Inicio Lanzamientos A-Z GUN BARREL – Battle Tested

GUN BARREL – Battle Tested

0
Hacía mucho, pero que mucho tiempo que no me encontraba con un cd de nueva
factura tan heavy cómo este. Quizás no sea la mejor manera de empezar
una crítica de un disco pero es tan complicado en estos tiempos encontrar
una banda de heavy metal con todas sus letras que me apetecía reseñarlo.

ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

Gun Barrel son alemanes, concretamente de Colonia, y este “Battle-tested”
es su segundo/tercer cd tras su fantástico “Power dive” del
2001 y su EP “Back to suicide” del 99. La música que hacen
es heavy metal con mayúsculas. De hecho, si este disco te lo encuentras
en vinilo y no miras la fecha te aseguro que lo único que pensarás
es que es de 1986 (por poner un ejemplo). Concretando un poco, Gun Barrel practican
un estilo cercano al power metal que comenzaron bandas cómo Metal Church,
Vicious Rumors, los primeros Rage o Running Wild hace ya muchos años
pero con ciertos guiños hacia el thrash metal de Destruction, Overkill
o los primeros discos de Metallica. Todo ello parte de una base musical que
bebe de Motorhead y Gun Barrel no tienen ningún complejo ni intención
por disimular y es básicamente lo que nos ofrece esta fantástica
banda teutona… ni más ni menos que rancio y macarra heavy metal ochentero
del de cinturón de balas y cuero y tachuelas por bandera. Y es que este
cd es lo más parecido a una mezcla entre la rabia y ese sonido sucio
tan característico de las huestes de Lemmy, la melodía y la fuerza
patentadas desde el principio por Running Wild e incluso pinceladas de la comercialidad
de los Sinner de su primera época (de hecho, es significativa la similitud
entre la voz de Guido Feldhousen y la de Matt Sinner… aunque siempre con el
regustillo ronco y grave de Lemmy, no nos olvidemos).

Las canciones que componen este cd son directas, potentes y rondan todas los
4 minutos. ¿Reminiscencias de los 80?, pues sinceramente, no creo que
estas características sean casuales. Para mi gusto, lo que mejor les
ha quedado son los coros poderosos y completamente antiguos que adornan los
temas, los riffs macarras cómo base de las canciones y la potencia de
la batería de Toni Pinciroli (no os esperéis doble bombo ni ritmos
cabalgantes en este disco). La voz de Guido, cómo digo a caballo entre
Lemmy, Matt Sinner y Rolf Kasparek, también es interesante y contribuye
a dotar de una gran fuerza a los temas, pero me quedo con los ritmos de batería,
seguro.

En este “Battle-tested” es difícil destacar unos temas sobre
otros ya que mantienen todos un nivel de calidad muy similar, pero los que más
me han molado (y en este disco no me parece gratuito utilizar este término)
son la primera y cañerísima “Battle-Tested” (tema sin
intro, por cierto, para los que todavía no se crean que este disco tenga
fuertes “reminiscencias vinileras”); la macarra y muy heavy “Lonely
rider”; la cañera “Party in the hall of the fame” (el
tema más netamente Motörhead de todo el disco); “Save my heart
from you” (una canción en plan himno ochentero al estilo de los
primeros Sinner); un temazo de heavy metal más melódico cómo
es “Rebel tune” (que termina en plan medio tiempo) o “Scream
of the killer”, el tema que más me ha gustado en una onda 100% Running
Wild. Cabe destacar también la curiosa “My last ale”, un medio
tiempo en plan himno de taberna realmente interesante… y pegadizo, je,je.

En definitiva, “Battle-tested” se compone de guitarras poderosas,
ritmos de bajo atronadores, una batería matadora y una voz cargada de
fuerza y sentimiento heavy. Sinceramente, si estás cansado de tanto tecladito
preponderante, guitarras sin color ni fuerza ninguna, doble bombo sin más
y voces aniñadas, escucha este disco que no te va a decepcionar en absoluto.
Si eres de los que has llorado el fin de Muro cómo el fin de una época
y un movimiento, te resistes a aceptar que el futuro del heavy sea Rhapshody,
Sonata Arctica o Avalanch (dicho con todos los respetos, eh!, no malinterpretemos
las cosas). y sigues luciendo tus viejas camisetas de Motörhead y Judas
con orgullo, prepárate para la batalla. Un disco 100% vinilero… y hasta
ahí puedo leer.

David Esquitino (esqui21@eresmas.com)