4

 

RESURRECTION FEST

 

Jueves 7, Viernes 8 y Sábado 9 de Julio de 2016 – Viveiro – Lugo

Crónica y Fotos de RESURRECTION FEST del Sábado día 9

+ NASHGUL + THE RAVEN AGE + OBSIDIAN KINGDOM + DESTRUCTION + SHINING + BULLET FOR MY VALENTINE + MUNICIPAL WASTE + ENSLAVED + IRON MAIDEN + UNCLE ACID & THE DEADBEATS + ENTOMBED A.D. + ABBATH + GRAVEYARD + THE SHRINE + NASHVILLE PUSSY

Ndr: Dejar claro que la crónica y Fotos de IRON MAIDEN ya fue publicada puntualmente la madrugada del sábado, horas después de su descarga.

La podéis ver aqui

 

Chaos Stage – 15:05 – 15:35
NASHGUL

Si WORMED primero y después AVULSED nos masacraron el cráneo con sus directos, la de NASHGUL fue una exhibición no menos digna. La de A Coruña es de esas bandas que no se está a discursos; llegan, te destripan con su grind/ crust inmisericorde y anticonstitucional, y te dejan con cara de idiota pidiendo más y más.

Así fue, y al contrario que WILD LIES en el Main Stage minutos antes, la banda gallega sonó como un cañón, rabiosa y acelerada con un directo asombroso, donde les vimos unas tablas dignas de una banda ya veterana como ellos, pasando del ‘blastbeat’ al ‘d-beat’ y viceversa de forma constante y precisa para sufrimiento de nuestros ya maltrechos cuellos.

Por mi parte, Álex es el mejor vocalista que han tenido, y nos pegó un meneo muy serio aunque todavía no había demasiada gente por la hora. Y 23 añitos, que tiene la criatura…

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

Main Stage – 15:35 – 16:10
THE RAVEN AGE

Una de las decepciones del festival fue sin duda THE RAVEN AGE. Pero no por su música ni por su actuación, sino por la más que escasa audiencia de la que dispusieron (casi había más gente viéndoles desde la cola de firmas). Desde luego fue uno de los conciertos menos poblados que vi en el principal, y casi en todo el festival.         

A pesar de todo, los londinenses no desmerecieron su actuación por ello. Pusieron el mismo empeño y talante que en el resto de la gira que llevan teloneando a la doncella.  Los pocos asistentes pudieron disfrutar de los cortes de metal melódico con tintes suaves de metalcore que componen su EP homónimo.

El vástago del León Inglés, George Harris, junto con Dan Wright y compañía volvieron a concedernos temas como Eye Among The Blind, The Merciful One o Angel In Disgrace con la que cerraron; así como algún tema más con incluido en el EP como Salem’s Fate.       

Texto: Carlos Esteban

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo


 

Chaos Stage – 16:10 – 16:55
OBSIDIAN KINGDOM

La de los barceloneses OBSIDIAN KINGDOM para mí fue la mayor decepción del festival, y lo peor de todo es que no fue su culpa. De acuerdo, quizás como comenté con TESSERACT, esta sea otra de esas bandas que en un festival no se disfrutan igual, pero ya desde “The Kandinsky Group” el sonido fue muy pobre, y con el paso de los temas muy poco mejoraría mientras a la banda se la veía voluntariosa, como siempre, pero también incómoda.

Adoro cada matiz de “A Year With No Summer”, cada fraseo, cada arreglo, pero escuchar “Darkness” sin casi oír desde abajo la voz de Rider fue un quiero y no puedo, una mezcla de rabia e impotencia difícil de describir. Con el paso de “Last Of The Light y “Cinnamon Balls”, de “Mantiis”, los proglemas de voz se solucionaron más o menos, pero seguíamos lejos de apreciar esa amalgama de graves, teclados y electrónica que tenía que haber sido, mientras Rider seguía desgañitándose.

“A Year With No Summer” dio algo de tregua, y el final con “A Year With No Summer”, “Black Swan” y “Absent/ Away” fue eso, una banda muriendo por hacer lo suyo, lo que saben hacer, y un sonido que para nada les hizo justicia. Si les conociste en Viveiro el pasado fin de semana, verdaderamente deberías darles otra oportunidad. Date ese gusto.

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Unai Endemaño

 


 

Main Stage – 16:55 – 17:40
DESTRUCTION

Los DESTRUCTION de Schmier son casi siempre garantía de éxito, y en Resurrection lo cierto es que no fue una excepción. Casi sin darme cuenta han pasado un puñado de años desde la última vez que les ví en directo, y de la mano de “Under Attack”, su mejor disco en años, el combo teutón se presentaba en el Main Stage a primera hora de la tarde con ganas de liarla con un poquito del mejor ‘thrash’ ‘oldschool’ imaginable, y con esas dieron un bolo más que entretenido. Abrían como su nuevo LP, con “Under Attack”, para seguir con dos joyas como “Curse The Gods” y “Nailed To The Cross”, durante los cuales el bombo de Vaaver se lo zampaba todo, especialmente las guitarras de Mark.

Para cuando llegó el “Mad Butcher” empezaron los primeros palos en condiciones en el pit, y el sonido se fue equilibrando. DESTRUCTION pueden sonar bastante mejor de lo que lo hicieron en el Resu, pero tampoco es justo decir que tuvieron un sonido malo, porque además sonaron potentes como si fueran 3 en vez de 6. Nueva pequeña concesión a su último trabajo con “Second To None”, y de ahí ya de tirón con la sota, el caballo y el rey: “Thrash Till’ Death”, “The Butcher Strikes Back”, “Total Desaster” (épica) y “Bestial Invasion”, en ese orden, cerraron un buen bolo de los alemanes, donde vimos a un Schmier algo más mayor (lógico), con más “barriguilla”, pero todavía en buena forma vocal.

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Unai Endemaño

 


 

Chaos Stage – 17:40 – 18:30
SHINING

Después del pequeño gran fiasco que nos llevamos con OBSIDIAN KINGDOM, tengo que reconocer que nos dirigimos hacia el Chaos Stage con las patas temblando para ver a los SHINNING noruegos, personalmente una de las bandas que más ganas tenía de ver. Telón gigante y espectacular, y una banda que salió en tromba con “I Won’t Forget”, era algo que efectivamente no íbamos a olvidar. Enorme el concierto de los ‘black jazzers’, con un sonido grueso, corrosivo, alto, y con una elección de temas además perfecta para una ocasión como la que tenían, en la que la gente alucinó con Jorgen y su saxo, que no paraba de alternar con la guitarra, que maltrataba una y otra vez con actitud ganadora.

Dio gusto verles tocar, y sinceramente, su concierto se nos pasó en un suspiro entre salto, salto y temazo. Temas como “Fisheye”, “The Last Stand”, “Last Day” o “Burn It All” les hicieron comerse el Resu, y solo espero que algún promotor le eche bemoles y nos los traiga a una sala en condiciones para disfrutar de esto como se merece. Alucinantes.

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Unai Endemaño

 


 

Main Stage18:30 – 19:40
BULLET FOR MY VALENTINE

Después de la soberana demostración de poderío que desplegaron SHINING sobre el escenario del Chaos, les tocaría a los BULLET FOR MY VALENTINE graduarse con honores en el festi gallego por excelencia. Lo harían bajo las cuatro iniciales que representan su nombre, en un despliegue bastante comedido, que sin duda trataba de restar  importancia a la parte más superficial de su discurso.

Comenzarían atacando con las armas que cuenta su último "veneno", congratulando al público mayoritariamente jovezno que les sigue, aunque acabarían rematando sabiamente, con los clásicos que auparon su carrera hace unos cuantos años ya.

De esta manera, serían Tear´s Don´t Fall y Waking The Demon las que harían arder Viveiro al son del Metalcore más pegadizo que nunca pario el Reino Unido.

Entre medias, podríamos regocijarnos con 4 Words (To Choke Upon) o dejarnos ir en el mosh que se montaría mientras The Last Fight atronaba.

Pararíamos en seco con un solo de batería de los de coger aire y proseguiríamos convencidos hasta el final, acompañados por los gloriosos surcos que atesoran Scream Aim Fire y The Poison. 

Terminarían siendo un interesante preámbulo, para el británico Metal que Maiden nos tendría reservado un breve rato más tarde.

Texto: Unai Endemaño

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

Ritual Stage – 19:20 – 20:10
MUNICIPAL WASTE

A pesar de estar tocando BFMV en el escenario principal, no podíamos dejar de ver al combo americano MUNICIPAL WASTE y regocijarnos de su crossover tan macarrón. Desde luego lo mismo pensó mucha gente, aunque está claro que los públicos de cada banda están diferenciados y es entendible el solapamiento, que en ningún momento se notó.

Desde un primer momento la imagen que ofrece la banda ya es provocadora, con ese telón negro que lleva su nombre y la cabeza del (también amado por BRUJERIA) señor Donald Trump mientras se revienta la tapa de los sesos pistola en mano. Le dedicarían afectuosos saludos después entre I Wanna Kill The President y I Wanna Kill Donald Trump.

Desde la misma intro, el cansancio del último día fue inexistente en todos los presentes, el concierto tornó en una verdadera fiesta que discurrió a una velocidad vertiginosa agitada por la masa, lo que supuso que acabaran incluso unos minutos antes.

Tony Foresta y Phillip Hall, que no se pierden una (el año pasado les vimos con IRON REAGAN), venían esta vez con su formación más longeva, trayéndonos consigo más de veinte temas de lo más granado de su discografía: Unleash The Bastards y Mind Eraser empezarían la tanda; animarían más si cabe la cosa The Art Of Partying o Bangover, para concluir la descarga con Sadistic Magician y la coreada por todos Born To Party.

Texto: Carlos Esteban

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

Chaos Stage – 19:40 – 20:30
ENSLAVED

El de ENSLAVED fue un concierto ciertamente atípico, primero por el set que los noruegos nos presentaron en Viveiro, y segundo porque a pesar del cartel del grupo, tampoco se puede decir que hubiera demasiada gente, o quizás yo esperaba más ambiente. Sea como fuere, la cosa empezó con fuerte de narices con “Jotunblood”, para continuar no menos rabiosos con “Fenrir”, ambas nada menos que del “Frost”.

En efecto, la mítica formación nos presentó un concierto especial 25 aniversario con temas que en su mayoría tenían descatalogados en directo, temas de discos casi olvidados no posteriores al “Isa”, en su vena más black/ viking. Buen sonido y poca parafernalia para que ‘Grutle’ y los suyos se luciera, con un Ivar a la guitarra poco comunicativo pero al que se le notaba disfrutar como a un enano. Podremos ver en España a ENSLAVED con su gira aniversario en salas, pero escuchar temas como “Return To Yggdrasil”, “Convoys To Nothingness” o “Allfǫðr Oðinn” fue una pasada que no hizo sino ponernos los dientes largos para lo que está por venir.

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Unai Endemaño

 


 

Ritual Stage – 22:35 – 23:25
UNCLE ACID & THE DEADBEATS

Fuimos pocos en un principio los que nos acercamos hasta el relegado Ritual Stage en pleno auge de IRON MAIDEN. Pero el Tito Ácido y compañía bien que nos lo agradeció. Desde su confirmación, ardía en deseos de disfrutar de la atmósfera que establecen y de la psicodelia y el crudísimo más absoluto que profesan.

Sin duda es otra de esas bandas descolocadas, son una reencarnación de un tiempo pasado que hace que te evadas fácilmente con sus canciones. Desde la primera Waiting For Blood, fuimos todos absorbidos por la oscuridad y el humo de las tablas. De aquí, al final, estuvimos completamente a su merced.

Con un sonido desbordante, Mind Crawler supondría el primer contraste y el único tema fuera de los colosales “Blood Lust” y el más reciente “The Nigth Creeper”. Con Over & Over Again y Death’s Door la hipnosis fue completada, y el duelo de guitarras de la eterna 13 Candles terminó de rematarnos.

Este viaje hacia el ocultismo llegaba a su fin, muchos se habían sumado a la gran comunión cuando el escenario principal dejó de sonar, así todos pudimos disfrutar del apoteósico final. El sonido también les acompañó, haciendo que por ejemplo Pusher Man sonara más avasalladora y ralentizada que nunca.

I’ll Cut You Down, Melody Lane y Withered Hand Of Evil concluyeron un concierto catedralicio y me confirmaron la sensación que sus discos transmiten en casa. No los perdáis de vista (ni las fotos, no tienen desperdicio), porque tienen mucho que decir, y como sigan al mismo ritmo, seguro que podremos volver a disfrutar de ellos pronto por aquí, cuando concluyan la mastodóntica gira que tienen ya cerrada por todo el globo.

Texto: Carlos Esteban

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

Chaos Stage – 23:00 – 00:00
ENTOMBED A.D.

Dos semanas después de haberles visto en Copenhague, los nuevos ENTOMBED A.D. de LG Petrov se superaron a sí mismos con una salvajada de concierto digna del recuerdo. Apuesto a que muchos seguidores de los ENTOMBED más clásicos acudieron al Chaos Stage con recelo después de haber visto a MAIDEN, y apuesto también a que tras comprobar la brutalidad del sonido acabaron rendidos.

Encima, en su set la banda incluyó nada menos que 7 temazos de la mítica banda sueca que iban desde lo más clásico hasta temas menos habituales de su época ya más ‘death and roll’, temas como “Eyemaster” o “Wolverines Blues”, por ejemplo, pero principalmente lo que sonó despiadado fueron castañazos como el “Stanger Aeons”, del “Clandestine”, “Revel In Flesh”, o “Living Dead”. Mismo setlist que en Copenhell, y un LG muy centrado, y con una voz mejor aún que la de hace dos semanas, bien respaldado por una banda de solvencia que como sigo sonó a trueno.

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Unai Endemaño

 


 

Chaos Stage – 00:00 – 01:00
ABBATH

Después de la mala experiencia de ver a ABBATH en Copenhague preocupado por todo menos por hacer un buen concierto de ‘black metal’, podéis imaginaros mi disposición antes de su concierto en Viveiro. Esta vez fue diferente, imagino también que porque empezaron 15 min tarde y el tiempo apremiaba, así que después del “numerito” inicial del escupefuego, sonaba “To War!”, de su disco en solitario, y la banda empezaba lo que acabaría siendo un conciertazo en toda regla.

Llevan un repertorio brutal, muy centrado en IMMORTAL y en temas además que en algunos casos no eran habituales antes de la ruptura (otros sí), por lo que con un sonido más que decente y un Abbath enchufado y haciendo lo que mejor sabe hacer, el resultado no podía ser malo esta vez. Sonó el “Warriors” de I (ojalá nuevo disco, pero va a ser que no…), así como buenos temas de su debut como ABBATH como “Winterbane”, “Fenrir Hunts” o “Count The Dead”, pero sobre todo lo que nos gustó fue verle hacer un “Nebular Ravens Winter” como Satán manda, o un “Solarfall”, por ejemplo, como en sus mejores tiempos. Ahora sí.

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Unai Endemaño

 


 

Chaos Stage – 01:00 – 01:56
GRAVEYARD

Con el festival cada vez más cerca de su clausura, las fuerzas iban brillando por su ausencia. Pero todo aquello se olvidó con la llegada de uno de los conciertos que realmente mereció la pena vivir en esta edición. Pasada la una aparecieron sobre el escenario los suecos GRAVEYARD, dispuestos a ofrecernos el equilibrio perfecto entre revolución y ralentí para las horas que eran, esa mezcla de euforia y melancolía que transmiten sus paisajes tan atmosféricos.

En esta ocasión pudimos disfrutar de un setlist completo y exquisitamente escogido, empezado por  Slow Motion Countdown, que supuso una acogida tranquila en su universo, yendo de menos a más. Enlazada con la anterior, Buying Truth, inundó el lugar de oxidada psicodelia, mientras Joakim ya desgarraba la voz, y el recién incorporado Truls Mörck la calentaba para el siguiente tema: From A Hole In The Wall, que interpreta él, abriendo la tanda de canciones de su mayestático último trabajo “Innocence & Decadence”.

 Seguirían el single The Apple & The Tree, contrastado con la solemnidad de Exit 97. The Suits, The Law & The Uniform acabaría destrozando el charles de Sjöberg, el cual tuvo que cambiar, cosa que no me extrañó viendo la fuerza que infringía en cada tema. Otro sube y baja de tempos y emociones fueron la confrontación del blues sosegado de Too Much Is Not Enough con el rock n’ roll frenético de Magnetic Shunk, que dieron paso a un delirante final compuesto por cuatro joyas de su obra maestra “Hisingen Blues”, empezando por su homónima.

Los de Gothenburg nos metieron en su máquina del tiempo en un espectáculo soberbio, con uno de los mejores sonidos de todo el festi permitiéndonos deleitarnos con cada vibración que salía de estos fenómenos. Unconfortably Numb, Ain´t Fit To Live Here  y la colosal The Siren ponían punto final en un grito del señor Nilsson a una hora entera de culto al rock y al blues que se convirtió en memorable. En lo personal, sin duda fue EL CONCIERTO de este Resu, que me perdonen los GOJIRA

Texto: Carlos Esteban

Fotos: Unai Endemaño

 


 

Main Stage – 01:56 – 02:45
NASHVILLE PUSSY

Antes de que THE REAL MCKENZIES cerraran la fiesta en el Chaos Stage y los dos escenarios grandes se apagasen, todavía tuvimos tiempo para gozárnoslo de lo lindo con unos NASHVILLE PUSSY que con permiso de GRAVEYARD tuvieron el mejor sonido de toda la jornada.

La madrugada no amedrentó ni lo más mínimo a la banda de Atlanta, Georgia, que se marcó un concierto lleno de rollo, diversión y sucio rock n roll para deleite de un buen número de ‘metalheads’ que todavía quedábamos por allí.

Entre himnos como “Up The Dosage”, “Struttin’ Cock” o “I’m So High” cayeron entre 2 y 3 botellas de Jack encima del escenario, mientras le dábamos a nuestros cuellos la estocada final.

¡Menudos personales! ¡Grandes!

Texto: Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

 

Artículo anteriorCrónica y Fotos del RESURRECTION FEST - Viernes día 8
Artículo siguienteROCK FEST BARCELONA: Ya ha arrancado el festival!!! Tras las bandas, habrá pinchadas en la Carpa Rock Tent hasta el cierre. Horarios de FIRMAS de bandas, etc

4 COMENTARIOS

  1. Amigo MASTROPIERO, aquí NO se miente. Acertamos y nos equivocamos, eso es todo. Ashes Of The Damned sonó, aunque Abbath dejase el escenario, como bien dices. En cuanto al sonido, no estoy en absoluto de acuerdo contigo, creo que para nada sonó mal. Si crees que sonó mal en Viveiro, en Copenhague 15 días antes te hubiese dado un parraque, creéme.

    Jorge del Amo

DEJA UNA RESPUESTA

Los comentarios que incluyan insultos o faltas de respeto no serán admitidos por la Dirección de RafaBasa.com.