Inicio Lanzamientos A-Z WARCRY – El Sello de los Tiempos

WARCRY – El Sello de los Tiempos

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
Estamos ante un reto de verdad. Su primer disco fue la tarjeta de presentación
de un proyecto que nacía en un principio en paralelo a Avalanch,
pero que tras la baja en dicha formación del cantante Víctor
García
y Alberto Ardines se convirtió en el primer álbum
de una nueva banda.
Tras alguna polémica por la ruptura entre éstos, nació su
debut, que agradó a la gran mayoría y que aparecía como un
cántico de frescura y libertad, sirviendo de pregón para unos WarCry
que germinaban con rabia y ganas de pelear.

Esas ganas las demuestran más en serio, de forma más madura y
con tiempo para elaborar la pócima perfecta en éste segundo redondo,
más asentado y experimentado.

En general los temas son más profundos y trabajados . En cada canción
se palpa el trabajo de una banda, de verdad. Los arreglos son más inteligentes
y concienzudos que en el primer disco, lo que convierte a WarCry en un
grupo infinitamente más equilibrado y sensato musicalmente hablando,
que aunque hayan perdido velocidad si comparamos el tempo de los temas de éste
álbum con los del primero, no han olvidado herirnos con fornidas guitarras,
machacantes ritmos de batería y la voz inconfundible de un Victor
que cada vez canta mejor y más desahogado, lo que facilita que sus melodías
sean más ricas y armónicas.

Lo menos agraciado es su sonido, que pienso podría haberse mejorado
con más tiempo de estudio, y no tanta premura . Con esto no quiero decir
que el disco suene mal ni mucho menos, pero si me apena sobre manera que el
equilibrio entre sonidos haya quedado un poco cargado de frecuencias graves.
Pero seamos realistas y constructivos….. El álbum es realmente bueno,
y como segunda entrega es la mejor que nos podían ofrecer tras un debut
altamente sorprendente, la verdad.

Comienza con una introducción apoteósica para dar paso a unos
de los cortes mejores, “Alejandro”, donde la estructura es pesada,
sólida y las melodías altamente atractivas. Víctor
es protagonista en éste tema, como en todo el álbum, con una voz
y una forma de cantar excelente, que certifican una floreciente evolución.
Los teclados juegan un papel importante, y los arreglos hacen de éste
una canción apasionante y muy consistente.

Estos adjetivos son tónica habitual en todo el c.d., que a grandes rasgos,-y
es una opinión muy particular-, encandilará a los que se entusiasmaron
con el álbum de Avalanch “El Llanto de un heroe”. Los
temas son directos y fáciles de digerir, pero a diferencia de los del
primer disco, en ellos hayamos un trasfondo de trabajo y madurez que por diversas
causas no se evidenciaron en su debut.

“Hijo de la Ira” es un corte soberbio con un riff cargado de mala
leche, un sonido de guitarras poderoso, un estribillo muy intenso, e incluso
percusiones que podrían recordar a las usadas por Avalanch en
algunos temas. En él la voz de Victor es muy presente, casi se
toca.

“Capitán Lawrence” es muy efectivo. Le precede una intro de
voces y sigue la estructura de contundencia del primer corte.

“Mar de Estrellas” es una preciosa balada muy pegadiza y que fácilmente
encenderá los corazones del metal con suma facilidad; si no , al tiempo
. Víctor “se sale” y canta acompañado de un piano, violines
y teclados.

En “Tu mismo” juega un papel especial el doble bombo, la buena melodía
y las teclas; “Dispuesto a Combatir” ,-que podría haber sido
un buen título-, goza de unos dibujos de contratiempos de batería
muy trabajados y la misma solidez del resto. “Vampiro” es de mis favoritos.
Comienza con ambientes misteriosos, hasta que las guitarras a lo Pantera, los
marcados golpes de timbales, y los toques de teclados y pianos se casan para
siempre con un Víctor de nuevo impecable. Su estribillo es lo
mejor, junto a la ambientación relacionada con su título .

En resumen, ¡¡reto conseguido!! , ahora a demostrarlo en directo…….

Rafa Basa.