Inicio Lanzamientos A-Z CRUSH 40 – Crush 40

CRUSH 40 – Crush 40

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

 

 

Este es un proyecto formado por el guitarrista japonés Jun Senoue y el actual cantante de Axel Rudi Pell y Hardline, Johnny Gioeli.

El origen del proyecto surgió cuando el guitarrista escuchó el primer disco de Hardline y desde entonces quiso colaborar con el excelente vocalista. La oportunidad se le presentó en el año 2000 cuando, por mediación de Doug Aldrich (ex Dio y guitarrista de la nueva formación de Whitesnake), se conocieron y grabaron juntos bajo el nombre de Sons of Angels el disco “Thrill of the feel” editado sólo en Japón. El año pasado decidieron volver a trabajar juntos y cómo resultado surgió este excelente disco homónimo. Bueno, tras un poquito de historia previa vamos a hablar del disco en sí:

“Crush 40” es un disco de hard rock ochentero que aúna perfectamente contundencia y melodía junto con la increíble voz de Gioeli cómo protagonista. De hecho, podemos definir el disco cómo una mezcla entre la comercialidad exquisita y bien entendida de Hardline, la melodía que caracteriza los últimos discos de Axel Rudi Pell y la potencia de Loudness en su época más americana (con Michael Vescera a la voz). Que nombre a los tres grupos no es casual ya que Crush 40 está formado, aparte de por Senoue y Gioeli, por dos ex – Loudness cómo son los japoneses Naoto Shibata (bajo) e Hirotsugu Homma (batería), formando la perfecta base rítmica del proyecto.

Normalmente los proyectos de esta índole no son demasiado afortunados ya que suelen buscar dar salida a sus inquietudes musicales fuera de sus bandas de origen (recordemos La Roque-Illwill, Halford-Two, Kiske-Supared, Tommy Lee-Methods of Mayhem, Silver, Juan Luis y Fernando-Venganza, …) pero de vez en cuando te encuentras con sorpresas muy agradables en las que el proyecto no sólo no cambia de estilo sino que suena maravillosamente bien. Este es el caso de Crush 40 que sigue practicando un hard rock potente pero tremendamente efectivo en el que encontramos pinceladas tanto de los grupos nombrados anteriormente cómo también de formaciones más roqueras cómo Status Quo o Thunder.

Al escuchar el disco es inevitable girar la cabeza hacia tiempos pasados en general y hacia el irrepetible “Double eclipse” de Hardline en particular. De todos modos, el aura de joya se desvanece poco a poco a medida que avanza el cd quedándonos “sólo” en un disco fantástico donde los últimos temas flojean un poco con respecto al impresionante inicio. Es cierto que no encontramos ningún bombazo cómo “Hot Cherie”, “Tears down the wall” o “Soldier of fortune” (por nombrar alguno de los “imprescindibles” de sus bandas de referencia), pero en cambio encontramos una estructura de temas muy buenos en conjunto donde destacan la potente “Live & learn” con la que se abre el cd; el temazo “Revvin´up”, una canción llena de ese feeling ochentero y comercial que tan difícil es de encontrar en los discos actuales; la pegadiza “Into the wind”, con un sonido de teclado que se te queda grabado en la cabeza según lo escuchas; la más rápida “In the lead”, donde la voz de Gioeli sube hasta límites insospechados (¡vaya garganta, señores!) y con un solo de Jun a mitad del tema muy interesante; “Fuel me”, un tema en clave de rock n´roll pero bastante acelerado; o “It doesn´t matter” con Tony Harnell (de TNT y Westworld) a la voz solista en esta canción.

Aparte de los temas en sí y la extraordinaria voz y melodías vocales de Goieli, es muy interesante en este disco el sonido de guitarra tan particular que ha conseguido Jun Senoue y la potencia de la base rítmica (en especial me ha encantado el sonido de batería) que nos hace recordar otros tiempos en los que el hard rock y la comercialidad no era necesariamente sinónimo de blandura.

No le doy más puntuación por la portada que no me ha gustado (¿no os parece muy sosa y que no dice nada?), algún tema algo más flojo cómo “Escape from the city” o la balada “Watch me fly…” y por una cierta linealidad en la que incurren las canciones a medida que avanza el disco. Aún así es un disco muy bueno que nos invita a echar la vista atrás y recordar los tiempos en los que ese hard/heavy “americano” tipo Mötley Crüe, Skid Row o Europe estaba tan en boga. De todos modos, esos años ya pasaron y aunque la definición de hard rock melódico ya no significa blandura, laca, sobredosis de almíbar y baja calidad musical en algunos casos, me temo que este disco no alcanzará grandes ventas. Espero que me equivoque porque “Crush 40” es de los buenos. Yo apuesto por el proyecto y ahora falta que a vosotros también os convenza.

En resumen, un disco fantástico que os recomiendo a todos los que os guste tanto Hardline, cómo Axel Rudi Pell (si exceptuamos sus explosiones de “guitar-hero”) cómo Loudness porque la mezcla de ese sonido hardoquero potente, melódico y de calidad es lo que vais a encontrar en este “Crush 40”.

David Esquitino