0

 

 

SEPTIC FLESH – Codex Omega

Discográfica: Season Of Mist

Puntuación Popular

(0 votos) 0/10

SEPTIFLESH - Codex OmegaYa ha llegado la oscuridad. La más densa y espesa negrura cuyos tentáculos viscosos inundan con su viscosidad todo aquello que abrazan. Una mancha condensa donde todos los males se aglutinan para marcar el fin de una época. Ha llegado “CODEX OMEGA”. En la edad antigua un códice era un libro escrito a mano, previo a la imprenta. En esos años donde el conocimiento era tan escaso y las profecías y leyendas abundaban, se dieron algunos códices cuyos contenidos eran prohibidos, paganos, oscuros; pero a la vez, eran los más anhelados. Omega es la última letra del abecedario griego, el fin de algo. El principio del apocalipsis. Ha llegado la guía del apocalipsis.

Tengo en mis manos el disco más orgánico de SEPTICFLESH y es un dulce envenenado que merece la pena saborear, pagar ese precio prohibido que han sabido poner los griegos a su música. Un disco que tiene vida interna, un movimiento que te carcome con cada blastbeat, que te hipnotiza con cada momento sinfónico, que te convulsiona a ritmo de riff, que te eleva a la calma con la voz limpia de Seth Siro para después arrojarte al vacío atemporal. 13 temas que te transportan por un viaje tan lúgubre y real que tu percepción de la música sinfónica se verá transgredida para siempre. Sera el principio del fin.

Mi primer contacto con SEPTICFLESH fue en 2003 con “Summerian Daemons”. Aquello me amedrentó tanto que no supe como calificar lo que mis oídos percibían. Para “Communion” les aparte un poco, no quería repetir aquella misma sensación en mis oídos. Cuando Seth Siro exploto con todo su arte visual no pude evitar caer en las redes de “The Great Mass”, esa portada supo hacer que mi lado oscuro quisiese sentirse cómodo. Fue cuando SEPTCIFLESH pasó a convertirse en una de mis bandas de culto. Pocas son capaces de transmitir ese viaje tan tenebroso por la música. Pues con “CODEX OMEGA” la banda ha conseguido multiplicar exponencialmente lo que habían logrado con su último “Titan”. La exploración que ha hecho SF por el mundo sinfónico debería pasar a la historia. Composiciones limpias, épicas, galopantes, criminales y estrambóticas están al alcance de muy pocos. Que una banda de metal sea capaz de hacer lo que hacen los griegos con sus juegos orquestales es digno de superproducción. Pero seamos sinceros, lo que más admiro de estos cuatro jinetes del apocalipsis, es que todo es delicado juego y equilibrio siempre juega en favor de la oscuridad, de los sentimientos más difíciles de lograr a través de la música: tensión, sufrimiento, miedo, aprensión, resistencia, salvación, dolor… Solo necesitáis prestar atención a todas sus ediciones especiales donde aparecen sus secciones sinfónicas sin el “metal”.

El inicio del disco, “Dante’s Inferno”, es esperanzador con unas líneas de viento sobre una acústica hasta que llega la cabalgada sinfónica tan abrumadora para que tus oídos abran la puerta hacia el lúgubre viaje al que te quieren subyugar SEPTICFLESH bienvenidos a “CODEX OMEGA”. Le sigue la devastadora de turno. Un blastbeat atronador y unas guitarras muy veloces: “3rd Testament (Codex Omega)”

La sección central del disco es mi favorita, precisamente por todo eso que dije anteriormente. La sinfonía épica al servicio de la oscuridad de estos caballeros del mal. “Enemy Of Truth” tiene unos trombones previos al estribillo que siempre me ponen los pelos de punta y siempre lo harán juntos con esa voz tan cavernosa de Seth y una batería tan profunda que se mezcla con la orquesta. Es maliciosamente épica a pesar, de que el final con el juego de voces del coro le da un toque de luz.

“Portrait Of A Headless Man” es la banda sonora de una huida desesperada del mal hecho sombra. Unos violines muy estridentes peleando con los instrumentos de viento, la voz limpia de Seth con ese tono tan característico de un ritual, la estrofa es brutal a cargo de una batería machacona… pero cuando estalla el estribillo después de ese caos, solo cabe cerrar los ojos y dejar que todo te engulla.

Por esa zona del disco también está la inicialmente refrescante “Martyr”, la llegada de un salvador que debe morir para demostrar al mundo el camino. Pero debe morir. Como esto es SEPTICFLESH, el camino narrará más bien la muerte que la salvación. Excelente juego de guitarras sobre unos acordes más limpios y una batería maravillosa. Otra vez la sección de viento hace las delicias de la tensión dramática hecha música. Seth brutal en las voces con algunos respaldos y esas guitarras marcando ritmo con los riffs será automáticamente grabado en tus oídos, para dejarnos un último minuto donde la sinfonía juega al servicio de la épica.

“Dark Art” transmite la esperanza que siempre ha de ir de la mano del arte. Pero los griegos solo saben concebir un arte, el arte de la oscuridad, de la represión liberada sin miedos. Un tema con muchas reminiscencias a “Vampire From Nazareth”. Tremendo estribillo de nuevo con esas voces limpias, pero en este tema el arte está en la estrofa; la pesadez, la velocidad, el sufrimiento, la esperanza… otro tema donde SEPTICFLESH demuestra que nadie hace eso como ellos.

Atención a “Our Church, Below The Sea” donde Seth experimenta como nunca con sus voces, algo que, sinceramente, creo que queda tremendamente bien, encaja como un guante sobre la línea musical que trata de transmitir en esos momentos. “Faceless Queen” es un tema para dejarte arrasar por todos los detalles, por cada pasaje, por cada sensación… un tema donde la reina sin rostro te llevará por un viaje de sentimientos jugando contigo a su gusto y antojo.

Adoro los toques que ponen los griegos en temas como “The Gospels Of Fear” un tema con mucho groove en sus guitarras que te hará sacudir el cuello a ritmo de barco que zozobra, un tema directo a los tímpanos, la velocidad de la batería sobre la orquesta te hace replantearte el concepto de música “clásica”. Increíble tema que te deja agotado y exhausto. Para el final se guardan “Trinity” que tiene un toque “demasiado limpio” para ser SEPTICFLESH en algunos pasajes hasta que te arrasa el estribillo con una batería digna del thrash más sucio que te puedas imaginar.

La edición especial cuenta con las partes de la orquesta de tres temas, los cuales invito a todos a escuchar para observar de lo que son capaces de hacer estos caballeros de la dulce pena.

En definitiva, estamos ante un disco que automáticamente ha de ser elevado a las posiciones más altas del 2017 y eso que ya está cerca de acabar. UN “CODEX OMEGA” que ha superado todo lo que ha hecho anteriormente SPETICFLESH, un redondo que marcará  un antes y un después en el concepto musical del metal. Es, el principio de un nuevo fin, una nueva era del metal sinfónico.

Jorge Carcamo

Lista de Temas:

Disco I

  1. Dante’s Inferno
  2. 3rd Testament (Codex Omega)
  3. Portrait Of A Headless Man
  4. Martyr
  5. Enemy Of Truth
  6. Dark Art
  7. Our Church, Below The Sea
  8. Faceless Queen
  9. The Gospels Of Fear
  10. Trinity

Disco II [Deluxe Edition]

  1. Martyr Of Truth
  2. Dark Testament
  3. Portrait Of A Headless Man [Orchestral Version]

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorCrónica y fotos de RICHIE KOTZEN + THE KONINCKS en Madrid
Artículo siguienteCrítica del CD de SERIOUS BLACK - Magic

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Los comentarios que incluyan insultos o faltas de respeto no serán admitidos por la Dirección de RafaBasa.com.