Inicio Noticias Exclusiva WHITESNAKE, THE SCORPIONS y DOKKEN – REPORTAJE y FOTOS de la GIRA...

WHITESNAKE, THE SCORPIONS y DOKKEN – REPORTAJE y FOTOS de la GIRA U.S.A.

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil



Untitled Document


14 de Febrero 2003 . Cox Arena, San Diego,
CA, U.S.A.

 

Mi primer concierto en grande fué con Whitesnake, el 9 de mayo
de 1990, con la gira de “Slip of the Tongue”, así que la anticipación
después de haberme enterado un par de meses antes de ésta nueva
gira, con teloneros Dokken y co-estelares Scorpions sólo se pudo ir acumulando,
y después de más de 2 horas de espera para cruzar la línea
internacional México / Estados Unidos el día del concierto, la
hora con quince min. a 150 km/hr hasta San Diego, CA no fué lo suficientemente
rápido. Por fin al llegar casi en el momento exacto, iniciaba la agrupación
de Don Dokken y Cia., ésta banda que como las otras 2 del cartel tuvo
su mayor éxito comercial en la decada de los 80’s.

David Coverdale
Doug Aldrich

El poderoso riff de la canción Kiss of Death hizo que los asistentes,
como un 60% de capacidad de la arena, aclamaran la presencia de Alex DeRosso
(el más reciente guitarrista después de George Lynch, Reb Beach,
y John Norum) y el bajista Barry Sparks (sustiyendo a Jeff Pilson), quien hace
coros excelentes, al igual que su predecesor, suguiendo el show con Into The
Fire y Breaking the Chains, un triplete de canciones en las que Don Dokken mostró
que sus habilidades de vocalista no lo han abandonado, además de que
se vió porqué a Mick Brown le dicen el “salvaje”, ya
que no paró de energía ni por un momento.

David Coverdale
Doug Aldrich

Para cuando empezó Alone Again y la coreada por la gente It’s not Love,
los asistentes que había estado en línea para comprar cerveza
ya estaban integrándose a la celebración, y así presenciar
la interpretación de Tooth and Nail, canción para la cual el solo
de guitarra fué una excelente rendición del original, tappings
y todo. A pesar de que no había mucho movimiento físico en el
escenario, Don Dokken animó a la gente tocando guitarra rítmica
en algunas canciones, para llegar al final con el tema de Nightmare on Elm Street
Pt. 3 (1986), Dream Warriors. Lástima que no hubo ningún tema
de su más reciente CD “Long Way Home”, pero probablemente ésto
mismo hizo que el público sintiera una mayor familiariadad y entregaran
una ovación de pie al despedirse Dokken del escenario.

David Coverdale
David Coverdale

20 minutos después, se apagan las luces de nuevo, y David Coverdale
aparece en el escenario con un nuevo y rejuvenecido Whitesnake. Abriendo también
con un triplete de energía -Bad Boys, Slide it In y Slow an’ easy- la
banda no disimula su gusto de estar en el escenario, ahora con Doug Aldrich
(Dio) y Reb Beach (Winger, Dokken (!)) formando el dúo de guitarras que
llevarán al Cox Arena a un frenesí de extraordinario Hard Rock,
y apoyados de manera excelente con el veterano Tommy Aldridge (Ozzy) y su afro
en la batería, Marco Mendoza (Thin Lizzy) en el bajo, y Timothy Drury
en los teclados.

David Coverdale
Doug Aldrich

Después de dar la bienvenida al público y de hacer comentarios
acerca de ser el día San Valentín y lo apropiado que es para el
nombre de la arena (COX), el sonido de la batería indica que es la hora
de Judgement Day, canción para la cual el ahora 80% de capacidad en la
arena responde con entusiasmo, seguida por Is This Love. En ese momento a mi
derecha en el área del público me encuentro al mismo Don Dokken,
quien accede amablemente a mi pedido de autografiar mi copia de BACK FOR THE
ATTACK (el mejor de Dokken en mi opinión), para seguir paseándose
entre las filas de la arena.

Reb Beach
Doug Aldrich

Ahora Reb Beach está como genio loco entregándose a Crying in
the Rain, y el público de la Cox Arena, que ahora se encuentra llena
por completo, canta junto con Coverdale la rítmica canción Gimme
All Your Love. Uno de los mejores momentos en lo que refiere a la respuesta
del público fué con Here I Go Again, para la cual las mujeres,
desde 18 hasta 40 años cantaron y bailaron, logrando un agradecimiento
del legendario vocalista que alguna vez estuvo con Deep Purple.

Reb Beach
En el escenario

La camaradería y agradecimiento de el grupo de músicos no fueron
disimulados, para llegar al cierre con Still of the Night, el cual no pudo haber
sido más adecuado, mostrando el logotipo de la banda en luz negra, y
su serpiente con su lengua roja retándo al público a envenenarse
con el talento de Whitesnake, una vez más, después de casi 13
años.

Reb Beach
Doug Aldrich

The Scorpions. Sinónimo de energía. Después de haber estado
en el área hace algunos meses (junto con Dio y Deep Purple), regresan
para adrenalizar a miles de personas de nuevo.

Klaus Meine
Rudolf Schenker y Klaus Maine

Empezando con Coming Home, Bad Boys Running Wild y The Zoo, sin interrupciones,
Klause Meine, Rudolf Schenker y Matthias Jabs, no pararon de correr, sonreír,
y posar para los fotógrafos privilegiados de estar en el evento.

R. Rieckermann y Rudolf Schenker
Rudolf Schenker

También R. Rieckermann, con su sonrisa perpetua mostró la felicidad
de estar en el escenario, algo que muchas nuevas bandas deberían de aprender,
y las payasadas y certeros tamborazos de James Kottak lo hicieron una parte
muy importante de la presentación. La interpretación de éxitos
del grupo era contínua, con Tease Me Please Me la gente con pareja estaba
bailando y para No One Like You, los demás levantaban los puños
al aire, llegando a la cúspide de los sing-alongs con Big City Nights,
para después meterle más poder con Hit Between the Eyes, tema
de la película de ciencia ficción, muy malita por cierto, “Freejack”
(con Emilio Estevez y Mick Jagger (!)).

Klaus Meine
R. Rieckermann y Rudolf Schenker

Después del solo de batería, que afortunadamente fué el
único de la noche, Schenker se vistió como el personaje del album
Blackout para interpretar precisamente ese tema, continuando con un entretenido
show y una guitarra con luces y hielo seco.

Klaus Meine
Rudolf Schenker

Después de Still Loving You llegó el gran final con la predecible
(pero bienvenida) Rock You Like a Hurricane, para así concluir 3 horas
y media de música vibrante, poderosa, intencionalmente nostálgica,
pero aún así cautivante.

 

Texto: Oscar Sanudo-Desert Rock Promotions / Estrategia.
opera_rock@hotmail.com
www.geocities.com/operarockradio

FOTOS: Don Henderson-Desert Rock Promotions, y Oscar Sanudo-Desert
Rock Promotions / Estrategia
.

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

Para ver MAS FOTOS del concierto, visita la Página 2 de esta crónica
PINCHANDO
AQUÍ