Inicio Lanzamientos A-Z HIGHLORD – Breath of eternity

HIGHLORD – Breath of eternity

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Highlord son una banda italiana de power metal que han sacado su tercer
disco grabado en los “New Sin Studios” bajo las recomendaciones del
productor Luigi Stefani. Hasta aquí todos podríamos pensar por
los derroteros por las que camina este disco pero lo cierto es que después
de la primera impresión de que iba a ser uno más de este estilo
tan manido, hay que decir que tiene mucha más chicha y calidad de lo
que me parecía en un principio.

Tras “Heir of power” y “When the aurora falls” nos llega
ahora este “Breath of eternity” que mezcla la contundencia y la melodía
de los discos de hard rock de los 80 con los ritmos “galopantes” y
speedicos y las líneas de teclado que caracterizan los discos de power
metal de los últimos años. Escuchándolo me recuerdan a
grupos cómo Angra o Stratovarius (estos últimos sobre todo por
el tono vocal similar al de Timo Kotipelto) aunque con innumerables referencias
a grupos hardroqueros cómo Europe o Dokken. De todos modos, hasta la
tercera o cuarta escucha no he descubierto cual es la mayor influencia de estos
chicos: el señor Yngwie Malmsteen. Sí, cómo lo oís,
si queréis saber a qué suenan Highlord, coger los discos antiguos
de Yngwie y sustituir la guitarra del genio sueco por el teclado protagonista
de Alessandro Muscio y tendréis “Breath of Eternity”. Y cómo
tal, el mayor fallo de este disco es precisamente que el teclado es tan absolutamente
preponderante que a veces satura… exactamente igual que en los discos de Malmsteen
con la guitarra, sabéis por donde voy, no?.

El disco comienzo con la típica e inevitable intro (lo siento, tenía
que decirlo) y tras esto podemos empezar a disfrutar de la variedad de estilos
que confluyen dentro de este tercer trabajo de la joven banda italiana. Partiendo
de una base de teclados muy melódica, de una excelente voz muy personal
(un 10 para Andrea Marchisio en este sentido) y de ritmos cercanos al power
metal, nos van llevando hacia sonidos muy ochenteros en la pegadiza “Stream
of illusion”, ritmos más netamente powermetaleros cómo “The
dreamer and the part ocean” (en una onda my similar al excelente último
álbum de Dark Moor) o “Dream cheaser” (a lo Helloween o Edguy),
ambientes progresivos en la onda Royal Hunt en la extensa y elaborada “Phoenix´s
fire” o sonidos clásicos en la más netamente hardroquera
de todo el disco que es “Back from hell” (con un comienzo de teclado
tipo Europe que desemboca en un temazo muy similar a “You don´t remember,
I´ll never forget” de Yngwie). Después de la tempestad siempre
viene la calma así que el disco sólo podía finalizar con
un preciosa balada cómo es “Moonlight romance” donde la voz
es absolutamente protagonista con el único acompañamiento de un
piano y unos coros femeninos (a cargo de Manuela Ricci de la banda italiana
de gothic metal Housebreakers) que acompañan y complementan a la preciosa
melodía vocal del tema.

En definitiva, un gran disco que se sale de la tendencia de los grupos italianos
de los últimos años. Parece que estamos viviendo una segunda oleada
de grupos de power metal mucho más melódicos y hardroqueros cómo
Mob Rules, o los propios Edguy y Sonata Artica. Highlord se mueven en esos derroteros
y pese a que el protagonismo del teclado a veces llega a ser algo asfixiante
(se nota que el principal compositor y líder del grupo es el teclista)
y que la base de las canciones quizás sea un tanto lineal han conseguido
aunar en este “Breath of Eternity” una gran variedad de estilos (y
la variedad aporta frescura bajo mi humilde opinión) y cómo tal
han conjuntado un gran álbum.

David Esquitino.