamente, a parte de los solos de Gus, es difícil
comentar nada más, por que todos los temas son tan parecidos y en ocasiones
típicos, que se hace difícil destacar nada reseñable. Una
banda más a incluir en la larga lista de formaciones que engrosan una
escena ultra saturada, la cual necesita una criba. He dicho.

Álex Sánchez.