36

 

JUDAS PRIEST

  + HELLOWEEN + KROKUS

Domingo 26 de Julio 2015  – Auditorio Miguel Ríos –  Rivas Vaciamadrid – Madrid

En una tórrida tarde de domingo, los madrileños que aún permanecíamos en la Comunidad, o los que como un servidor recién habíamos vuelto de las vacaciones teníamos una cita ineludible con la gran leyenda británica JUDAS PRIEST, quienes están de gira presentando su, hasta la fecha, último lanzamiento “Redeemer Of Souls”.

El impresionante y gigantesco auditorio Miguel Ríos se quedó enorme para la ocasión, si bien la entrada estuvo por encima de las expectativas de un servidor, siendo a la postre, una vez que la sombra cubría gran parte de su extensión, el escenario perfecto para la velada.

KROKUS 

Los suizos KROKUS tenían la ardua tarea no sólo de sustituir a la banda de Sebastian Bach –caída del cartel hace unas semanas- sino de arengar a los acalorados primeros asistentes y doy fe de que cumplieron con su cometido en una actuación, como siempre que les he visto, divertida a más no poder gracias a su hard rock alegre.

Marc Storace sigue siendo un gran frontman que sabe cómo llevar el peso de una actuación para que ésta, aún en las condiciones climáticas y con un calor sofocante como era la ocasión, no decaiga un ápice.

Pese a que el público contaba con un porcentaje mayoritario de personas que no eran muy conocedoras de su música, gracias a temas como la inicial “Long Stick Goes Boom”, supieron meterse en el bolsillo a todos. Máxime cuando, fieles a sus costumbres, intercambian sus temas propios con algunas versiones como el “American Woman” de los canadienses The Guess Who. “

“Hellraiser” no se quedaría atrás, con ese hipnótico ritmo suyo, y mientras iba cayendo la tarde, dándonos la climatología mayor tregua, temas como “Eat The Rich” o la cabalgante “Easy Rocker” fueron más que bien recibidas.

Finalmente, terminaron por todo lo grande, mientras desde el lateral izquierdo se rociaba con una manguera de agua al personal de las primeras filas, dejándonos un gran sabor de boca y captando nuevos adeptos para sus futuras venidas a la capital, gozando de un buen sonido, tónica dominante durante toda la tarde.

Texto: J. José Jiménez

 


HELLOWEEN

Los Alemanes HELLOWEEN estaban de nuevo en Madrid con un nuevo trabajo discográfico bajo el brazo titulado "God Given Rigth", ofreciendo un excelente show que contó con un sonido potente y cristalino, con un excepcional Andi Deris, que demostró su calidad como vocalista, tanto por su carisma como por su dominio vocal.

Con “Eagle Fly Free” salía a escena el quinteto Alemán, con Andi Deris comandando el barco e interactuando, en casi perfecto español, con un público que los esperaba ansiosos, y que en todo momento respondió al vocalista. Le acompañaban Michael Weikath y Sascha Gerstner en las guitarras, Markus Grosskopf en el bajo y Dani Löble en la batería.

Sin embargo, el primer pico del show llegaría con “My God Given Rigth”, primer sencillo de su nuevo trabajo discográfico, en el que los presentes tuvieron la oportunidad de corear junto a Deris el pegadizo estribillo.

Le siguieron “Lost In America” e “If I Could Fly” con la cual el quinteto bajaba las revoluciones, sin necesariamente perder intensidad. 

Al grito de “Madrid tiene Power” empezaban a sonar las primeras notas de “Power”, que serviría de introducción al famoso tema “Helloween”, en el cual, Andi salió a escena con un sombrero de copa, y sin descanso continuó con “Sole survivor", “I Can",  “Are You Metal?” y la espectacular “Keeper Of The Seven Key”, que sin duda fue de los momentos más intensos de su presentación.

Así, empezaron a abandonar uno a uno el escenario al que regresarían para ofrecernos dos temas más, “Future World” y el siempre aclamado y victorioso “I Want Out”, con el que ponían fin a una genial actuación.

Texto: Alvaro Ochoa

 


 

JUDAS PRIEST

Con la noche ya caída y, tras un enorme telón que tapaba el escenario con el logotipo de la banda, poco a poco todo se iba preparando para la actuación de JUDAS PRIEST. Una actuación que, a pesar de parecerme bastante corta (sólo quince temas de repertorio en poco más de hora y media), doy como positiva en su mayor medida.

Los de Birmingham gozaron de un muy buen sonido, tanto a nivel de volumen como ecualización del mismo. Rob Halford cumplió con creces, incluso por encima de las expectativas de muchos, diría yo. No obstante, creo que abusa demasiado de encandilar a la gente con sus ocasionales (y magistrales, por qué no decirlo) gritos agudos y sin embargo, cercena demasiado melodías en estrofas y estribillos (incluso en las de las canciones nuevas), cantándolos más de seguido o directamente dejándolos para que sea el público quien los coree. Bien es cierto que hay algunos momentos épicos, dignos de dejar que seamos nosotros quienes gritemos y llevemos en volandas a la banda con nuestras voces, pero también que no cantar apenas un estribillo de “Electric Eye” es pasarse.

Por otro lado, quisiera hacer una mención especial para Richie Faulkner, quien ya no es un mero sustituto del mítico K. K. Downing, sino un segundo frontman que no para de moverse, animar, jugar con el público, dando su propio sello a los temas, riffs y solos con pequeñas variaciones, tocando endiabladamente bien, luciendo técnica y simpatía a partes iguales. Sin desmerecer la insustituible labor de su predecesor, ¡un diez para Richie!

Como elemento escénico principal, en esta gira han prescindido del uso de telones (salvo el que cubría todo mientras los técnicos montaban antes del concierto) y han potenciado la utilización de pantallas. Tres de ellas aparecían en la parte central y lateral creando un interesante juego tridimensional, plasmando varios videos acordes a cada una de las canciones que iban sonando.

Con un ligero retraso en relación a la hora estipulada, sonaba como intro el “War Pigs” de Black Sabbath. A continuación, la instrumental “Battle Hymn” pondría el colofón introductorio (algo alargado y con un interminable silencio entre medias, lo cual no quedó nada bien) para dejar caer la lona y aparecer los cuatro instrumentistas atacando los primeros riffs de “Dragonaut”. Rob se haría de rogar, cantando la primera estrofa entre bambalinas, para finalmente dejarse ver antes del estribillo, provocando el delirio entre sus fans. Truenos y relámpagos anunciarían la llegada de “Metal Gods” donde un Halford robótico nos bendijo como sagrado ritual de hermanamiento.

Tras el clásico “The Priest is back” llegaría la rescatada pieza de hard rock “Devil’s Child”, poniendo a todos a bailar al compás. “Victim Of Changes” volvió a ser épica, mágica, pese a que Rob evitara realizar la subida de la parte acústica, aunque posteriormente nos resarciera dándolo todo al final de la canción.

Pequeño parón para uno de los múltiples cambios de ropa que el vocalista realizaría, las pantallas mostraban un salón adornado por escudos vikingos, dando la bienvenida a “Halls of Valhalla”. Engranajes y pistones en movimiento anunciarían la llegada del clásico “Turbo Lover”, con Halford enfundado en un precioso abrigo plateado, dando un pequeño receso al respetable con “Redeemer of Souls” y la intensa balada “Beyond The Realms of Death”, donde el juego de luces más hermoso de la noche arropó a tan bella pieza.

El anuncio de “Jawbreaker” pronto devolvería las devoluciones a la noche madrileña, tema cargado de intensidad, felizmente rescatado, aunque creo que fue de las que menos lució el vocalista (sobre todo en el estribillo). Tras anunciar que volverían a tocar una del “British Steel” y el clásico “Breaking the… What?”, la gente se volvería loca ante el inmortal riff de “Breaking the Law”. Ruidos de motocicleta inundaron el ambiente, con Rob apareciendo montando en una y la locura general ante “Hell Bent for Leather”, con las pantallas luciendo fotos de moteros en la carretera. Por cierto, indicar que siguen incluyendo un segundo solo que nunca antes estuvo para el lucimiento de Richie, algo innecesario y que le da una sensación algo extraña al tema, en mi opinión.

Pequeño mutis escénico para sonar por la P.A. el mítico instrumental “The Hellion” y salir rápidamente la banda con “Electric Eye”, donde el protagonista fue el maestro Tipton arrancando uno de los temas más representativos de lo que es el heavy metal clásico. Tras un pequeño juego de voces entre vocalista y público, “You’ve Got Another Thing Coming” puso el aire festivo con todos saltando, bailando y disfrutando a tope.

Nueva retirada de todos, a excepción del batería Scott Travis, quien aprovecharía para preguntarnos qué queríamos escuchar. El griterío general fue unánime y el músico no tardaría en arrancar con el solo introductorio de un “Painkiller” brutal, con Rob hincando la rodilla sobre el sillín de su motocicleta, dejándose la piel en tan exigente tema y sacándolo adelante con nota. “Living After Midnight” puso el broche de oro, con todos los asistentes felices ante el perfecto fin de fiesta, tras el que muchos comenzamos a dirigirnos hacia las salidas, encarando la vuelta a casa, aunque pensando que le faltó al menos media hora más de duración. Buen concierto, no obstante, dejándonos con ganas para la siguiente.

Texto: J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorCHILDREN OF BODOM – KATAKLYSM – EKTOMORF - Alcatraz Hard & Rock Metal Fest
Artículo siguienteGHOST - METAL INQUISITOR – NIGHTRAGE - LETHAL VICE - CELESTIA

36 COMENTARIOS

  1. Conciertazo de Priest, con Halford en plena forma, metiendo agudazos por doquier, el painkiller fue brutal, la cantó en un agudo continuo, y a su edad es sorprendente. La parte mala es que el show fue cortisimo, no se porque no tocaron Love Bites ni March of the dead, que es la que más me gusta del último disco, eran sólo dos canciones, tanto trabajo les hubiera costado tocarlas? Resumiendo,concierto genial pero muy corto, y a ver si renuevan el set list y meten alguna más del painkiller o del defenders of the faith

  2. Una vez mas los Priest los dioses, resaltar como dicen en la crónica el protagonismo de R. Faulkner nunca olvidare a K.K. pero con la incorporación de Faulkner el grupo ha tomado nuevo aire. También me sorprendió lo bien que sonaba, por experiencias anteriores me temía lo peor resaltar el bajo de Hill he visto a los Priest siempre que han venido a Madrid y nunca he escuchado también el bajo, increible sobre todo el Beyond … y por lo demás Helloween lo que me esperaba bien y muy bien Krokus y también coincido que un poco corto con el repertorio que tiene Judas lo que ocurre que prefiero corto y Halford entregado que no 2 horas y pico y pasandolo mal.

  3. Se hizo corto, pero como todo lo bueno. Un dinero muy bien invertido…
    El selist de Helloween me pareció tremendo y Deris rayó a gran nivel.
    Sobre Judas, totalmente de acuerdo en que Halford mucho mejor que otras veces, y que a KK Downing no se le echa en falta.

  4. Es increible las excelentes críticas que están recibiendo los Judas Priest cuando el set list es el de siempre,el concierto es cortísimo y rob se pasea sin fuste pateando el escenario y la voz aunque no esté tan mal como en otras ocasiones también habría que decir que lleva muchos efectos y eso ayuda…no sé parece que habláis del hecho como si hubiesen estado dándolo todo durantes 3 horas,creo que exagerais demasiado.Que conste que me gustan sus tres primeros discos.

    • Basicamente te molesta que las opiniones de la mayoría de la gente y prensa sean positivas respecto a esta gira de Judas Priest… al parecer, según tú, tienen que ser peor porque tienen que ser peor… eso si, que nos quede claro que te gustan sus tres primeros discos (gran seguidor, si señor).

      • En ningún momento he dicho que tengan que ser negativas sino que remarco estoy leyendo críticas demasiado exageradas.Si quieres te pongo unos ejemplos:1-sólo quince temas de repertorio en poco más de hora y media contando con los parones y cambios de vestuario…queda el espectáculo en una hora y cuarto…
        2- han potenciado la utilización de pantallas. Tres de ellas aparecían en la parte central y lateral creando un interesante juego tridimensional…Luego vas,miras,y que tiene eso de especial?Nada!
        3- Rob se haría de rogar, cantando la primera estrofa entre bambalinas, para finalmente dejarse ver antes del estribillo, provocando el delirio entre sus fans. Truenos y relámpagos anunciarían la llegada de “Metal Gods” donde un Halford robótico nos bendijo como sagrado ritual de hermanamiento…Luego lo ves y que tiene esa entrada de robotica?Yo veo a un señor andando con ayuda,tranquilamente y sin más.Y por último mencionar que Rob va enfundado en un precioso abrigo plateado,vamos,de chiste no,lo siguiente.

        Y para colmo,solo tocan un tema de su época clásica obviando a los fans más clásicos.

        • Solo un tema clásico? En que concierto estuviste tio? En BCN fueron unos 100 min y no se perdió mas de 1 minuto en esos cambios de vestuario que comentas mas que nada pq la mayoria de las veces los hace mientras el grupo está tocando. Pero vamos que nadie te obliga a ir a verlos, tu te lo pierdes.

  5. Me lo pasé en grande con los tres grupos, para mí Judas Priest tuvo un gran nivel dentro de lo esperado. El escenario era un poco flojo en comparación con los de otras ocasiones, pero el juego de pantallas era resultón y los músicos lo hicieron muy bien. Tengo una pequeña duda, ¿alguien sabe cuántas personas estuvimos?

    • Vocalmente Deris estuvo muy bien, mucho mejor de lo que nos tenía acostumbrados y cualquiera que haya visto a Helloween en los últimos años lo puede ratificar. A mi me sorprendió gratamente. Que le sobre peso, pues sí, pero la verdad es que eso me la pela. Pero bueno, si te apetece verlo ‘guapo y en su peso’ lo siento por ti.

  6. La verdad es que disfruté como un enano con los Judas, tenía muchas ganas de verlos, y a pesar de que esperaba lo peor, Halford me sorprendió para bien,

    Helloween a pesar de la basura del setlist (cuando dejarán de meter tantos temas de los Keepers), también demostró estar en forma, no sé si Deris aguantará ese nivel hasta el final de gira.

    Krokus, a pesar de que a penas los conocía estuvieron muy bien.

    Pro: Buen sonido de todos los grupos.
    Contra: Setlist muy cortos

    • QUe manía con querer que no toquen temas de los Keeper. Si son sus dos clásicos de siempre, es lógico que los toquen. A mi también me gustaría escuchar canciones nuevas en sus conciertos, pero lo lógico es que las bandas toquen sus temas más clásicos.

      • Hellowen tienen unos 15 discos de estudio, 10 con Deris a las voces, de 10-11 canciones que tocaron, 5 fueron de los dos keepers, creo que la banda tiene suficientes temas clásicos como para tirar tanto de los keepers, si a eso le añadimos que Deris canta bastante mejor sus temas…, pero bueno, oye si tu prefieres que se pasen la vida con esas 5 canciones en todos los conciertos, pues me alegro por ti.

        Y que conste, que tampoco me alegra que toquen las trilladisimas ‘Power’ o ‘If I Could Fly’.

  7. La realidad es que Halford canta mejor, debido a que han acortado la duracion de sus conciertos. Si asi les va mejor nada que objetar.
    A mi Helloween jamas me gustaron, pero la sensacion de la gente que tienes alrededor es que hicieron un muy buen concierto, la mayoria estaba bastante satisfecha.
    Lo que pone en la cronica que Andi tiene un perfecto castellano, en fin, por la misma regla de tres, yo tambien tengo un perfecto lituano.
    Krokus conciertazo, rock y diversion no se puede pedir mas.
    De un tiempo a esta parte las grandes bandas (AC/DC, Kiss, Aerosmith, Maiden, Judas etc) han reducido el tiempo de sus actuaciones, esto no es ni mas ni menos que ley de vida. Pretender que viejos de sesentaytantos esten mas de dos horas corriendo sin parar arriba y abajo por un escenario claramente pertenece a la historia.
    Muy superior este concierto a su ultima venida a la cubierta.
    A ver lo que nos duran.

  8. Joder qué conciertazo me perdí, cagüen!! Helloween por lo que veo tremendos, me encanta el setlist, ya si hubieran tocado Ride The Sky lo hubieran bordado!!

    Por cierto, lo de “…que serviría de introducción al famoso tema “Helloween””, al principio pensé en algún tema del mini-lp, el famoso tema es “Halloween”!!!

    Salu2.

  9. Creo que MINOS lleva mucha razón. Los vi en Rock Fest, indudablemente, Halford está mejor que en otras giras, al haber acortado el set-list y haber tirado de algunos temas menos exigentes. Me gustó mucho Rob en los temas donde canta más natural, en los temas de agudos estratosféricos, estuvo todo el rato ayudado desde la mesa con los reverbs y delays, aparte, también han bajado de tono y revoluciones algunos temas…

    Por lo demás, fue un conciertazo y se hizo cortísimo, aunque a mi gusto, quitaría el “You’ve Got Another Thing Coming” y metería un par de temas rescatados del olvido…

  10. Me gustaria que todo el mundo fuera tan extraordinariamente exigente con todos los cantantes como lo es con Rob Halford. Ese mismo dia en Rock Fest Scheepers, que cantó bastante bien tb por cierto, se hinchó a reverbs y delays y nadie se queja..
    Halford lleva cantando fantásticamente desde ya la anterior gira de Epitaph como mínimo, aunque a algunos les sorprenda. Obviamente es mas cómodo para su castigada voz tocar unos 100 min que 135 min como en la anterior gira y, sobretodo, le beneficia hacer giras la mitad de extensas que antes, como estan haciendo justamente ahora. Pero de ahi a decir que cantó bien pq no cantó temas tan exigentes (Victim of Changes, Painkiller, Jawbreaker no son exigentes??) o pq cantó 2 temas menos (Love Bites y March of the Dead si que no son ni de lejos de las mas exigentes precisamente) como se ha afirmado por ahi, me parece una soberana estupidez. Simplemente su voz esta mas descansada y ha variado, para bien, su técnica vocal al encarar Painkiller para lograr mejores resultados.
    Dicho esto a mi tb me hubiera gustado que incluyeran mas temas como en otros setlist que he visto por ahi pero con la barbaridad de gente que habia en Rock Fest el sábado y lo incómodo que estaba casi que me alegré de que el concierto fuera algo mas corto.

  11. Fue espectacular. Krokus cumplió y Helloween dejó el listón muy alto pero unos Judas Priest que dieron la talla, aunque me pareció bastante corto y eche en falta “Love Bites”. Aún así una magnífica actuación con un gran puesta en escena, con un potentísimo sonido y el ambiente inmejorable.

    Hail!

  12. A mi el sonido no me parecio tan bueno. Bastante flojo de volumen , y bastante espeso. El bajo no se distinguia claramente. Quiza seria porque estaba en las primeras filas , y normalmente desde alli se escucha peor. Y la duracion del concierto , bastante vergonzosa. Que menos que tocar dos horas. Lamentablemente , muchos grupos estan cogiendo esa costumbre de tocar 1 hora y 45 minutos maximo. Pero en esta ocasion Judas no llegaron ni a eso. La gira epitaph si que fue grandiosa , con 2 horas 15 minutos de concierto , y representacion de casi todos sus discos , ya que del yugulator y el demolition nunca tocan ninguna. Esos discos los tienen totalmente denostados y olvidados. Parece que renieguen de ellos. Iron Maiden en cambio no hacen lo mismo con el factor X y el virtual XI. Por lo demas , bien. Y Halford excelente en su labor.

DEJA UNA RESPUESTA

Los comentarios que incluyan insultos o faltas de respeto no serán admitidos por la Dirección de RafaBasa.com.