Inicio Lanzamientos A-Z DREAM EVIL – Evilized

DREAM EVIL – Evilized

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Mucho revuelo se está levantando en torno a este grupo, cuando a mi
la verdad, sin estar mal la banda ni mucho menos, me gusta bastante más
el otro grupo de Gus G. Firewind. Aparte de esto, Dream Evil es una buena
banda de Heavy Metal clásico, con buenos riffs y con mucha melodía,
quizá sea esto lo que se me atraganta más, ya que la voz de Niklas
Isfeldt tiene muchas reminiscencias de Joey Tempest, lo cual he de decir que
no es de mi agrado, ahora no significa que sea un mal cantante.

El disco sigue la línea iniciada en su anterior Dragon Slayer, ahora
en este disco la banda define más su estilo y directrices, creándose
su propia personalidad y realizando un disco que consigue superar a su predecesor.

Abre con la potente Break The Chains, de lo más cañero del disco,
al igual que By My Side, que tiene un gran riff y es uno de los mejores temas
del disco con un estribillo muy cañero. Fight You `Till The End tiene
un estribillo muy potente, con coros a lo Accept, pero insisto, la voz hace
que los temas pierdan mucha fuerza, fuerza que si tienen los magníficos
solos de Gus G., un gran guitarrista, muy influenciado por el rollo ochentero
de gente de la escudería de Mike Varney como Jason Becker, Joey Tafolla
y sobre todo David T. Chastain. Evilized tiene mucha atmósfera, empezando
lento para luego introducirse en un riff muy heavy y pesado, característica
ésta también reseñable en Bad Dreams. Invisible lleva más
caña y tiene un gran estribillo muy amenazador, Children Of The Night
empieza con un gran riff muy clásico, con una intro de guitarra muy buena,
el conjunto del principio y la estrofa puede recordar ligeramente al clásico
Big City Nights de Scorpions, ahora al llegar al estribillo se encuentran claras
influencias de Hard Rock americano. Con Made Of Metal la banda desarrolla su
faceta más metalera. No me han gustado nada las baladas, Forevermore
y The End, demasiado ñoñas y típicas, no parecen muy inspiradas,
da la sensación que las han metido por meterlas.

En resumen un buen disco, con un Gus G. realizando un trabajo impresionante
acompañado de una banda muy correcta, aunque sigo insistiendo en la voz,
el grupo tendría mucho más ataque con otro cantante, ya que creo
que la música pierde fuerza con la voz de Niklas Isfeldt, aún
así, no defraudará a nadie que disfrutara con el primer disco.

Antonio Cerezuela