Inicio Lanzamientos A-Z TOURNIQUET – Where moth and rust destroy

TOURNIQUET – Where moth and rust destroy

0

Tras seis discos de estudio, dos Ep´s, un álbum
acústico, un disco recopilatorio y seis vídeos (que se dice pronto),
aquí tenemos el nuevo trabajo de la banda cristiana más popular
dentro de las tesituras más cañeras. Su estilo a caballo entre
el thrash más poderoso y sonidos algo más melódicos no
ha cambiado aunque en este disco se acercan más que nunca a ritmos progresivos
en unas composiciones demasiado largas y elaboradas.

Los ritmos pesados y contundentes y la batería machacona
y muy marcada son las señas de identidad de esta banda que, si no los
has oído nunca, te van a recordar a partes iguales a unos primeros y
poderosos Metallica y a unos Rage de la última época, con una
voz, la de Luke Easter, por momentos clavada a la de Peavy Wagner. De todos
modos, en este disco se mezclan a partes iguales la caña y la rabia con
desarrollos progresivos que ralentizan y dan un color diferente a las canciones
que componen este “Where the moth and rust destroy”. Esto aporta
variedad y frescura, es cierto, pero también hace perder en la mayoría
de los casos fuerza y potencia para dar unos saltos muy bruscos a mitad de los
temas que descolocan completamente y no sabes si prefieres seguir escuchando
la tralla del tema o la melodía y ritmos ralentizados con los que te
encuentras de repente.

Cómo he comentado al principio, los temas son extremadamente
largos (sólo 2 temas bajan de los 5:30 minutos) y contienen cambios de
ritmo y de rapidez muy bruscos en casi todos ellos. Esto hace que temas cómo
la extraña “Drawn and quartered”, “Healing waters of
the Tigris” (donde incluso meten sonidos de sítar que dan al tema
un toque hindú bastante curioso aunque raro) o la homónima y pegadiza
“Where moth and rust destroy” (donde más se pone de manifiesto
la oposición “rapidez-lentitud” que caracteriza casi todo
el disco), se te hagan bastante pesados de escuchar con las subidas y bajadas
de ritmo constantes que contienen así cómo con la excesiva duración
de los mismos (los tres sobrepasan los 7 minutos). Me han gustado más
una rápida “Restoring the locus years” (que he tenido que
mirar el cd para comprobar que no la cantaba Peavy de Rage, os lo juro), la
cañera y directa “Arquiteuthis” o “Convoluted absolutes”,
un tema de desarrollo musical algo más lento pero muy interesante.

Es curioso encontrarte con una banda cristiana dentro de los
sonidos más tralleros pero, cómo dice su batería Ted Kirkpatrick,
“somos cristianos y nuestro arte refleja nuestra fe así que creo
que hemos logrado aclarar este punto de vista”. Que cada uno piense lo
que quiera… por lo que a mí respecta, siempre me gustó Stryper
pero nunca he querido darle más vueltas de la cuenta a sus letras así
que tampoco lo voy a hacer ahora con Tourniquet. Quien quiera
sacarle partido a sus textos, con referencias constantes al Antiguo Testamento,
es libre de hacerlo, por supuesto. El resto, a disfrutar con el heavy/thrash
de base clásica e influencia de riffs lentos y pesados a lo Black Sabbath
que siempre nos han ofrecido Tourniquet. En este disco dejan
un poco de lado la caña para experimentar también con tesituras
más melódicas y progresivas pero no nos equivoquemos, la banda
de Luke Easter, Ted Kirkpatrick y Steve Andino, no han perdido sus raíces
más cañeras. Eso sí, a veces se les “va un poco la
olla” y se enfrascan en ritmos excesivamente lentos y pesados pero saben
que el thrash ochentero sigue siendo su mayor valedor.

Por cierto, se me ha olvidado comentar que los solos de guitarra
del disco están grabados por Marty Friedman (Cacophony y Megadeth) y
Bruce Franklin (Trouble) así que la calidad musical del disco sale bastante
reforzada con su participación. Buen disco en definitiva aunque difícil
de digerir y de “aguantar” por momentos debido a las características
de los temas que hemos comentado anteriormente.

David Esquitino (esqui21@eresmas.com)