Inicio Lanzamientos A-Z TO DIE FOR – Jaded

TO DIE FOR – Jaded

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
Los fineses TO DIE FOR irrumpieron en la escena por el año 2000
con un álbum que resultó impactante en cierta medida, aunque llevaban
desde mediados de los 90 dando guerra con otro nombre. Fueron presentados en toda
Europa, incluido nuestro país en sendos conciertos con SENTENCED, DARK
TRANQUILLITY e IN FLAMES. En esos conciertos, muchos conocieron a un joven grupo,
con un estilo cercano al Gothic Metal, con melodías pegadizas y mucho gancho,
“All Eternity”, sin lugar a dudas fue una buena carta de presentación.
Un año después, ‘Epilogue” los dio a conocer más, aunque
en mi opinión, fue un álbum bastante mediocre, un paso atrás
en lo que podía ser una prometedora banda con estilo propio, medios tiempos
intensos y alguna baladita.

El tercer asalto es el que nos ocupa y nos preocupa, y se llama “Jaded”.
Personalmente creo que se han dado cuenta de que su estilo se había quedado
un poco estancado, que no daba más de si, y acertadamente han incluido
nuevos elementos dando mayor riqueza a su propuesta. Estos nuevos elementos
son una mayor fuerza en las guitarras y en la voz de Jape Peratalo, pero sobretodo
la mayor presencia de teclados y samplers, estos últimos utilizados con
sumo gusto.

El tema que abre “Jaded” lo han bautizado como “Dying Embers”,
enganchará a la primera, fuerte y con un inmenso estribillo. Lo que no
ha cambiado ha sido la temática de sus letras, que es a fin de cuentas
la que da las atmósferas y razón de ser a su música; esa
combinación tan desesperada y en ocasiones tan dramáticamente
real de amor/muerte.

Así como en su primer álbum se dieron a conocer con la versión
de un grupo moña de los 80, “In The Heart Of The Night”, ahora
vuelven a repetir la jugada con “(I Just ) Died In Your Arms”, de
Cutting Crew, una canción bastante poperilla, pero la voz de Jape le
da el punto necesario para llevarla a su terreno.

“Too Much Ain’t Enogh” se inicia con una buena dosis de samplers
explotando en un estribillo fuerte y desesperado, a ver que tal se comporta
el voceras en los directos, ya que en algunos temas como este se deja literalmente
la voz. No es que sea un portento vocalmente hablando, pero ya va bien con el
estilo de la banda. El cuarto corte, “The Unknown II”, es un medio
tiempo bastante meloso y con ritmillos pop, siendo las guitarras rítmicas
en esta ocasión las que dan el contrapunto de fuerza.
“Jaded” nos devuelve a los TO DIE FOR más desesperados, los
teclados siguen teniendo el protagonismo, aunque las rítmicas del estribillo
son sensacionales, al igual que el solo, apartado en el que no han sido muy
prolíficos. Uno de los mejores temas del disco, sin lugar a dudas.

“Fall Strains”, es otro buen medio tiempo con soprano incluida, y
en “Forever” vuelven a la carga de nuevo, tema rápido y desafiante,
con estribillo a medio gas, lo cual lo hace si cabe más intenso. “Años
De Dolor” es el octavo tema de “Jaded”, no os creais que es un
tema en Castellano, solo es el título y gracias, les debe sonar bien
a los Finlandeses nuestro idioma para reseñar el dolor, pero leche, años
de dolor es mucho dolor. Hablando en serio, podemos decir que este tema podría
perfectamente haber entrado en “All Eternity”, tanto por su estilo
como por su sonido. Medio tiempo con estribillo pegadizo y doloroso marca de
la casa.

“Silence Tells More” es todo un hallazgo. Lo que a primeras parece
ser la típica y aburrida baladita que muchos grupos utilizan para cerrar
un álbum, se convierte en un excepcional tema, el mejor que han parido
en sus tres álbumes, con una soprano al estilo de Tarja de NIGHTWISH.
Un inicio penetrante a cargo del bajo de Marko, da paso a un tema depresivo,
que con la entrada de la soprano va ganando en intensidad, en un crescendo espectacular.
El final a 4 voces es una maravilla.

Realmente es un trabajo que se pasa muy rápido por los buenos temas
que tiene, bueno, y también por que solo dura 39 minutos y medio, jeje,
ambas cosas influyen. Este es un trabajo que a las buenas, puede seguir gustando
a toda la legión de seguidores que habían conseguido reunir con
su Gothic Metal, y que a su vez, por la potencia ganada con respecto a sus trabajos
predecesores, podrá agradar al habitual oyente de Metal. Y que a las
malas, no gustará ni a unos ni a otros. Yo apuesto por lo primero.

Por favor, no os perdáis el tema “Silence Tells More”.

Álex Sánchez.