Usuario:  Password:     Olvido su contraseña? | Registrarse


BARÓN ROJO – Bilbao – Grabación de CD/DVD en vivo + LUJURIA.

agosto - 28 - 2007



Baron Rojo

Jueves 23 de Agosto de 2007 – Bilbao

25 años son muchos en la historia de una banda. Un larguísimo período que sólo los más grandes logran alcanzar, y aún pecando de nostálgicos, no cabe duda que siempre es bonito recordar una carrera tan larga. En España BARON ROJO son por derecho propio uno de los grupos más grandes que ha dado el Heavy Metal, y por ello, celebrar dos décadas y media de canciones es algo necesario e irrenunciable. Para ello los Barones, embarcados en una larga gira por todo nuestro país, decidían hacer parada en Bilbao para, en el marco de su semana grande, grabar un concierto en DVD con el que ilustrar y celebrar su trayectoria musical.

Lujuria - Foto: Gemelosbilbo
Lujuria - Foto: Gemelosbilbo

Buena elección de ciudad, por ser Bilbao un entorno que nunca ha fallado a BARON ROJO y también por salir de las clásicas, Madrid y Barcelona. Y grandes expectativas generadas desde varios días antes de la actuación. El recinto de Botica Vieja, inmenso y fastuoso, era un marco fantástico para una actuación tan especial. Muchos mirábamos al cielo durante toda la semana, una de las más lluviosas que se recuerdan en las fiestas, esperando que la llegada del Barón sirviera para ahuyentar la dichosa lluvia, algo que se produciría, aunque tal vez demasiado tarde.

Lujuria - Foto: Gemelosbilbo
Lujuria - Foto: Gemelosbilbo

Amanecía el jueves lloviendo. En algunos momentos con bastante fuerza, lo que nos llevaba a pensar que la asistencia no sería tan masiva como hubiéramos deseado. No hay duda de que la molesta lluvia afectó al número de asistentes, pero de todas formas ya desde primeras horas de la tarde el recinto de Botica Vieja iba recibiendo fans ansiosos por encontrarse con el grupo, pese a que la actuación estaba marcada a partir de las 12 de la noche.

Lujuria - Foto: Gemelosbilbo
Lujuria - Foto: Gemelosbilbo

A esa hora, con una puntualidad exquisita, iban a abrir boca LUJURIA. Pocas veces se habla del pundonor de las bandas españolas. LUJURIA son de esos grupos que han de compatibilizar la música con otras labores. Por ello llegaban a Bilbao casi con el tiempo justo de subirse al escenario. Da igual, los de Segovia son un ejemplo de profesionalidad y buen rollo. Hace pocos días hablábamos de su concierto en Mazarrón como un éxito de cachondeo, ambientazo y excelente música. En Bilbao no iba a ser menos. Con un set list en el que repasarían toda su discografía, arrancando con “Mozart y Salieri” y “Dejad que los niños se acerquen a mí”, no olvidándose de su último trabajo con “Ojos de Presa” y “Traidores y criminales contra nosotros batallan”, LUJURIA volvieron a demostrar que hay que pensar en ellos como un gran grupo, mucho más serio de lo que a veces parecen reflejar sus letras ácidas. Oscar estuvo algo más comedido en esta ocasión, pero si bien su actuación pareció ser menos gamberra, su voz se mantuvo en un buen nivel durante toda la actuación.

Lujuria - Foto: Gemelosbilbo
Lujuria - Foto: Gemelosbilbo

Cercanos al público, sin olvidar que los cientos de personas que se agolpaban en las primeras filas estaban calándose hasta los huesos, ofrecieron tres cuartos de hora de gran concierto que hizo olvidar, al menos en parte, las condiciones del tiempo. “Corazón de Heavy Metal” y “Joda a quien joda” serían los temas con los que cerraban una actuación en la que, generosos como siempre, dejaron preparada a la gente ante lo que llegaba, la esperada actuación de BARON ROJO. Un trallazo de Heavy Metal, en definitiva, que es lo que ellos representan. Puro, sin contemplaciones, y, una vez más, efectivo.

Baron Rojo - Foto: Gemelosbilbo
Baron Rojo - Foto: Gemelosbilbo

Una de la madrugada, sin parar de caer agua, aunque con visos de retirada en las nubes, con un enorme escenario, un precioso juego de luces y unos cuantos miles de fans dispuestos a participar con los Barones en algo histórico. Era un bonito momento en el que muchos de los que estaban allí echaban la vista atrás para acordarse ellos mismos de sus vivencias, sus conciertos, las anécdotas relacionadas con una música y con un grupo irrepetible. Y comenzaba el show: con un casi premonitorio “Al final, perderán” para dejar claro que no iba a ser tan sólo un concierto de grandes éxitos, los cuatro Barones convertían la multitud en un mar de brazos saludándoles. Y para corresponder a la pasión del público, la respuesta venía con “Barón Rojo”, uno de esos himnos que nadie puede dejar de cantar a voz en grito por todo lo que supone.

Baron Rojo - Foto: Gemelosbilbo
Baron Rojo - Foto: Gemelosbilbo

No vamos a hablar nuevamente sobre si la voz de Carlos está de una forma o de otra. Todos sabemos cómo canta Carlos de Castro. Son ya muchos años de polémica y en esta ocasión se trataba de disfrutar con “Desertores del Rock”, “Larga vida al Rock & Roll” o “Incomunicación”. Más allá de discusiones, Carlos cumplió, Armando volvió locos a todo el mundo con su forma de tocar, Angel Arias demostró de nuevo ser un bajista tan serio como eficaz y un gran José Martos hizo las delicias de todos, hasta de los que habían llegado desde Italia únicamente para asistir al evento.

Baron Rojo - Foto: Gemelosbilbo
Baron Rojo - Foto: Gemelosbilbo

“Caballo Desbocado” y “El hombre de las cavernas” fueron mejor aceptadas de lo esperado, lo cual nos lleva a ver una vez más que BARON ROJO es una banda viva y que creen en lo que hacen, y nuevamente con “Satánico Plan” la locura parecía llegar a un público que olvidaba el agua, la lluvia y simplemente se dedicaba a disfrutar.

Impecables en sonido y con una bonita iluminación. Es una banda que está más allá de imágenes y de poses, tocan y la gente lo pasa bien, diversión en estado puro, y nostalgia, sí, aunque bien entendida. “Hermano del Rock & Roll”, “El barón vuela sobre Inglaterra”, “Concierto para ellos”… ¿Qué más se puede pedir cuando suenan estos temas? Insisto que más allá de discusiones sobre la voz, Carlos demostró en esta ocasión estar en mejor estado de forma y las versiones estuvieron a un grandísimo nivel. “Cueste lo que cueste”, “Bajo Tierra”, “También por ti” cerraban el recorrido por temas menos conocidos para, grandes profesionales, dejar la traca final al estilo de los fuegos artificiales que en esos días se tiraban todas las noches en Bilbao: “Con botas sucias”, “Los rockeros van al infierno”, “Hijos de Caín”, “Resistiré” y el broche final con “Siempre estás allí”, disparando el vello hacia el cielo y haciendo que más de uno se emocionara como nunca.

Baron Rojo - Foto: Gemelosbilbo
Baron Rojo - Foto: Gemelosbilbo

Al tener una pantalla gigante en la que se podía seguir el concierto, ya pudimos intuir como quedará la grabación y desde luego nos hace desear que esté disponible cuanto antes. Tomados desde multitud de ángulos, con imágenes de un público entregado y participativo, una fiesta del Rock grabada y para la posteridad.

Baron Rojo - Foto: Gemelosbilbo
Baron Rojo - Foto: Gemelosbilbo

Al acabar el concierto, tras casi dos horas media de saltar y cantar, roncos ya, alguien comentaba, “¿25 años? Pues parece que fue ayer”. Y sin duda lo fue, aunque por lo que vimos, ese ayer tiene un mañana esperanzador, sin duda.

Texto: Fernando Checa

Fotos: Gemelosbilbo

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre
ellas.






Imprimir Imprimir

Enviar a un amigo

Para

De

Mensaje

Deja un comentario

Los comentarios que incluyan insultos o faltas de respeto no serán admitidos por la Dirección de RafaBasa.com.

Tienes que registrarte para comentar.